eldiario.es

Menú

Pasaporte Andalucía Pasaporte Andalucía

Cascadas y leyendas en la Garganta del Capitán

Algeciras cuenta con una ruta que sorprende por la belleza de sus cascadas y por ser inspiración de una literatura fantástica cautivadora

Supuestos tesoros escondidos y fantasmas acompañan la espectacularidad de un paraje que es de fácil acceso por su buena señalización

- PUBLICIDAD -
Garganta del Capitán.

Garganta del Capitán. Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Algeciras. / Algeciras

Cualquiera que vea en internet la típica foto de las cascadas de la Garganta del Capitán sin saber de lo que se trata pensará que es una localización del próximo rodaje de El señor de los Anillos en Nueva Zelanda o de algún recóndito rincón en las antípodas. Y resulta que está en Algeciras, dentro de una ruta que se puede hacer dentro de una dificultad media y para la que sólo se necesitan ganas de andar y pulmones para respirar aire puro.

Garganta del Capitán.

El recorrido empieza en lo que se conoce como la Puerta Verde de Algeciras. Un gran cancela da entrada a la loma de Matapuercos, donde es fácil encontrarse vacas pastando y cerdos conviviendo con los senderistas y visitantes de la zona. El arroyo de la Fuente Santa es el aperitivo de lo que nos encontraremos más adelante en la zona del canuto, que es un tipo de bosque galería que se desarrolla en los márgenes de los cursos de agua dulce.

Son varias las alternativas que presenta la ruta, pero la más atractiva y llevadera es visitar los molinos en ruinas que se suceden. El primero en verse es el de San José, que en su momento fue fábrica de papel y más tarde de harina. Es agradable hacer una parada en el camino y husmear en un edificio que invita a imaginar lo que allí pudo ocurrir hace un siglo y medio.

Garganta del Capitán.

Una espesa vegetación acompaña al senderista por una senda en paralelo al cauce del río. El segundo molino en aparecer es el de Enmedio y después se llega al molino de las Cuevas, de aspecto misterioso por estar oculto entre la vegetación. Los libros de historia cuentan que llegaron a ser hasta nueve los molinos hidráulicos que se servían de las aguas cercanas.

Siguiendo cauce arriba aparecen helechos en una cantidad llamativa, que dan la bienvenida a una zona plagada de pozas, donde se ven ya las estampas más características de esta ruta. El simple sonido del agua ya es relajante, aunque los visitantes deben esperar a que pase la época de lluvias para que estas pozas muestren el aspecto idílico habitual. 

En la Garganta del Capitán se encuentra su tumba. Cuenta la leyenda que Gabriel Moreno, un soldado que batalló en la guerra de Dinamarca, regresó a España como capitán y, tras participar contra la invasión napoleónica, se quedó en la zona de Algeciras como contrabandista. Murió de un disparo y fue enterrado en una fosa común. La leyenda dice que su espíritu se aparecía y que un sacerdote mandó tallar una cruz de piedra en la piedra donde decían haberlo visto. Además, en la propia cascada del Capitán dicen que hay un tesoro escondido. Más literatura para los senderistas amantes de lo fantástico.

Garganta del Capitán.

Garganta del Capitán. Algeciras

Esta circunstancia al final es irrelevante porque lo fundamental en esta ruta no es perseguir fantasmas, sino descubrir un paraje que se sale de lo habitual. El llano de las tumbas también ofrece una imagen insólita en plena naturaleza: una pradera con escasa arboleda en la que se hayan restos de tumbas antropomórficas. En general los senderos están bien señalizados y eso facilita el camino para los no lugareños, que se sorprenden al encontrar un lugar con tanta enjundia a nivel medioambiental y también en lo histórico. E incluso a nivel de lo paranormal por ser una mina en el apartado de leyendas y fábulas. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha