La portada de mañana
Acceder
Sanidad pisa el acelerador para ampliar la ley antitabaco a espacios al aire libre
CRÓNICA | Sánchez logra la reconexión emocional y política del PSOE
OPINIÓN | Los jueces Bovril, por Elisa Beni

"No tiene sentido aupar a Pedro Sánchez si las políticas no van a cambiar"

Yolanda Díaz, en una imagen de archivo.

Las elecciones del 20 de diciembre depararon varios elementos novedosos. Entre ellos, el primer diputado gallego de Izquierda Unida. Diputada, en realidad. La paradoja es que si todo sale según lo previsto, Yolanda Díaz (Fene, 1971), no acompañará a Alberto Garzón en el mismo grupo en el Congreso. La candidatura de confluencia En Marea logró en las generales los números que marca el reglamento para optar a grupo parlamentario propio. Pelearán por él y ya apuntan a quién puede impedírselo: "La ciudadanía galega quiso que tuviéramos grupo propio, iba en los acuerdos, era una de nuestras pretensiones y la hemos conseguido. Sería un error que el PSOE lo impidiera". A su líder, Pedro Sánchez, le advierte de que no tendrán sus seis votos para una hipotética investidura salvo que se comprometa a un cambio de políticas, también en el ámbito territorial donde defiende el derecho a decidir.

"Hay que superar la actual IU, pero sin IU no hay futuro para una izquierda transformadora"

José Luis Centella: "Hay que superar la actual IU, pero sin IU no hay futuro para una izquierda transformadora"

Díaz atiende a eldiario.es por teléfono desde A Coruña, donde ultima los preparativos para la nueva vida que le espera desde el 13 de enero mientras prepara sus intervenciones en el Parlamento gallego a cuenta de los presupuestos regionales de 2016. "Voy a seguir viviendo aquí", asegura. Lo hará al menos hasta el próximo curso. La política gallega explica que tomó la decisión de ir de número dos en la lista de En Marea después de "muchas insistencias plurales" y por el "momento histórico" que se está viviendo.

El resultado avala su decisión pero también ratifica su defensa de la confluencia. Con Podemos ahora pero no solo. Yolanda Díaz fue en 2012 una de las precursoras de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), una iniciativa que tuvo un gran éxito y que ha sido precursora de "las mareas" y que ha puesto en jaque uno de los principales feudos del PP. Allí estuvo Pablo Iglesias. Díaz defiende sin cortapisas, fruto de su propia experiencia, la necesidad de superar IU, coincidir con Podemos y buscar una nueva herramienta "para las mayorías sociales del siglo XXI".

Las encuestas daban una buena estimación de voto a En Marea pero el resultado ha sido mucho mejor, ¿qué valoración hace?

Hemos superado las expectativas. A mitad de campaña ya se percibía que estaba pasando algo grande. No solo los actos estuvieran llenos, sino que se notaba en la calle. Cuando hay cambios tan profundos esto se percibe. Teníamos buenas expectativas, pero la marea nos desbordó.

¿A qué achacan haber superado esas expectativas?

Se ha agotado un ciclo político. Y en Galicia, que era un feudo del PP, la gente está asqueada de tanta corrupción. Aquí tenemos más de 100 cargos públicos imputados. Tampoco hay ninguna expectativa de futuro, solo queda que la gente emigre. Y además hay un cambio en la sociedad, muy profundo, que fue muy determinante para que optaran por En Marea. Hay un tiempo nuevo, y los dirigentes o vemos que la sociedad ha cambiado o cometeremos graves errores históricos.

El 13 de enero se constituye el Congreso y su opción declarada es formar un grupo parlamentario. En principio los números los tienen, ¿confían en que la Mesa del Congreso les permita tenerlo?

Sería otro grave error histórico no hacerlo porque sería necesario un pacto bipartidista de la vieja política para impedírnoslo. El artículo 23 [del reglamento del Congreso] es bastante claro. En caso negativo tomaremos las acciones pertinentes para defender nuestros derechos. La ciudadanía galega quiso que tuviéramos grupo propio, iba en los acuerdos, era una de nuestras pretensiones y la hemos conseguido. Sería un error que el PSOE lo impidiera.

¿Qué motivo les lleva a reclamar ese grupo propio?

Porque Galicia es una nación y tiene especificidades propias. Porque nuestros sectores productivos son en algunos casos muy relevantes en el conjunto del Estado y han sido muy maltratados, como el sector naval. También cuando hablamos de pesca y de leche hablamos de Galicia. Esto no ha sido defendido ni puesto en el centro de actuación política nunca por el PP ni por el PSOE. Tiene que haber una actuación política para dar salida a las propuestas políticas de nuestro país. Eso sí, formando parte del nuevo cambio político en el conjunto del Estado.

