eldiario.es

Menú

Fabra decidió cerrar Canal 9 después de que Rajoy le negase dinero para reflotarlo

Fabra rechaza asumir responsabilidades y califica el cierre de RTVV como "innegociable"

No habrá ninguna dimisión en el Gobierno y únicamente se dejará caer a la directora general de RTVV

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Alberto Fabra informa sobre el cierre de Radiotelevisión Valenciana

Alberto Fabra rechaza asumir ninguna responsabilidad por el cierre

Mariano Rajoy zanjó con una negativa cualquier posibilidad de ayuda especial del Gobierno para mantener la radio y televisión valencianas. La respuesta del presidente se produjo en la tarde del martes tras recibir la llamada de Fabra para pedirle dinero. La conversación entre ambos presidentes tuvo lugar pocas horas despúés de conocerse que la justicia anulaba el expediente de regulación de empleo del ente y obligaba a readmitir a un millar de trabajadores. Así lo afirman fuentes cercanas a la Directoral General de RTVV, Rosa Vidal, responsable que ya ha anunciado que no dirigirá el cierre de RTVV.

Esta situación casa con las explicaciones dadas hoy por Fabra que ha afirmado sobre una posible negociación para un crédito extraordinario del Ministerio de Hacienda para Canal 9, que estas negociaciones únicamente se hacen para mantener la sanidad, la educación y los servicios sociales. Pese a todo Alberto Fabra ha pedido una mejora de financiación que considera "injusta", reivindicación que ha quedado enterrada entre la continua argumentación de que el mantenimiento de la radio y televisión públicas es “incompatible” con garantizar los servicios del estado del bienestar.

Vestido de negro cual enterrador y con cadáveres en plena vida protestando a las puertas de la Generalitat, el president Alberto Fabra ha afirmado que el cierre de RTVV es “innegociable”, y como único argumento ha utilizado el que ya se avanzó ayer, que el mantenimiento de la radio y televisión públicas es “incompatible” con garantizar los servicios del Estado del bienestar.

Fabra ha rechazado asumir cualquier responsabilidad en su Gobierno, ni la de su vicepresidente, José Ciscar, quien dijo que el Expediente de Regulación de Empleo era “impecable”, pero que ha sido declarado nulo por el TSJ. Fabra pone el cortafuegos en la directora del ente, Rosa Vidal, afirmando que ella tiene su responsabilidad del ERE anulado, y a quien deja caer después de que esta dijera ayer que no sería ella la que echaría el cierre a RTVV. Por otro lado, y a preguntas de los periodistas, afirmó que estudiarían las medidas judiciales contra el bufete Garrigues, empresa que les asesoró para diseñar el ERE.

El presidente de la Generalitat cargó sus críticas en los sindicatos, acusándoles de no haber querido negociar, y de que “no han querido entender que la Administración no es un saco sin fondo donde cabe todo”. No obstante, cabe recordar que la sentencia del TSJ anuló el ERE afirmando que hubo “mala fe” y que no se quiso negociar.

Según el presidente, el ERE era la única forma de hacer RTVV sostenible, pero ante la posibilidad de plantear una nueva negociación con los trabajadores para realizar un nuevo expediente para continuar el ente, Fabra dijo que “el momento de la negociación ya ha pasado”, y que no iba a ser su Gobierno el que pusiera 40 millones de euros “para cumplir la sentencia”.

Pese a esgrimir argumentos económicos para el cierre del ente, Alberto Fabra ha afirmado que no tenía las cifras concretas, pero que sería aproximadamente el coste del funcionamiento de RTVV durante un año. Como referencia sí que ha explicado que hace dos años, cuando se inició el ERE, el coste era de 183 millones de euros, y que el capítulo de personal era de 73 millones.

Apenas ha hablado Fabra de mejorar la financiación de la Generalitat, y sobre una posible negociación para un crédito extraordinario del Ministerio de Hacienda, el President ha afirmado que estas negociaciones únicamente se harían para mantener la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Sobre la imagen que da la Comunitat Valenciana y sobre el fomento de la cultura y la lengua propia al que insta el Estatuto de Autonomía, Fabra ha asegurado que se afrontará más adelante. Concluyó afirmando que pretende que el proceso de cierre ser “rápido” para no alargar la “agonía” de los trabajadores, para lo que se readmitirá a los afectados por el ERE como ordena la sentencia y así iniciar el proceso de liquidación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha