Navarra prohíbe las reuniones de personas no convivientes y mantiene el toque de queda a las 23 horas

Transeúntes caminan por una calle de Pamplona, Navarra

El Gobierno de Navarra ha aprovechado el decreto del estado de alarma aprobado este domingo por el Consejo de Ministros para anunciar nuevas restricciones que se suman a las ya aplicadas la semana pasada. El Ejecutivo de María Chivite prohíbe todas las reuniones sociales en el ámbito privado de personas que no sean convivientes y adelanta el toque de queda a las 23 horas. Así, estará prohibida la movilidad entre las 23:00 y las 6:00, salvo por causas de fuerza mayor, como laborales o compra de medicamentos. La previsión del Gobierno foral es que esta, junto con el resto de medidas anunciadas la semana pasada, estén vigentes hasta el 4 de noviembre, aunque si es necesario se prolongarán durante más tiempo.

Navarra registra 500 nuevos contagios y ya tiene el 40% de las camas UCI ocupadas por pacientes con COVID-19

Navarra registra 500 nuevos contagios y ya tiene el 40% de las camas UCI ocupadas por pacientes con COVID-19

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha explicado que se restringen todos los encuentros sociales en el ámbito privado de personas que no sean convivientes, entendiendo por convivientes "aquellas que vivan bajo el mismo techo, incluyendo las personas cuidadoras y de ayuda". Quedan exentas de esta limitación las personas que vivan solas y dependientes, los menores de edad cuyos progenitores vivan en domicilios diferentes y las personas con vinculación matrimonial y parejas de hecho que vivan en domicilios distintos.

El Gobierno foral ya había barajado la posibilidad de incluir estas dos restricciones en la orden foral que entró en vigor la semana pasada, pero finalmente se descartaron por tratarse de cuestiones que trascienden las competencias forales, con lo que existía un riego elevado de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) no las avalara. Por ello finalmente se optó por dejarlo en recomendación. Ahora, con la garantía jurídica que otorga el estado de alarma, el Ejecutivo navarro las ha aplica con carácter obligatorio con el objetivo de reducir la curva de contagios, situada en niveles máximos con más de 1.000 casos por 100.000 habitantes, siendo la comunidad con mayor incidencia acumulada en 14 días. Más de la mitad de los contagios que se producen en Navarra se registran en el ámbito social, y por ello todas las medidas que el Gobierno de Chivite ha ido aplicando en las últimas semanas han ido dirigidas a reducir al mínimo los encuentros de este tipo.

Estas nuevas restricciones se unen a las ya vigentes y que han sido avaladas por el TSJN como el confinamiento perimetral de toda Navarra, el cierre de los bares y restaurantes, el cierre de los comercios y espacios comerciales a las 21 horas y la reducción de aforos en espectáculos culturales y transporte comarcal, entre otras. Puedes consultar en esta guía todo lo que se puede hacer y no en Navarra tras el cierre perimetral. La intención del Gobierno de María Chivite es que estas medidas estén en vigor hasta el 4 de noviembre, aunque cabe la posibilidad de que se prorroguen durante más tiempo. Fuentes del Ejecutivo foral señalan a elDiario.es que por el momento se descartan medidas más drásticas como el confinamiento domiciliario de la población.

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2020 - 18:13 h

Descubre nuestras apps

stats