Las elecciones del 20 de diciembre han dejado una gobernabilidad complicada, no salen los números de una forma clara. Ada Colau ya dijo que los 12 diputados de En Comú Podem no votarán la investidura de Pedro Sánchez si este no apoya el referéndum. ¿Qué líneas rojas se marca En Marea para investir a algún candidato? no votarán la investidura de Pedro Sánchez

Tenemos prevista esta semana una reunión de coordinación para concretar, pero como hemos dicho en campaña actuaremos sobre nuestro eje programático central. Por un lado, el rescate ciudadano para las 177.000 personas sin ningún tipo de protección social en Galicia. Y por otro la posibilidad de que los pueblos decidan. No solo en Cataluña, también en otros sitios. Nosotros hemos dicho que nos sumamos a la defensa de ese ejercicio del derecho de autodeterminación en Cataluña. Tenemos que dar salida al problema político catalán y no hay otra manera.

¿Cómo valoran la opción de unas elecciones anticipadas?

No pasaría nada, estamos más que preparados para unas nuevas elecciones. Lo que no tiene sentido es que aupemos a Pedro Sánchez si las políticas no van a cambiar. No vamos a cambiar nada si no derogamos el artículo 135 de la Constitución, haríamos trampas. Yo vengo de la cultura de Julio Anguita y no se trata de que la gobernabilidad sea un fin en sí mismo, sino que la gente tenga una cobertura social que hoy no tiene.

Menciona a Julio Anguita, quien en una reciente entrevista en eldiario.es habló del escenario que se le viene a la izquierda en 2016 y mencionó a Podemos y a IU. ¿Cuál cree que debe ser la relación entre ambos?en una reciente entrevista en eldiario.es

Primero, de absoluta normalidad, que es la primera asignatura que tenemos pendiente. Es un síntoma de absoluta inmadurez no abordar esta temática con normalidad porque hasta ahora se ha dado con distancias y ciertas miradas que resultan incómodas. Y que se resuelva en el sentido que se ha pronunciado Julio Anguita porque es lo mejor para la mayoría social.

En otra entrevista en eldiario.es, el secretario general del PCE, José Luis Centella, habla de superar la actual IU, ¿hacia dónde debería ir su organización?habla de superar la actual IU

Centella propone la receta de siempre cuando estamos frente a un precipicio. La asignatura pendiente que tiene IU es decidir si quiere ser una formación que sirva para defender los intereses de las mayorías sociales del siglo XXI o no. También hay que decidir si IU quiere formar parte de esa alternativa sin dependencia del PSOE que por primera vez se puede formar en España, o no. Si quiere dejar de ser una organización subalterna y que pueda romper el imaginario de una propuesta socialdemócrata. Para esto no valen las viejas recetas, no se trata de refundar IU. Eso ya lo hemos intentado.

¿No se trata de refundar IU, sino de superar IU entonces?

Cuando digo que tiene que ser una fuerza que sirva para la sociedad y la mayoría social del siglo XXI, estoy diciendo que la sociedad ha cambiado. El anterior secretario de Convergencia, Enrique Santiago, ya dimitió por el fracaso en estas políticas. Nosotros defendíamos en nuestros textos asamblearios no solo refundar IU, sino refundar la izquierda. Hay muchos matices, pero me da que puede repetirse la historia. No es tiempo de viejas recetas, es tiempo de actuar en una sociedad que ha cambiado.

Más allá de las confluencias catalana y gallega, ¿cómo valora los resultados de IU-UP?

La ley electoral española es profundamente injusta y hay que cambiarla, pero son resultados malos, no hay mucho más que decir. Es lo que decía antes: tenemos una gran asignatura pendiente y nos la tenemos que tomar con mucha seriedad.

Volviendo a Galicia, están previstas las autonómicas para 2016. ¿Cree que habrá adelanto electoral? ¿Cómo lo afrontan?

Afrontamos el reto de las elecciones gallegas con una enorme fuerza. Yo misma le he pedido a Alberto Núñez-Feijóo la disolución de la Cámara ante una legislatura que está completamente agotada. Tenemos la certeza de que la única alternativa real al PP son las mareas, se llamen como se llamen. Ya estamos trabajando en la configuración de esa alternativa social. Este país se merece que se abran las ventanas, abandonemos el sufrimiento y que la gente pueda tener una alternativa de vida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats