Uxue Barkos asegura que la discrepancia en Educación es "puntual" y refleja "la fortaleza de un tripartito que tiene espacio para la discrepancia"

Barkos dice que tráfico es "incuestionable" para Navarra y pide a UPN que "deje de tensionar" la Comunidad foral

La portavoz de Geroa Bai en el Parlamento de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que el reto económico que afronta la Comunidad foral ante la crisis provocada por el Covid-19 es "urgente e importante" y ha pedido al Gobierno de Navarra que lo aborde desde cinco ámbitos.

En concreto, Barkos quiere que el Ejecutivo negocie con el Estado un incremento de la capacidad de endeudamiento, que afronte también la negociación del Convenio Económico, que revise la política de deducciones del Impuesto de Sociedades, que trabaje para obtener fondos europeos y que respalde a los ayuntamientos que no estén dispuestos a prestar sus remanentes al Gobierno central.

En una rueda de prensa que ha ofrecido con motivo del inicio del curso político, Barkos ha insistido en la importancia de que Navarra tenga la capacidad de emitir la deuda suficiente para "hacer frente a los gastos necesarios" ante la crisis del Covid-19.

Ha recordado que a final de julio se pactó entre Navarra y el Estado una capacidad de endeudamiento del 2,3 por ciento, mientras que a la Comunidad Autónoma Vasca se le ha reconocido un 2,6% y además la AIReF considera que Navarra podría tener una capacidad cercana al 4%. Por ello, Barkos ha planteado que el Gobierno de Navarra encare de manera "firme" una nueva negociación para obtener un reconocimiento del 4%, independientemente de que se materialice esa emisión de deuda o no.

En cuanto a la política fiscal, la portavoz de Geroa Bai ha señalado que "la fórmula de los recortes no va a equilibrar nuestras cuentas y tampoco lo van a hacer las políticas fiscales al uso de presión fiscal". "Con un mercado laboral y un tejido empresarial severamente castigados, tenemos que buscar otra manera de optimizar las políticas fiscales", ha planteado.

Así, ha propuesto "revisar con enorme rigor toda la política de deducciones en el ámbito del Impuesto de Sociedades", deseando que pueda acometerse una reforma en los meses de noviembre y diciembre para "llegar a buen puerto para el 1 de enero de 2021, año en el que la capacidad de deuda se va a mermar".

También se ha referido Uxue Barkos a la importancia de que Navarra pueda acceder a los fondos europeos de reconstrucción. Para ello, ha pedido al Gobierno de Navarra que "se adelante" en la presentación de proyectos que sean susceptibles de recibir ayudas y que acuda a defenderlos a los ámbitos en los que tiene capacidad de interlocución, como el Comité de las Regiones, la Eurorregión o el contacto directo con los comisarios europeos. No obstante, ha reconocido que es el Gobierno central el que habrá de "gestionar la presentación y defensa de estos proyectos".

Barkos ha considerado que el Gobierno de Navarra debe afrontar también la negociación del Convenio Económico, abordando especialmente la aportación de Navarra por la deuda del Estado. "Navarra puede encontrarse en una situación comprometida si no nos sentamos a revisar esta situación", ha dicho, por lo que ha pedido que la Comisión Negociadora del Convenio Económico analice este tema "más pronto que tarde".

Finalmente, la portavoz de Geroa Bai ha pedido al Gobierno de Navarra que "se comprometa con los ayuntamientos navarros que ya han expresado su disconformidad con prestar sus remanentes al Gobierno central" y ha reclamado que el Ejecutivo foral "les acompañe en el ejercicio de su autonomía municipal".

Discrepancia "puntual" en Educación

Al término de la rueda de prensa, a preguntas de los periodistas, Barkos también ha abordado las discrepancias entre PSN y Geroa Bai sobre el pacto de la enseñanza concertada, una discrepancia que se tradujo la semana pasada en la aprobación de una enmienda pactada entre Navarra Suma y Geroa Bai para reducir la jornada laboral de los profesores mayores de 57 años tanto en la red concertada como en la pública.

Barkos ha afirmado que se trata más de "una discrepancia puntual en torno a una cuestión muy concreta, no en el fondo sino el ámbito temporal y en la gestión política que se ha ido haciendo". "Es una discrepancia en torno a una actuación que entendemos unilateral. Hemos querido trabajar en el seno del Gobierno y no ha podido ser, y lo hemos traído al Parlamento porque el asunto es de envergadura y de importancia", ha dicho.

La portavoz de Geroa Bai ha señalado que el coste económico de la medida es de 13 millones de euros "a lo largo de la legislatura" y que para este año 2020 sería de aproximadamente un millón de euros, cifra "perfectamente previsible".

En todo caso, Barkos ha insistido en que "no hay unas discrepancias que no sean las propias de un Gobierno de coalición, pero no es la primera, no digo que vaya ser la última, y eso habla de la salud y fortaleza de un tripartito que tiene espacio para expresar la discrepancia sin que la sangre, políticamente hablando, llegue al río". "Son situaciones que no hablan por sí mismas de ninguna manera de crisis en el seno del Gobierno", ha asegurado.

Barkos ha precisado que no ha tenido ocasión de hablar con la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, después de la aprobación de la enmienda y ha explicado que, previsiblemente, con el inicio de curso, se producirá un encuentro entre los socios de Gobierno.

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2020 - 11:58 h

Descubre nuestras apps

stats