Los móviles del profesor de la Escuela taurina de Murcia acusado de pederastia serán estudiados

El acusado J.M.O. siendo detenido por la Policía nacional

EFE

0

El juzgado de instrucción de Murcia ha autorizado a la Policía a estudiar el contenido de los cuatro teléfonos móviles que fueron incautados al profesor de la Escuela de Tauromaquia de la Región que permanece en prisión como presunto autor de varios delitos de abusos sexuales de los que habrían sido víctimas una decena de alumnos de la misma.

Fuentes cercanas al caso informan a Efe que en la resolución judicial en la que se acuerda esa medida se indica que se considera "idónea, necesaria y proporcionada" porque al menos dos de las menores víctimas de los presuntos abusos han declarado a la Policía que el presunto autor de los hechos, J.M.O., les tomó fotografías de índole sexual con el móvil.

Recalca que otras víctimas, también menores de edad, han asegurado que, estando a mitad de un entrenamiento, el acusado les mostró un vídeo de contenido sexual desde su teléfono móvil.

El juzgado, en la resolución en la que atiende la petición hecha por la Policía, añaden las fuentes, dice que se trata de investigar y constatar adecuadamente la ejecución de unas presuntas conductas delictivas que tanto en el plano de la respuesta penal como en el de la trascendencia social “son de gravedad”.

La magistrada que dirige las investigaciones ha dado un día de plazo a J.M.O. para que facilite el pin de los cuatro teléfonos móviles, uno de los cuales se le intervino en el momento de su detención, junto a la plaza de toros de Murcia, y los otros tres, en su domicilio, en el transcurso del registro que se llevó a cabo en el mismo.

Igualmente, indica que caso de que no se consiga que de forma voluntaria facilite esos datos, la Policía trate de llevar a cabo el volcado de los terminales con la utilización de los recursos técnicos que sean necesarios.

Las fuentes han añadido que en el auto en el que se concede la autorización se indica a los agentes de Policía que si durante el rastreo de los mismos aparecen hechos delictivos distintos a los que han dado origen a la adopción de esta medida deberán dar cuenta inmediata al juzgado para acordar lo que proceda.

El presunto autor de los abusos, que colaboraba con el director de la Escuela, el torero Pepín Liria, en las clases prácticas, fue detenido el pasado ocho de septiembre tras la denuncia anónima presentada en la Jefatura Superior de Policía, en la que se alertaba de la presunta comisión de abusos sexuales sobre los alumnos y alumnas del centro, uno de ellos, de solo once años de edad.

Puesto a disposición judicial tres días más tarde, el juzgado de guardia decretaba, a petición de la fiscalía, su ingreso en prisión, lo que se produjo después de que se negara a contestar a las preguntas del juez y del representante del ministerio público y respondiera solo a las de su letrado defensor para negar los hechos y no querer hablar sobre los mismos.

La Junta Directiva de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia anunciaba este jueves su decisión de personarse como acusación particular en las actuaciones en defensa del buen nombre de la misma y de los alumnos perjudicados.

Finalmente, lamentaba que estos supuestos hechos delictivos no hubieran sido denunciados con anterioridad a ningún miembro de la misma ni, tampoco, al director de la Escuela ni a la Policía, ya que, de lo contrario, habrían adoptado medidas “enérgicas” para erradicarlos.

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2020 - 13:10 h

Descubre nuestras apps

stats