eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La contratación de trabajadores indefinidos cae a la mitad

En junio se celebraron 80.000 contratos indefinidos menos que en el mismo mes del año pasado. El 92% de los nuevos contratos que se hacen es de carácter temporal.

El paro bajó en junio en 127.248 y hay 4.763.680 de parados en España.

El paro desestacionalizado (sin contar efectos de calendario), sube en 966 personas, el mejor junio desde 2006

La Seguridad Social registra un aumento de 26.853 cotizantes.

- PUBLICIDAD -
El desempleo volvió a subir en mayo en la eurozona y alcanzó el 12,1 por ciento

El verano es una buena época para encontrar trabajo

El verano es tradicionalmente una buena época para encontrar un trabajillo en España. Así, en junio, 127.248 personas se dieron de baja de las listas del paro, el mayor descenso en un mes de junio en la serie histórica, situándose el total en 4.763.680 personas. En términos desestacionalizados, esto es, descontado el efecto del calendario, el paro asciende en 966 personas, lo que deja la cifra como la mejor solo desde 2006.

Pese a estos buenos datos, la contratación, una clara señal de la dinánima del mercado de trabajo, sigue en negativo. Así, el número de contratos nuevos frente al mismo mes de 2012 ha caído en un 7,87%. Esta caída de la contratación tiene especial incidencia en los indefinidos. En junio de 2013 solo se firmaron 87.349 nuevos contratos de trabajo con esta modalidad, lo que apenas representa el 6,84% de todos los contratos. Este dato supone un descenso casi el 50% el mismo mes del año pasado, cuando se celebraron 168.131 contratos indefinidos. Desde diciembre del año pasado nunca se habían realizado tan pocos contratos de este tipo en un mes.

En rueda de prensa, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, calificó de "moderamente positiva" la evolución de la contratación en este 2013. Hidalgó tomó como referencia los primeros seis meses del año para "minimizar" el efecto calendario y descontó el efecto de los contratos del hogar. Con estas salvedades, la contratación en este semestre subiría un 1,86% respecto al mimos periodo de 2012.

Hay que tener en cuenta, debido a la estacionalidad, que de los 1,27 millones de nuevos contratos que se realizaron en junio, 1,18 millones fueron de carácter temporal. Es decir, el 92%.

Además, de de entre los escasos nuevos indefinidos 38.526 son a tiempo parcial. Paradójicamente, se reduce aún más el número de contratos de jornada reducida que los de jornada completa. Así, los parciales indefinidos han caído en un 58%. Esta situación es completamente opuesto en el caso de los contratos a tiempo parcial que son además temporales. Así, la contratación por una jornada de unas horas de duración determinada subió en un 33,5%, al celebrarse al menos 427.450 contratos de este tipo en junio. Los contratos especiales de emprendedores, la gran apuesta del Ejecutivo en la reforma laboral para incentivar la contratación, apenas supusieron 6.866 nuevas firmas.

La responsable del ramo aseguró que los datos demostraban que se había "aprovechado totalmente la estacionalidad", esto es, que se había mejorado todo lo posible en verano teniendo en cuenta la estructura económica de España. En general, se mostró cautelosamente optimisma. "El Gobierno está satisfecho con los datos de paro de este mes", recalcó Hidalgo. Con todo, reconoció que cuando mejore la economía la contratación indifinida mejorará pero subrayó que "lo importante es encontrar un puesto de trabajo" y no tanto el tipo de contrato, al ser preguntado por el riesgo de una precarización del empleo.

Por edad, solo 10.968 jóvenes menores de 25 años fueron contratados con carácter indefinido en junio, casi un 28% menos que en el mismo mes del año anterior.

Sectores y regiones

Como corresponde a la temporada del año, el sector servicios fue el que más desempleo perdió, al salir de sus listas al menos en 90.000 desempleos. El siguiente sector que más reduce su número de parados es la construcción, con algo más de 18.000. Precisamente, cabe resaltar, que dejar de formar parte de las listas del paro no implica haber encontrado un puesto de trabajo, sino haberse salido de las listas. Esto puede ser provocado por haber encontrado un empleo pero también por haber perdido el derecho a la prestación o por haberse ido del país. La agricultura es el único sector en el que aumentó el paro.

El paro registrado baja en las diecisiete Comunidades Autónomas frente al mes anterior, pero solo un territorio consigue recortar también este registro en frente al mimos periodo de 2012. Es Baleares, cuyo número de parados inscritos en sus registros de empleo ha descendido en un 8,5%. Si la comparación se realiza con el mes anterior (mayo), depués de Baleares (que redujo su número de parados en un 7,08%) llama la atención que las dos comunidades que más lograron bajar sus cifras de desempleo están muy alejadas del negocio de sol y playa. Así, Aragón y Castilla y León recortaron en más de un 4% sus datos de paro. Catalunya y Galicia son otras comunidades que vieron acortarse significativamente sus colas de desempleo.

Precisamente, la vertiente mediterránea es la que ha registrado unos descensos más moderados del desempleo. Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía, recortaron poco más del 1% sus estadísticas de paro. Andalucía sigue siendo la comunidad con mayor número de parados en cifras absolutas (por encima del millón). A mucha distancia, están Madrid y la Comunidad Valenciana (con algo más de medio millón).

El desempleo se redujo más entre hombres (-3,03%), que mujeres en frente al mes anterior, (-2,19%). La nota también destaca que hay que destaca que el paro entre los menores de 25 años (el colectivo más afectado por el desempleo) se ha reducido a un ritmo muy elevado, con un 6,39% menos de jóvenes inscritos buscando empleo. Cabe destacar que también la movilidad en este colectivo es mayor, sobre todo de cara a salir fuera del país durante la estación estival.

La cobertura del sistema, es decir, los parados que reciben algún tipo de prestación se redujo hasta el 61%. Algo más de 2,8 millones de parados tienen derecho a una prestación por desempleo, el 1,6% menos que en mayo del año pasado (estos datos tienen un mes de decalaje con el paro). Además, la prestación media es de 896 euros.

Afiliación

En menor medida, los datos de afiliación también han mejorado. 26.853 personas se dieron de alta como cotizantes en la Seguridad Social. El número de afiliados en la Seguridad Social se situó en 16.393.866, lo que supone una caída del 3,72% respecto a un año antes. La caída es más profunda si se toma en cuenta los datos que atañen solo al Régimen General, esto es, la contratación por cuenta ajena cuyos afiliados se quedan en 12,1 millones y su número se reduce un 4,82%. Frente a esta caída, el número de autónomos apenas ha caído un 0.86%.

De hecho, si se tiene en cuenta la variación respecto al mes de mayo, el número de autómos dados de alta en la Seguridad Social sí aumenta, en un modesto 0,41%. Ante la sospecha de un posible "trasvase" de cotizantes por cuenta ajena a autónomos, desde Empleo negaron esta correlación.

Por sectores, la hostelería, las actividades sanitarias y el sector de oficinas son los que más afiliaciones han recuperado, frente al año pasado. En el caso de la hostelería, la mejora es de casi un 3%, lo que demuestra la fortaleza de la actividad en el sector. La finalización del curso escolar hace que la afiliación se reduzca en casi un 5%.

Según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, aseguró en rueda de prensa que el comportamiento de la afiliación en 2011 y 2012 "marca una clara distancia respecto a los ejercicios anteriores". Burgos recalcó que en mayo había aumentado el número de códigos de cuenta de nuevas empresas que se daban de alta en la seguridad social, en más de 10.600, lo que para él es un buen síntoma del mercado de trabajo.

Burgos se mostró mucho más optimista que su colega de Empleo y reiteró que "claramente" la evolución del sistema es "positiva", "constante" y "creciente". Estos bríos en la defensa de la evolución estadística chocan con las cifras en perspectiva histórica. Así, la afiliación media en un mes de junio no había sido tan baja desde 2003, esto es, una década perdida en términos de ingresos para la Seguridad Social.

Por sectores, la construcción es la actividad dentro de los trabajadores por cuenta ajena que más afiliados perdió frente al año anterior, con un 16% menos de cotizantes. Las actividades sanitarias perdieron casi un 12% y las industrias extractivas casi un 9%.

Si se pone el foco en la evolución de la afiliación de los autónomos, hay varias actividades en las que significativamente se producen aumentos. Destaca la información y las actividades financieras y de seguros, así como las actividades científicas, las sanitarias y la educación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha