eldiario.es

Menú

Un alto cargo de la Generalitat valenciana gastó 23.000 euros en un coche de lujo público meses después de su dimisión

Enrique Simó, exdirector de Vaersa imputado por malversación, dejó su cargo en noviembre de 2014 peró usó el vehículo hasta la llegada del nuevo Consell

- PUBLICIDAD -
El vehículo, un Land Rover, utilizado por Simó

El vehículo, un Land Rover, utilizado por Simó

Enrique Simó, exdirector de Vaersa (Valencia de Aprovechamiento Energético de Residuos,SA), la empresa dedicada al medio ambiente de la Generalitat, usó un coche de alta gama -un Land Rover- propiedad de la sociedad pública hasta cuatro meses después de su dimisión.

En ese periodo, cargó 13.000 euros en gasolina a las arcas públicas. La reparación del turbo del vehículo costó otros 10.000 euros. El vehículo solo le fue retirado en julio de 2015, una vez el PP abandonó el poder. Así lo ha denunciado Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, en las Corts Valencianes, en un agrio debate sobre el presupuesto entre el PP y los representantes del Consell, el presidente Ximo Puig y la propia Oltra.

Simó fue detenido como sospechoso de malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude en la contratación. El juez que investiga la gestión de Vaersa -asunto por el que el exdirector pasó por el calabozo- cree que hay indicios de delito en la contratación de 65 todoterrenos, el pago de dos millones de euros en productividad a la cúpula de la empresa y el desmesurado presupuesto dedicado a abogados privados -dos millones de euros en seis años- por tareas que podían hacer los servicios jurídicos de la Generalitat.

Pese a su imputación, Simó tardó cuatro meses en dimitir. No lo hizo hasta noviembre de 2014. Isabel Bonig, actual líder del PP, entonces su superior como consellera, defendió su gestión para justificar la continuidad de un sospechoso de corrupción en el cargo. La imputación a Simó, dijo, se basa en una "cuestión administrativa", ya que  la compra de vehículos todoterreno sin concurso público no correspondía a su etapa en la dirección de Vaersa y el pago de un plus de productividad y la contratación de asesoría jurídica externa fue abortada por él. "Así se demostrará, porque hay prueba documental sobre esa cuestión", dijo Bonig.

Este jueves la portavoz del PP también justificó el uso de un coche público por parte de un alto cargo imputado y dimitido. Simó es personal fijo de Vaersa, concretamente jefe de uno de los departamentos de obras, y como tal tenía derecho a usar el parque de vehículos de la empresa. "Habrá que aclarar esto, porque da la sensación de que él tenía un coche a su plena disposición y lo tenía como director de Vaersa; cuando dejó de ser director utilizó el parque móvil como lo utilizan tantos y tantos", ha defendido."Estas demagogias no se deben hacer con tanta ligereza", ha añadido. El Land Rover utilizado por Simó tiene asientos de cuero y, nuevo, un precio de 70.000 euros.

Otro exdirector de Vaersa, Felipe Espinosa, también imputado en el asunto,  gastó 1.300 euros en comilonas en Zamora y Segovia coincidiendo con la fiesta del 9 d'Octubre.

Subvención pública contra desvío de dinero público

Oltra ha desvelado el uso del coche de la Generalitat por parte de Simó tras los ataques del PP a Ximo Puig, al que acusan de rescatar con dinero público -130.000 euros- un matadero de Morella, el pueblo del presidente de la Generalitat. La vicepresidenta defendió con energía a su jefe en el Consell.  "Carns de Morella es una empresa pública, que da un servicio público. Ustedes, en cambio, permitieron que Simó siguiera utilizando el coche oficial. ¿"Ve usted la diferencia" entre lo público y lo privado?.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha