Calvo dice que lo importante de los presupuestos son los contenidos ante la presión de Iglesias para pactarlos con los socios de la investidura

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en el Congreso.

Primero los contenidos y después los aliados. Esa es, en resumen, la respuesta que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha dado a la presión de su compañero de coalición Pablo Iglesias para que las cuentas públicas se pacten con los aliados de la investidura mientras la parte socialista del Ejecutivo mantiene la puerta abierta a sacarlos adelante con la participación de Ciudadanos. En una semana en la que se han multiplicado los contactos con el resto de formaciones y de que el vicepresidente segundo contraprogramara a Calvo en su ronda con algunos grupos parlamentarios, la dirigente socialista ha lamentado que "hay demasiada gente moviéndose en las superficies". "Algunos andan en el debate previo de las cosas y por eso le digo primero presupuestos, segundo los contenidos", ha dicho Calvo en una entrevista en La Hora de TVE en la que no ha citado, no obstante, expresamente a Iglesias.

"Esta situación que es excepcional nos obliga a ordenar la jerarquía de lo que es importante. Es importante tener presupuestos. Es importante el contenido", ha expresado la vicepresidenta, que ha situado en tercer puesto del orden de prioridades "con quién" se pactan esas cuentas públicas. "Hay demasiada gente moviéndose en las superficies y aquí lo importante es cuando la ministra dé el paso de colocar el borrador en lo alto y después se tenga que pronunciar todo el mundo en relación a cuáles son las prioridades sociales de unos presupuestos que queremos que sean para este país al margen incluso de las definiciones ideológicas".

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, han comenzado ya la negociación interna de los presupuestos, el proyecto clave para la supervivencia de la coalición. La principal desavenencia por ahora es la política de alianzas para sacarlos adelante. Pedro Sánchez mantiene la mano tendida a todas las formaciones y, específicamente a Ciudadanos, que ha dado un giro al abrirse a negociar y apoyar las cuentas públicas. Por un lado, el presidente quiere intentar los máximos apoyos posibles y, por otro, en la retina de los socialistas está el fracaso en la negociación de los presupuestos anteriores, cuando la decisión de ERC de presentar una enmienda a la totalidad sentenció el primer mandato de Sánchez.

Calvo reivindica el peso del PSOE a la hora de tomar decisiones

En medio de esa discrepancia, Iglesias ha redoblado la presión con una ronda con los grupos políticos que apoyaron la investidura y que comenzó este miércoles con sendos encuentros con los portavoces de ERC y Bildu. Ambas formaciones han dejado clara su voluntad de negociar las cuentas públicas y de que estas deberían ser un proyecto avalado por las fuerzas que hicieron posible la investidura de Sánchez en la línea de lo que defienden desde Unidas Podemos. Aunque desde la parte socialista del Gobierno han evitado polemizar con esas reuniones del vicepresidente segundo, Calvo ha distinguido la ronda que ella está llevaron a cabo como ministra de Relaciones con las Cortes para abordar el calendario legislativo y, entre otros asuntos, el proyecto presupuestario, y ha enfatizado que es la ministra de Hacienda la que tiene que negociar con los grupos la letra pequeña. La vicepresidenta primera se ha reunido ya con el PP, ERC, Grupo Plural y lo hará este jueves con Ciudadanos. Solo excluirá a Vox.

Ante los vetos cruzados que expresan el resto de formaciones, Calvo también ha querido enviar un mensaje poniendo en valor los 120 escaños que tiene el PSOE respecto al resto de grupos. "Hay algo que me produce una cierta sorpresa. Las urnas nos han dado las proporciones, eso es literalmente sagrado, qué peso tiene cada quien. Eso hay que respetarlo y mucho: eso es lo que han dicho los ciudadanos que esto pese tanto y esto pese tanto, y observo en una parte del debate político diera igual casi todo es que no importa eso, que importa más quién tiene más peso mediático, con el ruido, y quién está sosteniendo un peso importante de millones de votos tras de sí -ha afirmado-. Y esa es la verdadera democracia y eso tiene que pesar también mucho en lo que tengamos que hacer no solo desde el punto de vista de las cuentas públicas sino desde el punto de vista de las decisiones que tengamos que tomar".

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 11:19 h

Descubre nuestras apps