eldiario.es

Menú

Constituida la comisión de las Juntas Generales de Gipuzkoa sobre personas refugiadas en el territorio histórico

Las Juntas Generales de Gipuzkoa han puesto en marcha este lunes una ponencia para conocer la situación de las personas refugiadas que recalan en Gipuzkoa, huyendo de conflictos bélicos y para definir también sus necesidades y los recursos que se les deben ofrecer.

- PUBLICIDAD -

En un comunicado, la presidenta de la ponencia, la socialista Susana García Chueca, ha indicado que la creación de la misma se decidió por unanimidad en la Comisión de Convivencia y Derechos Humanos de las Juntas.

García Chueca ha señalado que "no puede mantenerse al margen del drama humanitario que miles y miles de personas están sufriendo". "No podemos ser ajenos a la situación desesperada de miles de personas y familias con criaturas que están llegando al continente europeo", ha sostenido.

Además, ha indicado que la Diputación foral de Gipuzkoa y concretamente el departamento foral de Cultura, Turismo y Cooperación ha sido "de las primeras instituciones en ponerse a disposición de administraciones europeas y españolas para acoger a personas que sufren guerra y persecución en sus países y se ven por ello obligadas a abandonarlo todo y a emprender un camino incierto hacia un pretendido futuro mejor".

"Pero no sólo el Gobierno foral, sino los guipuzcoanos demostraron su solidaridad desde el principio y ante las llegadas masivas de refugiados, principalmente, aunque no únicamente, sirios el pasado verano, se pusieron a disposición de las instituciones para acoger o ayudar en lo que fuera a estas personas", ha señalado.

La juntera socialista ha explicado que con esta ponencia las Juntas pretenden estar informadas y ser conocedoras "de primera mano" de lo que significa acoger a personas refugiadas, ya que "las necesidades van a ser muchas y muy diferentes según los casos".

La ponencia tendrá un periodo de vigencia de seis meses y contará con la comparecencia pública de 32 organizaciones como Cruz Roja, Cear Euskadi, Acnur, SOS Racismo, Emaus, Eudel, así como ayuntamientos como el de Irun, la Diputación de Gipuzkoa, la subdelegación del Gobierno central en Euskadi y la Consejería de Interior del Gobierno vasco.

"Serán seis meses de comparecencias y de aprendizaje hasta llegar al final en el que se presentarán unas conclusiones sobre cómo abordar la situación que se harán llegar a las instituciones concernidas, siempre con el ánimo de colaborar", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha