eldiario.es

Menú

La Junta mintió en el caso de la readmisión de interinos

El Tribunal Supremo demuestra que la Junta no retiró el recurso que había puesto a la decisión judicial, sino que en realidad su recurso fue rechazado ocho días antes.

La decisión de la readmisión de hecho ya es firme y la Junta se enfrenta a una posible pena extra de desobediencia.

- PUBLICIDAD -
Auto del Supremo desestimando el recurso de la Junta de Castilla-La Mancha y demostrando que mintió

La Junta afirmó el 26 de octubre que retiraba el recurso interpuesto a la sentencia que la obligaba a readmitir a 391 interinos despedidos irregularmente en agosto de 2012, unos trabajadores que por sentencia judicial siguen cobrando al ser ilegal su despido pero que no trabajan para la Administración puesto que se niega de momento a ubicarlos en sus puestos. En ese momento la Junta indicaba que retiraba el recurso "teniendo en cuenta los intereses generales de la sociedad castellano-manchega".

Sin embargo, un auto del Tribunal Supremo demuestra que toda aquella decisión es mentira. El recurso no fue retirado voluntariamente sino que fue rechazado por el propio Tribunal Supremo diez días antes, concretamente el 16 de octubre. De hecho el recurso de la Junta ni siquiera llegó a estar en trámite porque fue firmado el 20 de octubre por el consejero de Administraciones Públicas, Leandro Esteban, cuando el día 16 el Supremo ya había fallado la sentencia y había emitido el auto correspondiente.

El auto conocido del Supremo demuestra dos novedades en el caso: por un lado que la Junta ha mentido en todo el caso y que no ha tomado las decisiones voluntariamente sino que perdió el caso en la justicia, con todos sus recursos incluidos, y por otro que la decisión de readmitir a los interinos ya es firme. Este punto resulta importante porque la Junta señaló que no acataría la sentencia hasta que fuera firme: lo lleva siendo desde el 16 de octubre. Además al perder el recurso la Junta es condenada a las costas de su proceso de resolución, por lo que el proceso cuesta aún más dinero a las arcas públicas.

Además la Junta se expone a un posible delito de desobediencia judicial al no obedecer una sentencia que lleva en vigor más de un mes, delito que ampliaría la cifra gastada por la Junta en la justicia. El Supremo ordena la readmisión de los interinos en su puesto de trabajo inmediatamente. El plazo para la readmisión de los trabajadores es de dos meses desde la firma de la sentencia, es decir, máximo el 16 de diciembre.

Entre las hipotéticas respuestas a por qué la Junta ha mentido en este caso, una respuesta podría ser que no conocía de este auto judicial del Supremo, pero esa versión resulta inexplicable cuando los medios de comunicación hemos tenido acceso ya al mismo.

La Junta en ningún momento del caso ha señalado que ya lo había perdido y de hecho a los sindicatos les ha negado las convocatorias para hablar sobre el tema alegando que lo harían cuando la sentencia fuera firme (a pesar de que lo lleva siendo un mes, como se ha conocido ahora). De hecho la pasada semana Leandro Esteban señalaba que reunirse antes con sindicatos podría ser un delito de prevaricación y que no podía hacerlo, algo que de nuevo queda demostrado que es mentira con el auto del Supremo.

Auto del Supremo desestimando el recurso de la Junta de Castilla-La Mancha y demostrando que mintió

Auto del Supremo desestimando el recurso de la Junta de Castilla-La Mancha y demostrando que mintió

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha