eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Unidos Podemos y el PSOE quieren obligar a las empresas a que publiquen los salarios de mujeres y hombres

Los dos partidos preparan por separado iniciativas para luchar contra la brecha salarial

Unidos Podemos presentará en unas semanas un borrador de Ley de Igualdad Retributiva que propondrá que en caso de que haya diferencia entre salarios exista "presunción de discriminación"

El PSOE trabaja en un texto para una futura norma sobre igualdad laboral y salarial

- PUBLICIDAD -
Los 'call centers' ingresaron 2.850 millones en 2016, un 13,3% más, y aumentarán un 7% su facturación en 2017

Los grupos políticos preparan iniciativas contra la brecha salarial.

La desigualdad salarial entre mujeres y hombres está en el punto de mira de los partidos políticos. Tanto Unidos Podemos como el PSOE preparan iniciativas para combatir la brecha salarial que presentarán en las próximas semanas. Aunque trabajan por separado, las propuestas tienen algunos puntos en común, como la que sería una de las medidas estrella: obligar a las empresas de todos los tamaños a publicar las retribuciones completas (salario base y todo tipo de complementos) de mujeres y hombres. Islandia, Reino Unido o Alemania ya han tomado medidas similares para combatir la discriminación.

La diputada Yolanda Díaz, de En Marea, trabaja junto a un grupo de expertas en la redacción de una Ley de Igualdad Retributiva que estará lista en las próximas semanas. "Decimos retributiva y no salarial porque vamos a ir más allá del concepto de salario, vamos a ocuparnos de las condiciones de trabajo y los usos del tiempo y a tocar el núcleo duro del derecho laboral en sus normas y fundamentos", explica. 

Uno de los puntos clave será la obligación para todas las empresas de publicar todos los conceptos retributivos que abonan a cada persona. La publicación deberá respetar la Ley de Protección de Datos, es decir, no se podrán publicar con nombres y apellidos, pero sí por puesto concreto de trabajo y por sexo. Esta medida permitirá a cada trabajador comparar su sueldo con el de sus iguales y también que existan promedios de cuánto cobran las mujeres y los hombres en cada empresa. 

De existir diferencias la nueva norma modificará el procedimiento judicial para que exista "presunción de discriminación". Es decir, si existe una diferencia de sueldo entre puestos iguales o de igual valor se considerará un indicio de discriminación y serán las empresas las que tendrán que explicar y justificar la existencia de esa diferencia. 

Para reforzar estas "causas de discriminación" que podrán llegar a los juzgados, Unidos Podemos quiere que exista un organismo independiente especializado en igualdad de género que pueda, por ejemplo, emitir informes periciales. 

La brecha salarial, que en España se sitúa entre el 17% y el 24% en función de la fuente y el método de cálculo, es en la inmensa mayoría de los casos sutil e indirecta no tiene tanto que ver con que la empresa asigne explícitamente sueldos base diferenciados en función del sexo, sino con reconocer de forma distinta empleos que tienen igual valor o con premiar con complementos unas tareas en detrimento de otras. Actualmente es posible que una empresa pague complementos aleatorios que incluso escapan de los convenios colectivos a los trabajadores.

Ley de Igualdad Laboral

El documento sobre el pacto de rentas que presentó el PSOE hace unos días incluye la elaboración de una Ley de Igualdad Laboral que tenga en cuenta "desde la incorporación, las condiciones laborales y de remuneración y en consecuencia de las pensiones, la mejora de la cualificación, hasta la reincorporación de las mujeres al mundo laboral, entre otras medidas".

La socialista Carmen Calvo ya trabaja con su equipo para desarrollar el texto de esta norma. En cualquier caso, Calvo subraya que, sin esperar al debate y a la tramitación de una ley, es posible poner en marcha ya una medida concreta y clave y que coincide con la de Unidos Podemos: la transparencia en los sueldos. "Estableciendo a nivel de empresa la obligatoriedad de que los sueldos y salarios de todos los empleados, junto a la modalidad de contratos a la que se corresponden, sean materia de público conocimiento", especifica el texto.

Todas las empresas, sin importar la envergadura de sus plantillas, estarían obligadas a ejercer esa transparencia. "A veces ni las propias mujeres son conscientes de su propia discriminación", apunta Carmen Calvo, que subraya que la forma en la que las mujeres acceden al empleo y desarrollan sus carreras hacen que muchas, cuando llega el momento de jubilarse, cobren pensiones muy por debajo de las de los hombres. 

Unidos Podemos en el Congreso y el PSOE trabajan por separado en sus proyectos, aunque esperan encontrar coincidencias a la hora de tramitar sus iniciativas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha