eldiario.es

Menú

GALICIA

El PP gallego retrocede a los tiempos de Alianza Popular

Los conservadores pierden cinco escaños y más de 200.000 votos en Galicia, donde su peor resultado porcentual es el de la provincia de Mariano Rajoy.

- PUBLICIDAD -
Feijóo pide un "gobierno estable" y no levantarse mañana "con incertidumbres"

Feijóo pide un "gobierno estable" y no levantarse mañana "con incertidumbres" EFE

El presidente del PPdeG y de la Xunta había formulado claramente su objetivo: mayoría absoluta de escaños o, lo que es lo mismo, 12 de los 23 que se eligen por las cuatro circunscripciones gallegas. Lo hizo en precampaña y lo reiteró después de conocer los datos del sondeo del CIS que, a las puertas de la campaña, le otorgaban 10 escaños a su partido, exactamente los mismos que ha acabado por conseguir y que hacen retroceder a la formación a los tiempos en los que sus siglas eran todavía las de Alianza Popular de Galicia, pero con menor representación parlamentaria.

Desde que, en las elecciones de 1982, UCD dejó de ser una pieza central en el tablero político gallego, el suelo de los populares en cuanto a representación en el Congreso por las circunscripciones gallegas estaba en 11 escaños, los conseguidos en 2008, en los comicios tras los que José Luis Rodríguez Zapatero fue investido presidente por segunda vez. No obstante, en aquella ocasión los conservadores superaban los 800.000 votos, más del 43% del total, y en esta ocasión algo por debajo de los 600.000 sufragios y rondan el 37% del apoyo ciudadano.

Así las cosas, el PP se deja por el camino más de 200.000 votos con respecto a los anteriores comicios generales y no cabe concluir que todos hayan pasado a Ciudadanos, formación que estrena representación por Galicia con algo menos de 145.000 sufragios. Por circunscripciones, donde mejor resisten los populares es en Ourense, provincia en la que, no obstante, cae once puntos, hasta el 45%, y pierde un escaño. En la otra provincia del interior el PP lucense se queda en el 42% tras perder unos 24 puntos y un escaño que, como en el caso ourensano, gana En Marea.

La circunscripción con menor apoyo porcentual al PPdeG pasa a ser Pontevedra, la provincia de Mariano Rajoy y Ana Pastor, donde el 34% de los votos supone una caída de 16 puntos y un puesto en el Congreso. En la provincia pontevedresa el partido de Feijóo logra, no obstante, uno de sus objetivos de la campaña: retener el tercer escaño y asegurar el puesto en el Congreso para la actual presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, una de las dirigentes del PPdeG más próximas a Rajoy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha