España se planta ante Europa por Gibraltar: "Un acuerdo sin los 27 no es un acuerdo político"

Sánchez inicia agenda en Cuba con ofrenda floral antes de la cumbre bilateral

Desde Cuba y contra reloj. El Gobierno de Pedro Sánchez negocia a "todos los niveles" para convencer a sus socios europeos de que no habrá un acuerdo político sobre el Brexit sin que Bruselas respalde las posturas de España en su contencioso con Reino Unido por la soberanía de Gibraltar.

"El presidente ha puesto un tuit y está muy claro que estamos donde estamos". En estos términos se pronunciaba un portavoz del equipo de Sánchez, a pocos minutos de aterrizar en La Habana para una visita exprés de 24 horas. En ese mensaje, el jefe del ejecutivo confirmaba que las posturas entre Londres y Madrid "permanecen lejanas".

Al Gobierno español le queda poco tiempo para el acercamiento. Para el domingo está previsto que el Consejo Europeo cierre un acuerdo político sobre el Brexit en el que, por el momento de Gibraltar no se dice ni una sola palabra.

Las declaraciones de Theresa May, forzando el conflicto, han cogido a Sánchez volando hacia Cuba y han obligado a su equipo a suspender la siguiente cita de su gira internacional prevista inicialmente para este lunes en Islandia.

Mientras Moncloa mantiene su disposición a frenar el acuerdo, nada indica que Sánchez tenga por el momento esa posibilidad en la mano. A la pregunta de si la sola oposición de España podría frenar un acuerdo de los jefes de Estado europeos sobre el Brexit, los portavoces de Moncloa se limitan a decir: "No la convocamos nosotros".

El texto del acuerdo político previsto para el domingo es la antesala del pacto que marcará las normas de salida para que Reino Unido abandone la Unión Europeo. Hasta el momento había quedado claro que España tendría derecho a marcar la relación entre Londres y Bruselas sobre Gibraltar pero en el borrador de acuerdo político, enviado a los 27, no se dice nada al respecto.

La preocupación se ha instalado en el Gobierno, ante las dificultades con las que se presenta la negociación, el poco margen para llevarla a cabo y la lejanía de Sánchez y sus principales colaboradores con el centro de la discusión de ámbito europeo. Según Moncloa se han activado todos los niveles de negociación: "Se está hablando a nivel de ministros, están hablando los sherpas (en referencia a los segundos niveles)...". En la madrugada de este viernes el ejecutivo no daba por perdido el amparo de Europa antes sus reivindicaciones frente a Theresa May. Si todo sale mal, Sánchez y su equipo se reservan el derecho a intentar vetar el acuerdo político y convertirse en la piedra política al Brexit que Londres y Bruselas intentan cerrar. Antes de que eso suceda, el presidente del Gobierno tiene previsto volver a hacer una llamada con Theresa May al otro lado de la línea telefónica.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2018 - 07:18 h

Descubre nuestras apps

stats