La Audiencia Nacional no reconoce a la 'Iglesia Pastafari' como entidad religiosa

Ilustración del Monstruo Spagueti Volador del pastafarismo.

elDiario.es / Europa Press

1

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha confirmado la denegación de la inscripción en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia a la denominada 'Iglesia Pastafari' porque sus fines, aunque son respetables como asociación, son ajenos a una entidad religiosa.

El pastafarismo cumple 15 años: los creyentes del monstruo espagueti volador reclaman su identidad religiosa

El pastafarismo cumple 15 años: los creyentes del monstruo espagueti volador reclaman su identidad religiosa

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso, tras leer los estatutos 'pastafaris', que consideran que el "dios más poderoso grande y perfecto es el Monstruo del Espagueti Volador, también referido como Monesvol" ha rechazado el recurso que presentó un particular contra la resolución del Director General de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia que rechazó en septiembre de 2016 la inscripción de la entidad en el Registro de Entidades religiosas.

El tribunal ha concluido que la 'Iglesia Pastafari' no es una entidad religiosa porque sus fines son "ajenos a los de una entidad religiosa, una religión, entendida como un conjunto de dogmas sobre la divinidad, de sentimientos de veneración y de normas morales y de prácticas rituales basadas en creencias profundas, serias y trascendentes".

Fundada por un científico

Los principios de la 'Iglesia Pastafari' fueron redactados por el físico Bobby Henderson en protesta por la decisión del estado de Kansas en el año 2005 de permitir la enseñanza de teorías distintas a la de la evolución en los colegios públicos. Aunque la decisión fue revocada en el año 2006, Henderson envió una carta al Consejo de Educación del Estado de Kansas en la que expresaba su fe a una deidad creadora sobrenatural con la forma de "una enorme bola de espagueti con albóndigas".

La resolución de la Audiencia Nacional incluye algunos de los estatutos de la entidad como la oración principal al Monesvol: "Oh Tallarines que están en los cielos gourmets. Santificada sea tu harina. Vengan a nosotros tus nutrientes. Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos. Danos hoy nuestras albóndigas de cada día y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen, no nos dejes caer en la tentación (de no alimentamos de ti) y líbranos del hambre... Ramén".

El tribunal, además, advierte de que existen otras solicitudes anteriores de inscripción de este movimiento entre 2010 y 2016, en ocasiones bajo nombres diferentes, como Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador o Legionarios de Monesvol, y con estatutos entre los que existen "evidentes similitudes".

Desde la 'Iglesia Pastafari' han transmitido que están estudiando recurrir la sentencia, ya que es posible la presentación de un recurso de casación en el plazo de un mes.

El pastafarismo en el mundo

A pesar de que la Cámara de Comercio de Países Bajos, a principios de 2016, haya sido la única que ha reconocido el pastafarismo como religión, hay otros países como Austria o la República Checa que sí que ofrecen ciertas concesiones a los seguidores del movimiento. En estos países se han dado casos de ciudadanos que han logrado aparecer en la foto de sus documentos oficiales, como el carné de conducir o identidad, con un colador de pasta en la cabeza, identificándolo como una prenda religiosa.

En Nueva Zelanda se han oficiado bodas pastafaris de forma oficial. Pero por el lado contrario, los tribunales de Polonia y Estados Unidos han prohibido también su reconocimiento como religión.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 19:45 h

Descubre nuestras apps

stats