Elecciones en la casa de apuestas

Vecinos instan al Ayuntamiento a aplicar una moratoria en la apertura de nuevas casas de apuestas

Para celebrar el Día Internacional sin Juegos de Azar, este martes me fui a desayunar a la casa de apuestas que hay junto al colegio de mis hijas. Es el sitio con los desayunos más baratos del barrio, y hasta te invitan a café. Como era la hora del recreo, había unos cuantos chavales del instituto de enfrente, que se apuestan los pocos euros que les dan en casa para que tomen algo, ayudados por un repetidor mayor de edad. Aparte de los estudiantes, me encontré a los de siempre: unos cuantos ludópatas sin diagnosticar, varios vecinos que vienen ya de fábrica con la vida arruinada, otros que no tardarán en arruinar a sus familias, gente rota para la que el juego es solo la última de sus adicciones, gente como usted y como yo que no está rota pero que cualquier día se empieza a agrietar, parados en busca de un golpe de suerte que no llegará, inmigrantes sin mucho que perder, y jóvenes sin estudios que de no ser por el salón de juegos estarían en el parque echando a perder sus vidas.

En los televisores que cubren las paredes podíamos ver a esa hora: un partido de críquet, una carrera de camiones, fútbol de la segunda división argentina (la victoria visitante se pagaba bastante bien), un anuncio de juego online protagonizado por un famoso presentador, un torneo de tenis de mesa, la tertulia de Ferreras con los datos del último CIS, un canal autonómico que ponía en bucle imágenes de disturbios en Cataluña, y el 24 Horas que informaba sobre el inminente arranque de campaña con un mitin de Pedro Sánchez, unas declaraciones de Pablo Iglesias, una entrevista simpática a Santiago Abascal, la última tontada de Albert Rivera…

"¿150 escaños al PSOE?", preguntó uno de los jugadores matutinos. "El Tezanos ese rellena la encuesta como quien hace la quiniela. Si no, no se entiende. Y hacer un sondeo antes de la sentencia catalana y lo de Franco…"

"Qué va", le contestó otro, "es una encuesta a favor de los suyos. Las encuestas ya no se hacen para vaticinar nada, sino para persuadir. Es como si te dicen que cierto número tiene más posibilidades de tocar, no lo dejas pasar".

"A todos nos gusta apostar a caballo ganador, y con tanto indeciso y tanta incertidumbre habrá quien vote al PSOE solo por estar del lado de los ganadores en la noche electoral. Para una cosa en la que puedes ganar en esta vida…"

"Para apuesta, la que hizo Pedro Sánchez repitiendo las elecciones, que él siempre ha sido jugador temerario. Volver a las urnas ha resultado ser una ruleta, sí, pero ruleta rusa. La bala catalana le puede acabar volando la cabeza. El tema nacional y el orden público son gasolina para las derechas”.

"¿Y qué me decís de Iglesias? Jugó de farol en la negociación con el PSOE, y acabó saliendo de la timba en pelota. Los buenos jugadores son los que saben cuándo retirarse de la mesa, y a este no le valían los cuatro ministerios. A ver cómo escapa el día 10".

"Bueno, peor lo tiene su ex compañero, Errejón. Creyó que llevaba buenas cartas y se la jugó, y ahora más le valdría retirarse discretamente".

"¿A qué está jugando Rivera, alguien lo entiende? Parece un mono borracho en el casino. Y su estrategia de poner todas las fichas en el extremo derecho del tablero solo va a conseguir que se las lleven los jugadores que ya están ahí sentados".

"Las elecciones sí que van a ser una lotería. ¿A quién vais a votar? Yo al que de verdad acabe con las casas de apuestas, que están esquilmando nuestros barrios".

"Oye, ¿hacemos una porra con los resultados de las elecciones?"

"Quita, quita, que a mí no me gusta tirar el dinero".

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2019 - 21:23 h

Descubre nuestras apps

stats