La responsable de auditoría de Podemos se despide del cargo denunciando "irregularidades financieras" y en las primarias

Imagen de archivo de un Consejo Ciudadano de Podemos

La responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, la abogada Mónica Carmona Segura, ha mandado una carta a la dirección del partido en la que denuncia que está a punto de ser sustituida por estar "investigando graves irregularidades de Podemos en materia de Protección de Datos y de Cumplimiento Normativo Penal". Según la misiva, su salida está relacionada con una investigación interna en la que "se verían envueltos varios cargos internos y que conllevaría graves perjuicios para el partido". Fuentes del partido han atribuido su carta a un proceso de reorganización dentro de Podemos, que incluirá despidos. La denuncia llega en plenas negociaciones para formar un Gobierno de coalición con el PSOE.

Lo que se estaba investigando, indica la misiva, eran unas supuestas "irregularidades financieras, en materia laboral y de limpieza en la realización de las consultas y primarias del partido que de confirmarse podrían en cuestión los elementos centrales de nuestra legitimidad como organización".

Además de denunciar su relevo, Carmona destaca que el partido de Pablo Iglesias ha tomado dicha decisión al mismo tiempo que despide a José Manuel Calvente Redondo, que era el delegado de Protección de Datos del partido. "El motivo del cese de José Manuel Calvente ha sido un despido disciplinario por hechos inventados y rotundamente falsos para justificar el cese y el motivo de solicitar mi sustitución es la supuesta necesidad de ‘reorganizar los Equipos’, pero la realidad de todos estos acuerdos es bien distinta".

Según explica en su escrito, los abogados habían iniciado "expedientes internos de investigación para aclarar los hechos y defender al partido ante una posible reclamación", y la respuesta de la dirección del partido ha sido "inventar acusaciones" contra Calvente "para justificar laboralmente su despido" y proponer la sustitución de Carmona "con la excusa de una "reorganización de departamentos".

"Todo ello para intentar puerilmente ocultar las graves infracciones legales objeto de investigación e intentar doblegar nuestra voluntad", denuncia la hasta ahora responsable de auditoria del partido en el comunicado, que firma ella sola, y que va dirigido al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.

Para Carmona, el cese del responsable de protección de datos "obedece única y exclusivamente a una torpe estrategia de represalia de la Gerencia y de la Secretaría de Organización Estatal por exigir el cumplimiento de la ley y por no aceptar la investigación honesta, discreta y profesional de las irregularidades detectadas, que gracias a su despido podrían seguir cometiéndose con el consiguiente riesgo para el partido y que podrían conllevar acusaciones penales para algunos miembros de la ejecutiva". Esto se produce en medio de las negociaciones para formar un Gobierno de coalición con el PSOE.

"Si finalmente resultara la existencia de delitos, se podría considerar que los acuerdos del Consejo de Coordinación se considerarían un intento de ocultación de pruebas y un delito de encubrimiento", advierte Carmona en el final de la carta. Y exige al partido que permita "que se continúen las investigaciones internas en marcha para individualizar las responsabilidades que pudieran derivarse de esos actos, protegiendo al partido como tal".

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2019 - 20:34 h

Descubre nuestras apps

stats