Bomba en la Iglesia alemana: el cardenal Marx dimite para forzar a los obispos a afrontar el escándalo de los abusos

El cardenal Marx renuncia a continuar como presidente de los obispos alemanes

Es uno de los líderes de la Iglesia mundial. Cardenal de Münich, hasta hace un año presidente de la poderosa Iglesia alemana, y miembro del C-6, el grupo de cardenales que asesora a Francisco en la reforma de la Curia vaticana. Reinhard Marx, a sus 67 años (cumple 68 en septiembre, por lo que está a siete de la edad de jubilación), acaba de presentar su renuncia al Papa. ¿La razón? "Compartir la responsabilidad por la catástrofe del abuso sexual en la Iglesia en las últimas décadas", según ha apuntado el propio purpurado en la misiva escrita al Papa el pasado 21 de mayo, y que el propio Bergoglio le ha permitido hacer pública.

El movimiento de Marx, que cuenta con el apoyo expreso de Francisco –"Debe continuar su servicio episcopal hasta que tome una decisión" ha sido la respuesta papal, que no ha aceptado la renuncia– pretende, según las fuentes consultadas por elDiario.es, provocar un 'efecto dominó' en un episcopado alemán lastrado por los abusos sexuales y acusaciones de encubrimiento, que han llevado al Vaticano a ordenar una investigación en profundidad a la mayor diócesis del país, Colonia. Su cardenal, Rainer Maria Woelki, está en la picota por un "encubrimiento sistemático" de la pederastia clerical. Woelki, curiosamente, es uno de los líderes de la oposición a las reformas planteadas por la Iglesia alemana en su 'Camino Sinodal': bendición de parejas homosexuales, acceso de la mujer al sacerdocio, mayor participación y corresponsabilidad de los laicos...

Marx, que fue presidente del episcopado del país durante una década, asume su responsabilidad en nombre de todos, pero reclama al resto de obispos que hagan lo propio. "Ha habido muchos fallos personales y errores administrativos, pero también fallos institucionales y sistémicos", apunta el purpurado, quien añade que algunos en la Iglesia no quieren admitir esa corresponsabilidad y, por lo tanto, también complicidad de la institución, y se oponen a cualquier reforma y renovación del diálogo en relación con la crisis de abusos". 

"Me gustaría dejarlo en claro: estoy listo para asumir la responsabilidad personal, no solo por mis propios errores, sino por la iglesia como institución, que he ayudado a moldear y moldear durante décadas", finaliza Marx. Fuentes vaticanas recuerdan cómo el Papa impulsó algo similar, hace unos años, con la Iglesia chilena, consiguiendo la dimisión en pleno del episcopado del país. Y es que, como apunta el cardenal en su carta, "la Iglesia católica (alemana) ha llegado a un punto muerto". Con su renuncia, "quiero mostrar que no es el cargo lo que está en primer plano, sino el mandato del Evangelio”.

La decisión de Marx se produce en el contexto de la creación de una comisión de investigación de los casos de abusos en la diócesis de Colonia, que analizará "eventuales errores" del cardenal Woelki, quien el pasado marzo admitió que en la archidiócesis se produjo un "encubrimiento sistémico" de casos de abusos a menores, tras conocerse un informe que analiza decenas de ellos entre 1975 y 2018.

La comisión, integrada por el cardenal arzobispo de Estocolmo Anders Arborelius y el obispo de Rotterdam y presidente de la conferencia episcopal holandesa, Johannes von den Hende, comienza este fin de semana sus trabajos, que se espera se prolonguen durante dos semanas, y que abran el camino para una renovación profundo en las estructuras de la Iglesia católica del país, profundamente dividida entre el sector ultraconservador y los aperturistas, que han promovido el 'Camino Sinodal' para mostrar a Roma la senda para que la Iglesia católica se adapte a los tiempos.

El anuncio de la investigación se produjo semanas después de que el cardenal Woelki reconociera que en la administración de la archidiócesis hubo "caos" y un "sistema de silencio, secreto y descontrol" tras publicarse un informe encargado a un despacho de abogados de Colonia para examinar el comportamiento de los jerarcas de la Iglesia católica en esa archidiócesis.

El informe encontró que altos jerarcas de la Iglesia católica supieron de casos de abusos sexuales a menores pero incumplieron con su deber de reportarlos debidamente y actuar.

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 15:24 h

Descubre nuestras apps