Opinión y blogs

eldiario.es

Siete cosas que hizo el PP de Mariano Rajoy para torpedear el juicio de la Gürtel

60 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Sí, el PP pidió la nulidad del caso Gürtel. El abogado del partido se sumó a la petición de Luis Bárcenas y otros imputados de este caso de corrupción para que el juicio no llegase siquiera a celebrarse. Usaron la misma técnica que, con el caso Naseiro, les funcionó: anular las pruebas por supuestos defectos de forma. Esta vez no coló y por eso hay estos días un juicio y habrá pronto una sentencia, a pesar de los intentos del PP.

El PP pidió la nulidad del caso Gürtel hace tres meses y el presidente de este partido, hasta el 26 de enero de 2017, dice que no se enteró. "Ahí me ha sorprendido usted, no estaba al tanto", respondió Marino Rajoy en una entrevista en Onda Cero donde no se sabe qué es peor: que realmente no supiese nada de lo que ha hecho su partido para tapar el caso Gürtel o que mienta con tanta tranquilidad.

Ya que Mariano Rajoy no se entera, o no quiere recordar, aquí van siete cosas más sobre la Gürtel que el presidente del PP debería conocer.

1. El PP torpedeó la investigación de la Gürtel desde el primer momento. Rajoy calificó la investigación de una "trama contra el PP" en una rueda de prensa que conviene recordar.

El líder del PP, Mariano Rajoy (c), durante la rueda de prensa que ofreció en febrero de 2009 tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de su partido convocada con carácter de urgencia para analizar la situación derivada de la investigación del juez Baltasar Garzón en una supuesta trama de corrupción.

Rajoy, en febrero de 2009, tras el inicio de la investigación del caso Gürtel EFE/Víctor Lerena

En la foto de la rueda de prensa donde Rajoy denunció la "cacería contra el PP" y la recusación contra el juez Garzón, estaba Ana Mato, la que viajó con sus hijos a Disneyland París en clase Gürtel y nunca vio los coches de lujo que le pagaba Correa a su marido. Estaba Francisco Camps, el que aceptaba todo tipo de regalos de la trama que se llevaba contratos públicos de la Comunidad Valenciana mientras se ocupaba de sus campañas electorales pagadas en B. Estaba Ana Botella, la que tuvo a Francisco Correa de testigo de la boda de su hija en un convite en El Escorial donde el capo de la Gürtel también pagó parte de las facturas. Estaba Esperanza Aguirre, la que llegó a presidenta de la Comunidad de Madrid en una campaña pagada a la Gürtel con dinero de Fundescam, la que que nombró consejero al imputado López Viejo, la que entregó a la Gürtel 8 millones en contratos públicos de forma bastante irregular.

2. El PP se presentó como acusación en la Gürtel y la justicia les tuvo que expulsar. El PP argumentaba que eran "víctimas" de la trama Gürtel y con esa excusa se personaron como acusación popular. Su 'acusación' consistió en otra defensa más: los abogados del partido se dedicaron a proteger a su tesorero imputado, Luis Bárcenas. La estrategia era tan clara que la Audiencia Nacional les expulsó del caso.

3. El PP intercedió con el juez Pedreira para que levantasen la imputación a Luis Bárcenas. Fue un trabajo muy fino del que se ocupó, por encargo de Javier Arenas, un abogado próximo al PP: Pedro Gómez de la Serna. Tuvo éxito y Pedreira, en una decisión bastante cuestionable, levantó la imputación contra Luis Bárcenas del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. De premio, Gómez de la Serna se convirtió en diputado por el PP. Y desde el Congreso se dedicó a esos negocios de comisionista que hoy investiga la Audiencia Nacional.

4. El PP de Valencia pagó con dinero público la defensa de sus acusados en la Gürtel. El grupo parlamentario del PP en las Cortes Valencianas pagó los abogados con el dinero de la subvención que reciben del parlamento.

5. El PP está imputado por destruir pruebas de la Gürtel. La Audiencia Nacional pidió al partido los ordenadores que había usado su tesorero, Luis Bárcenas. Antes de enviarlos al juzgado, el PP se ocupó de que nadie encontrara nada allí. Destruyeron los discos duros a conciencia: los formatearon 35 veces y después los rayaron, los rompieron y los tiraron a la basura.

6. El PP maniobró para enterrar el caso de los discos duros. Primero Luis Bárcenas, de forma un tanto sospechosa, se retiró de la acusación. Después, el PP se agarró a la doctrina Botín y pidió el archivo. Y más tarde recusaron a la juez para intentar así que el caso pasase a otra magistrada, famosa por llevar años intentando archivar otro chanchullo popular: el caso de los espías de Madrid. De momento, esta estrategia ha salido mal y la jueza que imputó el partido no ha sido recusada. No duden que perseverarán.

7. El PP se financió con dinero negro. Así lo han concluido ya Hacienda, la Fiscalía y dos jueces –Pablo Ruz y José de la Mata– en la pieza separada de la caja B. El dinero negro existió en el PP desde que se fundó el partido, desde los tiempos de AP. Pagaron con dinero negro la reforma de la sede; también la reforma del despacho de Mariano Rajoy y hasta el  plasma en que el presidente se apareció a los medios para decir que nunca hubo dinero negro en el PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha