La portada de mañana
Acceder
España se aferra a la tercera dosis para no aplicar nuevas limitaciones en Navidad
Cómo el sistema educativo falla a las clases bajas frente a las altas
Opinión - Cosas que aguantan, por Esther Palomera

Las Marchas de la Dignidad se reorganizan y saldrán de nuevo el 28 de mayo

Cabecera de la manifestación de la columna de las Marchas de la Dignidad en Córdoba en 2014.

Las Marchas de la Dignidad vuelven a las calles. Será el día 28 de mayo, sábado, y se hará de manera descentralizada en cada uno de los territorios donde el colectivo tiene implantada su propia organización. Las Marchas desarrollarán sus acciones de protesta haya o no haya Gobierno para entonces porque creen necesario seguir en la calle con las mismas reivindicaciones con las que nacieron, puesto que en su opinión se mantiene en el país la situación de desempleo, recortes sociales y de libertades.

Según apuntan las fuentes de la organización de las Marchas de la Dignidad consultadas por eldiario.es, "aunque con las pasadas elecciones generales del 20D se produjo un cambio importante en el plano institucional con la derrota de la mayoría absoluta de la derecha, lo que las Marchas reivindican es un cambio estructural del sistema". Y, en ese sentido, señalan que en la actualidad se mantienen "los índices de paro y pobreza, la Unión Europea sigue pidiendo recortes, el pago de la deuda por el cambio del artículo 135 de la Constitución sigue siendo una losa e imposibilita políticas sociales y se mantiene el recorte de libertades con la Ley Mordaza".

"Puede haber un acuerdo de Gobierno, pero dada la aritmética necesaria, no se van a ver reflejadas las aspiraciones de las Marchas", advierten. Por eso, argumentan, "sigue siendo necesaria la movilización ciudadana". De ahí que el 28 de mayo, haya Gobierno o se hayan convocado unas nuevas elecciones generales, el colectivo integrado por movimientos sociales, sindicatos, partidos y asociaciones mantendrá su acción en la calle.

Para ello, según lo aprobado por la asamblea estatal de las Marchas de la Dignidad, cada una de las acciones que se lleven a cabo en esa jornada estará organizada "en todos los territorios y naciones del Estado" y seguirán unas "características comunes" que se basan en las mismas reivindicaciones de anteriores movilizaciones que "siguen vigentes". Así, "Pan, trabajo, techo y dignidad" seguirá siendo el lema de estas acciones "contra las políticas de austeridad y el pago de la deuda".

Para las Marchas de la Dignidad, "nos encontramos en un contexto de crisis del régimen y de su modelo productivo y ante una situación concreta de gran inestabilidad política, fruto de un Parlamento con graves dificultades de gobernabilidad". Y apuntan que ese contexto es precisamente "el caldo de cultivo ideal para recuperar la movilización".

Según lo aprobado por su asamblea estatal, las Marchas de la Dignidad son "conscientes de las limitaciones de la lucha institucional si no hay lucha popular, que es el auténtico motor de los cambios". Y por ello, "más allá del escenario político posible en el Estado, las necesidades son las mismas, así como la vigencia de nuestras reivindicaciones. La lucha popular se hace indispensable, y la herramienta de las Marchas es útil, para unificar las luchas, para arrastrar sectores hacia posiciones de ruptura, para crear poder popular y canalizar las ansias de cambio, así como para deslegitimar todavía más las estructuras del bipartidismo político", señalan. 

Exigir medidas inmediatas al Congreso

Asimismo, las Marchas de la Dignidad creen que, actualmente, "ante un contexto de Gobierno en funciones" y "teniendo en cuenta que el Congreso en estos momentos puede legislar y que existe una amplia configuración de fuerzas que se podrían calificar de no inmovilistas", es el momento para "exigir ciertas medidas inmediatas o cuestiones de programa progresista", entre las que citan la derogación de la Ley Mordaza, una amnistía social lo más amplia posible y reformas laborales a favor de la clase obrera.

El formato de cada una de las acciones que se llevarán a cabo en los territorios está por diseñar aún desde cada organización territorial, si bien el órgano de la coordinadora estatal de las Marchas de la Dignidad celebrará este sábado 2 de abril una reunión para perfilar las líneas comunes.

Más allá de eso, el colectivo tiene previsto también celebrar el próximo otoño una nueva convocatoria de concentración masiva en Madrid –como ya hiciera en 2014 y 2015- , sin una fecha fijada aún, pero que reproducirá el formato de años anteriores llegando desde cada comunidad autónoma hasta la capital del país para "volver a conformar una concentración masiva", explican las fuentes consultadas.

Etiquetas
Publicado el
31 de marzo de 2016 - 20:39 h

Descubre nuestras apps

stats