eldiario.es

9

El rector de la Rey Juan Carlos tendrá que lidiar con un claustro más crítico tras las elecciones

A falta de resultados oficiales, el sector crítico con Javier Ramos ha arrasado entre los estudiantes y entre los trabajadores también se han colado independientes, según fuentes del centro

El claustro es el único órgano universitario que puede echar al rector mediante una moción de censura que ahora parece posible que se lleve a cabo

Javier Ramos, rector de la URJC.

Javier Ramos, rector de la URJC.

Malas noticias —o, al menos, no buenas— para el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos. La universidad renovó ayer su claustro, el máximo órgano de representación de la comunidad universitaria y único instrumento por el que se puede echar al rector. Y, a falta de los resultados oficiales, Javier Ramos debe andar preocupado.

En medio de un clima de cierta tensión en la universidad por la gestión que el rector hizo del caso Cifuentes o incluso de los plagios del anterior mandatario, Fernando Suárez, y con el descontento de al menos parte de los trabajadores y una mayoría de los estudiantes, la única amenaza a su posición, una moción de censura a través del claustro, es hoy un poco más posible que ayer.

Fuentes de la universidad explican que el rector está lejos de controlar el claustro: con la relación de nombres que han salido elegidos entre profesores (PDI), personal de servicios (PAS) y alumnos, la moción de censura podría ser factible. "Ni ha barrido Ramos ni el otro bando", explica un trabajador del centro. "Ha entrado gente de Suárez y de Vicálvaro. Han entrado independientes. Los votos para presentar una moción están ahí, aunque aprobarla ya es otra cosa", analiza.

El rechazo al rector se ha manifestado en toda su crudeza en el sector estudiantil, exactamente igual que ocurriera en las elecciones a rector, cuando los alumnos dieron su apoyo mayoritario a la rival de Ramos, Rosa Berganza. La diferencia entre aquel episodio y este es que, mientras en las elecciones el voto se pondera y el de los estudiantes apenas tiene peso en el resultado final, en el claustro las votaciones son una persona, un voto.

Y los estudiantes críticos con el rector, agrupados en torno a la lista URJC Crítica, que lleva en su programa plantear o apoyar una moción de censura, calculan que ya cuentan con unos 45 representantes de los 61 que corresponden al alumnado. 45 en un claustro compuesto por 300 personas y en el que para plantear una moción de censura hace falta un tercio de los representantes: 100. Con que medio centenar de trabajadores de la universidad, entre PDI y PAS, apoye la moción, esta habrá de celebrarse.

Que luego salga adelante es otra cosa, porque para echar al rector hace falta que dos tercios del claustro (200 personas) lo apoyen. Y eso se antoja más complicado, advierten unos y otros. Pero si se llega a plantear la moción y más de la mitad del claustro la apoya, el rector quedará tocado.

Lo que tampoco está claro son los plazos. Los resultados definitivos, después de reclamaciones, etc. (si las hubiera) saldrán el próximo 8 de junio. A partir de ahí se convocará una sesión constitutiva antes de un mes, según fuentes de la universidad. Según la normativa de la URJC, el claustro debe reunirse al menos una vez al año en sesión ordinaria y es potestad del rector convocar las sesiones. También puede haber sesiones extraordinarias convocadas por el propio dirigente o si lo exigen un cuarto de los claustrales (75 personas) mediante un escrito con las razones que lo justifiquen. En este caso, el claustro debe reunirse en el periodo de dos meses.

El claustro es el máximo órgano de representación de la comunidad universitaria y en él tienen cabida todos los sectores que la conforman. Está presidido por el rector y lo componen 300 personas divididas en cuatro grupos: el A lo forma el Personal Docente e Investigador (PDI) funcionarios o contratados y tiene 160 representantes; el B son los PDI que no cumplan los requisitos del anterior y tiene 45 miembros; el C son los estudiantes, que disponen de 61 plazas; y el D es el Personal de Administración y Servicios (PAS), al que le corresponden 34 representantes. Las elecciones se realizan cada cuatro años (excepto los estudiantes, que se renuevan cada dos) y cada colectivo vota únicamente a los suyos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha