La portada de mañana
Acceder
Castilla y León da un mes de plazo para pedir el ingreso mínimo vital
"El sacerdote del Opus que abusó de mí lleva 30 años haciéndolo por toda España"
OPINIÓN | ¿Es que los MIR no tienen bastante con nuestros aplausos?, por Isaac Rosa

El Gobierno pretende presentar los presupuestos aunque haya elecciones catalanas y ya no prioriza a ERC

La portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

"Este país necesita una cuentas públicas y las necesita ya". La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pretende presentar los Presupuestos Generales del Estado para 2021 "en tiempo y forma", es decir, a finales de septiembre, independientemente de que haya elecciones en Catalunya. Además, la portavoz del Gobierno ha dejado de señalar a ERC como uno de los socios prioritarios para esa negociación a la que emplaza a todas las formaciones políticas después de que el camino se haya allanado con Ciudadanos.

"No tenemos la certeza de que vaya a haber unas elecciones en Catalunya, no ha habido una convocatoria, aunque todos podemos tener una opinión -ha expresado Montero-. Pero este Gobierno va a empezar a dialogar con todas las formaciones cuando tengamos la certeza de cuánto va a ser netamente la aportación europea". El Gobierno empezará a preparar las cuentas cuando tenga claro cuánto recibirá de los fondos de reconstrucción europeos y las cifras macroeconómicas sean más certeras de cara al año que viene. Montero ha dicho que las conversaciones se iniciarán en julio y se mantendrán en agosto y septiembre.

"En el momento en que esas incógnitas estén despejadas nos vamos a poner a trabajar con todas las formaciones políticas, también con ERC", ha señalado Montero, que ya no sitúa a los republicanos catalanes como socios prioritarios desde que la relación con el partido de Inés Arrimadas ha mejorado sustancialmente con Moncloa. "Ahora todos estamos obligados permanentemente a pactar, a llegar a acuerdos en una geometría variable dependiendo de las iniciativas, pero en el caso del Gobierno con una clara vocación de tener unos partidos políticos, unos socios prioritarios, en la interlocución como son aquellos que hicieron posible la investidura del señor Sánchez", fue la respuesta de Montero a principios de junio.

La interlocución del Gobierno con Ciudadanos sigue abierta y la posibilidad de que acabe apoyando los presupuestos, también. El portavoz de la formación, Edmundo Bal, se mostró dispuesto a facilitar las cuentas, aunque aseguró en una entrevista en El Mundo que sería "difícil" si el Gobierno mantiene la mesa de diálogo con la Generalitat. Sánchez pretende que se vuelva a reunir en el mes de julio, una vez pasen las elecciones vascas y gallegas del 12 de julio, tal y como le exige ERC, aunque el Ejecutivo recuerda que también depende de Quim Torra.

A pesar del acercamiento con Ciudadanos y la posibilidad de contar con sus diez diputados para las cuentas, destacados dirigentes del PSOE lo ven complicado y consideran que el apoyo ha sido circunstancial por la emergencia sanitaria, pero el llamamiento del Gobierno es al conjunto de fuerzas políticas porque en Moncloa sí ven factible que Arrimadas facilite la aprobación. En Unidas Podemos prefieren mantener la alianza con las fuerzas progresistas y ERC ve "incompatible" apoyar unos presupuestos que tengan el respaldo de Ciudadanos. "No es el momento de vetos cruzados", ha reiterado Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La pandemia, como los terremotos o las inundaciones

El llamamiento por parte del Ejecutivo es al conjunto de fuerzas políticas porque considera que así lo requiere la situación tras la emergencia sanitaria. Montero ha comparado las consecuencias de la pandemia con otras catástrofes, como los terremotos o inundaciones, pese a que no deja efectos visuales tan evidentes. "Si se hubieran medido en términos sísmicos estaríamos asistiendo a una situación de salvamento de un país que ha vivido una convulsión de ese tipo", ha expresado.

"No hay ningún partido que haya expresado que ya podemos contar con su voto, aunque tenemos muchas esperanzas en muchas formaciones que han mostrado su disponibilidad -ha afirmado Montero-. Hablaremos con todas las que no se autoexcluyan y espero que el PP no se autoexcluya o no ponga líneas rojas". La ministra ha recordado que Pablo Casado pide ahora bajadas de impuestos cuando Mariano Rajoy hizo un" subida indiscriminada" al llegar al poder en 2011. "Ahora Casado parece que no se acuerda de cómo abordaron la crisis anterior", ha sentenciado.

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2020 - 15:03 h

Descubre nuestras apps

stats