La portada de mañana
Acceder
La izquierda confía en el debate y en el CIS para pelear la campaña: "Hay partido"
Ni menor ni inmigrante: la foto del cartel de Vox se hizo a un joven en Bangladesh
Opinión - La izquierda se despereza, por Esther Palomera

¿Es usted "populista"? Tenga cuidado

Angela Merkel y Mariano Rajoy. / Efe

Aquí todos estamos al servicio del sistema financiero alemán, las personas paradas y abandonadas, las que tienen trabajo y también las que gobiernan y se forran y por ello Rajoy puso a la policía a trabajar contra quienes protestaban por las políticas de la troika.

Las protestas contra los recortes y la visita de Merkel se saldan con varios heridos en cargas policiales en Santiago

Las protestas contra los recortes y la visita de Merkel se saldan con varios heridos en cargas policiales en Santiago

El BNG convocó protestas en Santiago, y Rajoy les mandó palos. Y es que si algo le revienta a Rajoy es la libertad de expresión, "hasta ahí podíamos llegar". De manera que Angela Merkel se pudo pasear por un territorio conquistado y sin insurrectos visibles, pacificado. Santiago nació como un designio estratégico del Sacro Imperio, del reino franco, y ahora nuevamente Galicia y España toda es una provincia germana. Pero Merkel no es un demonio, es simplemente una gestora de intereses.

La prensa cortesana destaca algunos aspectos de su visita, que si apoyó a Rajoy frente a la demanda catalana. Parece que es más veraz decir que opinó que la postura de Rajoy le parecía razonable, no que fuese la única posible ni que fuese a apoyar una cosa o la otra. De hecho, aunque los actuales gobernantes sean tan arrastrados y patéticos que busquen bendiciones de gobernantes de otros países para asuntos de soberanía interna, Merkel no se puede ni se va a pronunciar ni sobre el proceso político catalán ni sobre el escocés. Y la Unión Europea tendrá que evaluar en su momento cómo actuar ante procesos políticos democráticos a los que, lógicamente, les va a pedir cobertura jurídica pero lo que no podrá aceptar es que se utilice la fuerza contra la población y las instituciones democráticas existentes.

No es imposible que se les pase por la cabeza, pero ni Merkel ni nadie podrá apoyar una ocupación militar de Catalunya, pongo por caso. Eso tampoco. De los Pirineos para arriba se espera que gobernantes elegidos en las urnas gestionen democráticamente los asuntos públicos.

Pero lo que quedó claro de la visita es que Rajoy se ofrece como chico para todo de la política de la troika, eso es lo decisivo. Los comentaristas en los medios desde entonces hacen los estudios filológicos pertinentes de la deuda que va como nunca, el crecimiento que ya se empieza a divisar porque ya salimos de la crisis y yendo otro poquito más allá, "¡somos el motor de Europa! ¡Estamos arrastrando a la Merkel!" Otra vez hay que preguntarse qué es eso que llamamos "la realidad" y otra vez debemos preguntarnos "¿estamos locos o son ellos los que están locos? ¿O será que son unos canallas mentirosos?" En fin, obviemos las contestaciones.

La economía española y las vidas y haciendas de los súbditos de este reino están sometidas a una violencia que hace seis o siete años nos parecería increíble. El Gobierno anterior realizó políticas de recorte porque dijo que se veía obligado, pero este Gobierno, Rajoy fue muy claro, las realiza porque dice que son las adecuadas. Las hace por gusto, de ahí el entusiasmo en la destrucción social. Los miembros de ese partido, los medios de comunicación y los comentaristas que celebran los "éxitos" económicos de este Gobierno celebran el diktat de la troika. A los que se excluyen de celebrar esas crueldades les llaman "populistas". Y a los populistas este Gobierno les envía la policía.

¿Es usted "populista"? Tenga cuidado, el Gobierno lo vigila, los medios de comunicación lo acusan y pronto estará fuera de la ley.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2014 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats