Los contagios se disparan: Sanidad registra 1.361 casos nuevos de coronavirus, 580 solo en el último día

Retoman pruebas PCR masivas en Belicena (Granada) por un brote tras un velatorio

Los diagnósticos en España no dejan de subir. El Ministerio de Sanidad acaba de sumar 1.361 casos al balance del coronavirus desde que comenzó la pandemia. De estos, 580 se han registrado en las últimas 24 horas. El resto, procede de los datos que han ido actualizando las comunidades autónomas respecto a fechas previas. Así, del total de nuevos casos incorporados a las estadísticas, 718 proceden de Catalunya, y otros 273 de Aragón. Además, Andalucía ha incorporado 90 casos y Madrid, 85.

En lo que respecta a las últimas 24 horas, Aragón suma 266 de los nuevos 580 casos. Le sigue Catalunya, con 142 nuevos contagios registrados. Otras comunidades con un elevado número de casos nuevos son Andalucía, con 27, Castilla-La Mancha, con 24. y Comunitat Valenciana, con 23.

La cifra de fallecidos por coronavirus en España alcanza los 28.416, al sumar tres en las últimas 24 horas y nueve en los pasados siete días. En la última semana, 196 pacientes con COVID-19 han precisado de hospitalización y 17 han necesitado atención en la UCI.

De este modo, España acumula un nuevo ascenso en el número de casos registrados en los siete días previos. Los contagios semanales no han dejado de crecer desde el pasado 8 de julio y a día de hoy ya suma 5.128 diagnósticos en los últimos siete días. En el mejor de los momentos desde que comenzó esta crisis, alcanzado el 20 de junio, el dato de contagios semanales se situaba en 1.450. Es decir, la cifra actual es 3,5 veces superior.



Los principales focos que registran las comunidades

Actualmente existen un total de 158 brotes de coronavirus repartidos por todo el territorio español. En Catalunya, la comunidad más afectada, la peor parte se la lleva el área sanitaria de Lleida, que mantiene 50 focos. En el de la comarca del Segrià (Lleida), se han registrado 178 nuevos casos en las últimas 24 horas, mientras que en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) –zona también muy afectada–, se han contabilizado 123 respecto al balance anterior.

Otros rebrotes de aun activos son los registrados en Galicia, donde el foco de Betanzos (A Coruña) registra ya nueve casos positivos, y el localizado en A Mariña (Lugo) cuenta con 140 casos activos. En Euskadi, el Gobierno vasco ya da por "controlado" el foco de Ordizia (Guipúzcoa), que aún tiene 75 casos positivos. Sin embargo, se han detectado 17 casos en Tolosa, municipio próximo a Ordizia, y el ejecutivo regional está estudiando si tienen relación. 

Además, dos comunidades ha detectado nuevos focos en las últimas horas. Navarra, que ha registrado un nuevo brote en la Comarca de Pamplona que suma hasta el momento cuatro casos; y Canarias, que este jueves reporta su primer brote por coronavirus tras la celebración de una fiesta familiar en Fuerteventura, con allegados procedentes también de la isla de Gran Canaria. El número de afectados por el brote canario se sitúa actualmente en 10 personas.

Los tres escenarios que maneja Sanidad para hacer frente a los rebrotes

El Ministerio de Sanidad ha aprobado este jueves en un consejo interterritorial con las comunidades autónomas el plan que les presentó el lunes para hacer frente a los rebrotes. Se trata de un protocolo unificado de respuesta rápida ante la COVID-19, pensado para un escenario de "control", que es el que nos encontramos, defienden, tras una primavera de "mitigación". Los consejeros autonómicos podían presentar enmiendas hasta el miércoles, y este jueves ellos y el ministro Salvador Illa las aceptarán o no. El objetivo es dar un marco jurídico y epidemiológico para actuar, que pasa por tres niveles: las competencias de las Comunidades, que las tienen casi todas en sanidad; la coordinación del Ministerio cuando una situación implique a dos o más regiones y se tenga por tanto que tomar decisiones coherentes; y un nuevo estado de alarma, el último recurso y lo que se busca evitar.

La intención del Ministerio durante todo este tiempo es, además de llevar a cabo un seguimiento diario de los contagios, realizar una evaluación semanal con cada comunidad del "riesgo" de la transmisión del virus, que no se espera que esté controlado hasta que haya vacuna –es decir, al menos en un año de acuerdo con las previsiones–. Esa evaluación tendrá en cuenta varios valores: el ámbito territorial del que se habla –no será lo mismo que haya una serie de contagios en una misma localidad que diseminados por varias regiones–; la capacidad asistencial de la que se dispone; la posibilidad de que haya casos importados –por ejemplo, por la afluencia turística de una zona–; las situaciones de mayor exposición –los eventos que se vayan a celebrar–; la población susceptible de infectarse y si es más o menos vulnerable; y las medidas de prevención que estén implementadas. En base a todo ello se considerarán tres escenarios sobre los que actuar, de menos a más grave.

Por otro lado, ha echado a andar el sistema que le seguirá el rastro al coronavirus en las aguas residuales que circulan bajo las alcantarillas. Tras las experiencias desarrolladas en comunidades autónomas y ayuntamientos, el Gobierno ha dado luz verde a una red nacional que se distribuirá, en principio, en 30 puntos, según ha informado La Moncloa. Tres decenas de estaciones depuradoras de las que semanalmente se tomarán muestras para analizar en el laboratorio y poder medir el ritmo de la epidemia en nuestro país. El proyecto, coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Sanidad, se pondrá en marcha la próxima semana con las estaciones de la Comunidad de Madrid, País Vasco, Galicia, Extremadura, Navarra y Asturias.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 17:35 h

Descubre nuestras apps

stats