eldiario.es

Menú

Castilla-La Mancha concluye el proceso (obligatorio) de protección de su Red Natura 2000

Este martes el Consejo de Gobierno aprueba el último 'lote' de espacios naturales que pasarán a convertirse en Zonas Especiales de Conservación (ZEC)

La Comisión Europea pidió al Gobierno de Cospedal impulsar el proceso en 2012 y, cerrado el plazo en 2014, lo dio por incumplido

Ahora, Castilla-La Mancha, aunque con retraso, es una de las autonomías que ha cumplido con las directivas europeas por lo que espera librarse de la multa 

- PUBLICIDAD -
Lagunas de Ruidera. Foto: castillalamancha.es

Lagunas de Ruidera. Foto: castillalamancha.es

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha tomará este martes en consideración el Decreto por el que se declaran como Zonas Especiales de Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 de Castilla-La Mancha varios Lugares de Interés Comunitario (LIC) y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) que existen en la región.

Las zonas afectadas son el LIC de las Lagunas de Ruidera, la ZEPA/LIC Alto Tajo y la ZEC ‘Sierra de San Vicente y Valle del Tietar y el Alberche’ que contiene las ZEPAs ‘Pinar de Almorox’  y ‘ Valle del Tietar y embalse de Rosarito y Navalcán’ .

Es el último ‘lote’ que aprueba el Gobierno de Castilla-La Mancha y es una acción obligatoria, según las directrices europeas (Directiva Hábitats) relativa a la conservación de hábitats naturales y de la fauna y la flora silvestres que dio origen a la creación de la Red Natura 2000.

Se trata de garantizar, a largo plazo, la conservación de  especies y lugares amenazados. Las zonas a proteger ya tienen la condición de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) o son Zonas de Especial Protección de las Aves (ZEPA). En Castilla-La Mancha existen 72 LIC y 39 ZEPAS de las que, de forma progresiva, se han ido elaborando los correspondientes planes de gestión individualizados para dar el siguiente paso: convertirse en Zonas Especiales de Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000, tal y como reclama la Unión Europea para aunar y mejorar la planificación de los espacios protegidos.

Una obligación que no se cumplió en la anterior legislatura

La Unión Europea pidió a Castilla-La Mancha en el año 2012 -bajo el mandato de Dolores de Cospedal- un impulso al proceso de declaración de ZECs  así como la aprobación de los correspondientes planes de gestión. Se dio plazo hasta 2014 para hacerlo, pero el Ejecutivo regional de entonces no cumplió.

En febrero del 2016, la Comisión Europea remitió al Gobierno de España una carta no solo emplazando a cumplir con la normativa comunitaria sino denunciando  el  incumplimiento de Castilla-La Mancha por no haber adoptado las medidas de conservación apropiadas para la conservación de los tipos de hábitat y especies de flora y fauna de interés comunitario.

El actual Gobierno regional que encabeza Emiliano García-Page completa ahora con este decreto el mandato de la Unión Europea. Con la aprobación de estas últimas declaraciones de ZECs y con  la aprobación de los últimos planes de gestión de los lugares Red Natura 2000 en la  región, Castilla- La Mancha pasará a engrosar el listado de Comunidades Autónomas que han cumplido. El Ejecutivo confía en librarse de las multas por el retraso.

Lagunas de Ruidera, Alto Tajo y Sierra de San Vicente, joyas a proteger

Las últimas zonas en quedar protegidas, tal y como lo requiere la Unión Europea, son las que se contemplan en este decreto. Las  Lagunas de Ruidera,  que abarcan los términos municipales de Ossa de Montiel (Albacete),  Argamasilla de Alba, Alhambra, Villahermosa y Ruidera (Ciudad Real), son un  humedal   declarado espacio natural protegido bajo la figura de parque natural, disponen de un Plan Rector de Uso y Gestión y un plan parcial de uso público. También ocupan  el ámbito territorial de la microrreserva Saladar de Pinilla.

El Alto Tajo, protegido bajo las figuras LIC y ZEPA, a caballo entre Cuenca y Guadalajara uno de los sistemas de hoces y cañones fluviales más importantes de España que se caracteriza por la gran diversidad florística y que atesora un 20% del total de especies presentes en la flora ibérica. Abarca hasta 46 términos municipales. En su interior se encuentra el Parque Natural con el mismo nombre así como los Monumentos Naturales del Nacimiento del río Cuervo y de Serrezuela de Valsalobre y  la Microrreserva de Flora  de los Prados Húmedos de Torremocha del Pinar.

Parque natural del Alto Tajo

Parque natural del Alto Tajo Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

El decreto incluye también una modificación de los límites de estos espacios naturales que, en el caso de los  Lugares de Importancia Comunitaria (LIC),  necesitará el visto bueno de la Comisión Europea antes de convertirse en ZEC. Mientras tanto, tendrán la consideración de protección preventiva. Los nuevos límites propuestos serán considerados formalmente dentro de la ZEC una vez que se reciba el visto bueno  de la Comisión Europea.

En cuanto a la Sierra de San Vicente y valles del Tiétar y del Alberche, en la provincia de Toledo, se trata de una zona de gran interés por constituir el hábitat de nidificación y campeo de especies tan amenazadas como el águila imperial ibérica, el águila perdicera o la cigüeña negra. Alberga también mamíferos de interés, como la nutria o el topillo de Cabrera. En su caso, abarca 35 términos municipales.

El Valle del Tiétar y Embalses de Rosarito y Navalcán (zepa), así como los pastizales y dehesas situados en su entorno, tienen una gran importancia como área de invernada y reproducción (en menor medida) de aves acuáticas o de grullas, hecho que llevó a su declaración como ZEPA.

Con el decreto, Castilla-La Mancha se garantiza  no solo la protección de estos importantes espacios naturales sino la recepción, por tal condición, de fondos procedentes de la Unión Europea, al margen de los fondos propios consignados en los Presupuestos regionales y de los procedentes  de convenios con entidades privadas como la Fundación La Caixa.  También se considera que los esfuerzos de conservación de la naturaleza pueden traer beneficios económicos y sociales “considerables”.

La Red Natura 2000 en Castilla-La Mancha

La Red Natura 2000 la conforman las Zonas Especiales de Conservación (ZEC)- es decir, los LIC reconvertidos en  cumplimiento de la Directiva Hábitat y que cuentan con planes de gestión aprobados- además de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves.

Actualmente, el coste de mantenimiento de la Red Natura 2000 en la región asciende a 171, 3 millones de euros al año. No abarca solo parques naturales sino zonas de actividad agrícola, ganadera, forestal, cinegética o forestal.  Las áreas incluidas en la Red Natura 2000 pueden financiarse a través del FEADER (Fondo Europeo Agrícola para el Desarrollo Rural), a través de los Fondos Estructurales y de Cohesión, de la Política Agraria Comunitaria (PAC), a través del Programa LIFE o  a través el Séptimo Programa Marco de Investigación, entre otras. Castilla-La Mancha aporta entre un 10 y un 25% de dicha financiación.

La modificación de las zonas protegidas en la región no supondrá un coste extra al mantenimiento de la Red Natura 2000 pero permitirá “una mayor precisión en la delimitación geográfica de las hábitats o especies”, según la Junta. La Red Natura 2000 abarca en la actualidad un 23% de todo su territorio (un 13,6% del total del territorio de la red en España)  con más de 1,8 millones de hectáreas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha