eldiario.es

9

El programa de préstamo solidario de libros de texto, en peligro

El Gobierno vasco propone a los centros públicos de enseñanza ir eliminando de forma paulatina en los próximos cinco años el programa de gestión solidaria de libros de texto, vigente desde el 2007, para sustituirlo por un sistema de becas.

Los directores de los centros desconocen si continuará el préstamo de materiales para el primer ciclo de primaria de cara al curso 2015-2016, hasta que el Ejecutivo les traslade una decisión firme la próxima semana.

Ni familias ni personal educativo se muestran partidarios de volver a la fórmula de las becas,  porque la resolución definitiva de las solicitudes, cursadas en septiembre, no llegan hasta cuatro o cinco meses después y las familias deben adelantar el dinero.

El 77 por ciento de padres han tenido más gastos en libros de texto que el curso pasado

Las librerías exhiben ya los libros de texto del curso 2015-2016 en sus estanterias y escaparates.

El Gobierno vasco se plantea ir eliminando de forma paulatina en los próximos cinco años el programa de gestión solidaria de libros de texto, vigente desde el 2007, un sistema de préstamo extendido en la red educativa vasca mediante el cual los libros depositados en el centro los van heredando los escolares y se fomenta la solidaridad entre el alumnado. Las familias evitan tener que comprar cada año ejemplares nuevos con el ahorro que supone. Solo han de aportar una cantidad mínima para contribuir al funcionamiento del programa ya que el grueso de la financiación corre a cargo del Ejecutivo autonómico. El material reutilizado se renueva cada cuatro años -en algunos cada seis-. Tras siete años de recorrido el departamento de Educación ha trasladado a los centros la propuesta de sustituir este método por un sistema de becas. Aunque es un extremo que no ha sido confirmado de manera oficial por el departamento a eldiarionorte.es sí se lo han trasladado a los directores de los centros públicos en las diferentes reuniones que viene manteniendo sobre este asunto hasta la fecha.

De hecho, a día de hoy, está pendiente la decisión sobre la continuidad del programa de gestión solidaria de materiales curriculares para el primer ciclo de primaria de cara al curso 2015-2016. A priori, el sistema para el resto de los tramos de los ciclos beneficiados se mantiene al menos un año más, es decir, en segundo y tercer ciclo de primaria y primeros y segundos cursos de Educación Secundaria Obligatoria. Será la próxima semana, el día 15, cuando el departamento comunique una decisión firme sobre el primer ciclo de Primaria a los directores de los centros educativos.

El casi 100% de las familias recurre al préstamo solidario

Esta falta de concreción a estas alturas, a dos semanas escasas de la finalización del curso, incomoda mucho a directores, coordinadores y personal a cargo del programa. "Estamos asfixiados. Estas decisiones no se pueden tomarla a mitad de junio. Debe hacerse antes porque nuestra capacidad de maniobra si hay cambios, es muy limitada a estas altura de curso, cuando en menos de dos semanas los alumnos abandonan las aulas", han explicado a eldiarionorte.es responsables de Sarean elkartea, la asociación de centros públicos de infantil y primaria.

A las reuniones que mantienen con Educación acuden también representantes de EHIGE- la Federación de Padres y Madres de la Escuala Pública Vasca- y Bihe, el colectivo de los directivos de centros de secundaria. Ninguno de ellos se ha mostrado favorable a la propuesta del departamento de Educación de suprimir de forma progresiva el programa de gestión solidaria de libros de texto para volver a la fórmula de las becas, una fórmula que funciona en la escuela concertada. El planteamiento trasladado al cuerpo docente pasa por la eliminación de forma paulatina en los próximos cinco o seis años del programa y sustituirlo por ayudas a familias a través de becas. Con esta fórmula se elimina el carácter universal del servicio. Se restringe el acceso de las familias que ahora es prácticamente generalizado, ya que las becas se deciden en función de criterios económicos. "El sistema está completamente implantando y aunque reconocemos que para los centros es una carga supone un importante ahorro económico para las familias. Prácticamente el 100% de ellas se beneficia del servicio. Son contadas las familias que rechazan esta metodología".

Con las becas se elimina el carácter de ayuda universal

Además de que se elimina ese carácter universal de la ayuda, las becas conllevan una dificultad añadida, según detallan desde SAREAN. "La resolución de las becas es muy tardía. Se presentan las solicitudes en septiembre y las familias no reciben nada hasta primeros del año siguiente. Corremos el riesgo de que muchos alumnos que no pueden permitírselo acudan a clase sin alguno de los libros de texto o sin varios. En el actual contexto de crisis nos parece una proposición poco acertada".

De momento es una propuesta aunque en otros foros consultados están convencidos que de la intención del Gobierno de Urkullu, "al que nunca le ha gustado esta formula" es hacerla desparecer. Desde el sindicato mayoritario de enseñanza Steilas se muestran reticentes a la posible medida. "Se entendía que desde este modelo se caminaba hacia la gratuidad total, pero ya vemos que no es así. Tiene los días contados. El programa tiene sus puntos a mejorar, condiciona la pedagogía de muchos centros, les uspone un trabajo añadido porque hay ciertos materiales que no pueden volver a utilizarse y han de fotocopiar. Tiene su pegas pero en vez de mejorarlo, se lo quieren cargar. Desde Steilas apostamos por la gratuidad total", ha declarado Aitor Idigoras. Desde Sarean añaden que el espíritu y la filosofía implícito en este tipo de préstamo de libros se pierde si se pasan al sistema de ayudas por becas.

"Desvío de dinero de la red pública a la red concertada"

Desde EHIGE, la Confederación de Madres y Padres de la Escuela Pública Vasca, tampoco son partidarios de los cambios. "Hasta que no haya una alternativa real, no queremos que se implanten esos cambios. Queremos continuar con el sistema vigente. Con las ayudas a través de becas se pretende desviar parte del dinero que ahora se destina a la Escuela Pública hacia la concertada y por supuesto, estamos en contra", ha declarado Lurdes Ímaz.

Está en el aire, hasta nueva orden, el futuro del programa en el primer ciclo de Primaria de cara al curso 2015-2016, un ciclo en el que los materiales no eran reutilizados. Se renovaban cada año.  "En esta etapa se usa mucho material "activo", libros con fichas o con ejercicios incorporados que los alumnos deben rellenar. Por ello entre esos escolares sustituían los libros anualmente ya que su reutilización resultaba inviable". Y está por saber si será el primer paso del proceso de desaparición paulatina del sistema de gestión solidaria de libros de texto. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha