eldiario.es

Menú

Los filólogos rechazan la Ley de Señas que iguala la lengua con los festejos taurinos

El IIFV rechaza el proyecto que impulsa el PP en solitario porque "atenta contra la libertad, el consenso y la convivencia entre los valencianos"

- PUBLICIDAD -
Gobierno valenciano aprueba que los 'bous al carrer' sean Patrimonio Cultural Inmaterial

Luis Santamaría, impulsor de la Ley de Señas, y María José Catalá, portvoz del Consell

El Instituto Interuniversitario de Filología Valenciana (IIFV), ha criticado el Anteproyecto de  Ley de Señas de Identidad de la Generalitat afirmando que es un anteproyecto "restrictivo y empobrecedor, está manipulado ideológicamente por intereses políticos y recoge de una manera muy sesgada la identidad valenciana". Pero especialmente el IIFV lamenta que "desprecia la lengua de los valencianos al ponerla como una seña de identidad más, entre otros como, por ejemplo, los cortejos taurinos o el artre pirotécnico.

Añaden los filólogos que en este anteproyecto, en lo relativo a la 'lengua valenciana' "menosprecia a la Real Academia Española, la comunidad universitaria y académica, y el posicionamiento científico de toda la filología y la historia (que definen el valenciano como variante de la lengua catalana)".

Por otro lado el IIFV critica también el  observatorio que prevé esta ley asegurando que es "innecesario" y criticando que "depende del poder político que lo designa". Con este organismo advierten que "se destierra la tarea hecha y seguida durante décadas por las universidades valencianas, y por los profesionales de la enseñanza, de la comunicación y de la cultura, que ahora pueden ser discriminados y censurados; e incluso se excluyen instituciones públicas, reconocidas al Estatuto de Autonomía (en referencia a la Acadèmia Valenciana de la Llengua y al Consell Valencià de Cultura), sustituidas por colectivos privados de marcado posicionamiento secesionista (La Real Academia de Cultura Valenciana y Lo Rat Penat) que actúan en contra de la normalización de la lengua que se ha hecho desde las Normas de Castelló de 1932".

Ante esta situación el IIFV pide la retirada y la no aprobación del anteproyecto, "puesto que atenta contra la libertad, el consenso y la convivencia entre los valencianos, a la vez que reinstaura la vigilancia y la amenaza para todos aquellos que trabajan en la recuperación y la dignidad de la lengua y la cultura, a los cuales, una vez más, los responsables de las instituciones valencianas no solamente no defienden, sino que además entorpecen o incluso atacan".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha