Pedro Sánchez acusa a Pablo Iglesias de "insultar" a los "comunistas de corazón"

El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto de campaña

El PSOE apela a los votantes de su izquierda atacando a Unidos Podemos por lo que los socialistas consideran que es renegar del comunismo. Pedro Sánchez ha utilizado las palabras de Pablo Iglesias en El Objetivo (La Sexta) - "me siento orgulloso de haber sido un joven comunista", dijo- para acusarle de "frivolizar" sobre lo que significa el comunismo e "insultar" a los "comunistas de corazón", según ha expresado en una entrevista en RNE este martes.

Las cinco veces que el PSOE ha avisado a Pablo Iglesias de que no le hará presidente

Las cinco veces que el PSOE ha avisado a Pablo Iglesias de que no le hará presidente

"Frivolizar sobre lo que representa el comunismo, como si fuera una moda de juventud, me parece un insulto a la memoria de esos comunistas que incluso se dejaron la vida por que hubiera democracia y libertad en nuestro país", ha afirmado en una entrevista en la radio pública.

"No me gusta este manoseo de la historia y de las ideologías cuando muchas personas murieron por defender la ideología comunista -ha expresado el candidato del PSOE en un acto con jóvenes celebrado en la localidad madrileña de Fuenlabrada-. A los que lo califican como un mal de juventud les digo que tengan un poco más de respeto al PCE", ha afirmado Sánchez antes de reivindicar al Partido Comunista como uno de los artífices de la democracia española.

Esas palabras de Sánchez buscan arrebatar a Iglesias y a Alberto Garzón a los históricos votantes de izquierdas. No obstante, el líder de Podemos no ha dicho claramente que haya abandonado las ideas comunistas sino que lo fue en la juventud y que ahora, como candidato, tiene que defender un programa factible dentro de los límites que impone el sistema, fundamentalmente Bruselas.

También Susana Díaz ha apelado a los votantes tradicionales del PCE. En el PSOE andaluz están convencidos de que ese perfil no casa con Podemos. En una línea muy similar a la empleada este martes por el candidato socialista a la Moncloa, la presidenta andaluza reivindicó la figura de Santiago Carrillo y trató de apelar al voto comunista.

Así, subrayó que a los militantes comunistas les piden en Unidos Podemos que no acudan con banderas a los actos electorales y que se les dice "que no son comunistas". La presidenta andaluza sostuvo que el "matrimonio de conveniencia" de Unidos Podemos empezaba a "hacer aguas".

Otro de los reproches que los socialistas lanzan a los de Iglesias es que ahora se reivindiquen como socialdemócratas. Sánchez ha insistido en que son sus siglas las que defienden la socialdemocracia desde hace 137 años. También en una apelación directa a Iglesias, Sánchez le ha pedido "que no manosee ni el pasado ni el presente del PSOE, que la socialdemocracia tiene siglas y son las del PSOE". El mensaje es compartido en las filas socialistas.

"El PSOE es un partido de izquierdas, socialdemócrata, es su sitio; no tenemos otro, no sabemos reinventarnos ni identidades, ni categorías ni etiquetas", expresó Eduardo Madina este lunes en un acto en Valladolid. "No existe un debate sobre quien es el dueño de la socialdemocracia" y "nadie se cree" a Garzón (IU) cuando dice que "no es comunista", ni a Iglesias, cuando dice que es "socialdemócrata", sostuvo el que fue rival de Sánchez en las primarias de hace casi dos años, según informa EFE.

El PSOE centra parte de sus ataques en los virajes ideológicos de Podemos. "Iglesias es anticapitalista cuando habla con Teresa Rodríguez -la líder de Podemos en Andalucía-; comunista cuando habla con Alberto Garzón y socialista cuando habla conmigo", reitera Sánchez en sus intervenciones. "Ha pasado de ser bolivariano a ser comunista. Cualquier día se da de alta en el PSOE y nos acaba llamando para pedirnos el aval porque quiere ser secretario general", ha ironizado el líder de Juventudes Socialistas, Nino Torre, que ha reivindicado ante Sánchez la "cantera" que tiene el PSOE después de que Ferraz dejara a la organización juvenil fuera de la estrategia de su campaña.

"Es una amalgama ideológica de comunistas, anticapitalistas, ecosocialistas, independentistas... Y les une algo que es el odio al PSOE", ha expresado Torre en referencia a la "sopa de siglas" que compone la coalición que amenaza con el sorpasso a los socialistas. Sánchez ha protagonizado un acto con la organización juvenil en el que cargos públicos jóvenes han reivindicado el pasado del PSOE y han "pedido paso" para tener un papel relevante "en el presente" de la política.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2016 - 13:07 h

Descubre nuestras apps

stats