eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Violencia machista o una nueva ley contra la brecha salarial: los retos de Carmen Calvo desde un Ministerio de Igualdad transversal

El nuevo gobierno socialista se enfrenta a las expectativas en materia de igualdad tras la fuerza de las reivindicaciones feministas y habiéndole dado mayor entidad al Ministerio, asignado a la vicepresidenta 

Es previsible que impulse las medidas del pacto contra la violencia machista y ya tiene registrada una Ley de Igualdad Retributiva entre hombres y mujeres

El PSOE siempre ha insistido en recuperar la ley del aborto que reformó el PP para impedir a las menores de 16 y 17 abortar sin consentimiento

- PUBLICIDAD -
Una mujer en la manifestación del Día Internacional de la Mujer / Olmo Calvo

Una mujer en la manifestación del Día Internacional de la Mujer / Olmo Calvo

La de igualdad de género prevé ser una de las banderas que más ondeará el nuevo gobierno socialista. Con un Ministerio de Igualdad desgajado de Sanidad y Servicios Sociales y asignado a la recién nombrada vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, Pedro Sánchez pretende darle a la perspectiva de género una mayor relevancia y transversalidad. El movimiento feminista espera que el nuevo gobierno dé un impulso a la agenda  y a las demandas políticas que sacaron a la calle a las mujeres el pasado 8 de marzo. Las masivas manifestaciones y la hegemonía actual del feminismo –"este país cambió ese día", en palabras de Sánchez– hacen más que probable que algunas medidas sean prioritarias para el PSOE.

Eso tras una ministra popular, Dolors Montserrat, reprobada por el Congreso unos días antes de que la moción de censura saliera adelante. "La decisión de incluirlo en la vicepresidencia, manda el mensaje de que quiere dar a la igualdad una importancia máxima y que va a ser un eje fundamental de sus políticas, es decir, que va a ser algo transversal", opina la jurista y portavoz de la Plataforma 7N contra las Violencias Machistas Consuelo Abril.

Impulso al pacto contra la violencia machista

La erradicación de la violencia machista es uno de sus principales compromisos y una de las exigencias que más se ha repetido desde la bancada socialista del Congreso. Después de que el anterior Gobierno diera marcha atrás y aceptara incluir en los Presupuestos Generales del Estado la financiación directa a comunidades autónomas y ayuntamientos a través de una enmienda presentada por el PSOE, el Ejecutivo debe poner en marcha las medidas contenidas en el pacto. Algo que llevan reivindicando los socialistas a los populares desde que se aprobara. De hecho, el nuevo presidente ya ha asumido  la "necesidad de aplicar y cumplir todas las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género".

"Son importantes las reformas que tienen que ver con educación y con justicia, ámbito en el que se incluye la formación de los operadores jurídicos. Además, es prioritario cumplir el Convenio de Estambul, que reconoce como violencia machista otras formas de violencia", explica Abril.

Los socialistas se han comprometido, además, con el teléfono de atención a mujeres víctimas de violencia machista, el 016,  que ha puesto en riesgo la nueva empresa adjudicataria. 

Contra la brecha salarial

El Gobierno abordará la brecha salarial a través de una Ley de Igualdad Retributiva que ya presentó el PSOE el pasado mes de febrero. En palabras de la ya ministra de Igualdad, Carmen Calvola norma busca "pasar de la igualdad formal a la igualdad real". El texto modifica varias leyes y gira sobre el eje de la transparencia salarial:  obligar a las empresas a registrar los promedios salariales por sexo y categoría y a ofrecer esa información a los trabajadores. 

Además de la brecha salarial, el PSOE ha propuesto en la oposición una ley de igualdad laboral, ya registrada, que espera recabar los apoyos necesarios para establecer permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles en el primer años de vida del hijo. 

El aborto a los 16 y 17 años

Recuperar la ley socialista de interrupción voluntaria del embarazo aprobada por Jose Luis Rodríguez Zapatero en 2010 ha sido una de las demandas del actual PSOE en el Congreso desde que el PP la reformara. Aunque finalmente y tras la presión feminista en la calle, los conservadores mantuvieron los plazos –aborto libre hasta un número determinado de semanas–,  sí modificaron la ley para pedir a las menores de 16 y 17 años consentimiento de sus progenitores o representantes legales para interrumpir voluntariamente su embarazo. Los socialistas siempre han manifestado la necesidad de volver a la norma original. 

La violencia sexual

Tras la sentencia que condeno por abuso sexual a los miembros de la manada, el entonces Gobierno anunció la revisión de los delitos sexuales en el Código Penal, para lo que existía una comisión sin ninguna mujer que finalmente incorporó a 15. Aunque es algo que en todo caso correspondería al Ministerio de Justicia, el PSOE manifestó su acuerdo con revisar estos delitos, aunque no en caliente. 

El tema de la violencia sexual es un melón abierto no hace mucho tiempo en España, para el que los sucesivos gobiernos no han diseñado un marco integral. Habrá que ver qué hacen los socialistas, pero previsiblemente será uno de los asuntos prioritarios del Ministerio de Igualdad. Durante su oposición, el PSOE ha registrado diversas iniciativas relacionadas con la lucha contra las agresiones sexuales. 

La dependencia 

A la espera de saber qué ministerio gestionará el Sistema de Atención para la Dependencia, revertir los recortes del PP en esta materia es uno de los compromisos del PSOE en materia social. Eso, teniendo en cuenta el margen de maniobra que puedan otorgarle los Presupuestos Generales del Estado ya aprobados. No obstante, en línea con las demandas feministas que piden poner el centro los cuidados, los socialistas se han comprometido en varias ocasiones a impulsar el servicio.

Y es que  la realidad de las cuidadoras de personas con dependencia está atravesada por el abandono y la falta de ayudas, además de que el Ejecutivo suspendió su cotización a la Seguridad Social. Según los últimos datos, hay más de 300.000 personas en situación de dependencia, con el derecho reconocido que no reciben sus ayudas. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha