eldiario.es

Menú

"Las mujeres deportistas, sin reflejo en los medios, deberían hablar en los colegios"

Ainhoa Azurmendi, autora de la guía para incorporar la perspectiva de género en las federaciones deportivas vascas, reclama mayor control institucional para que se cumpla la normativa de igualdad en este ámbito.

Resalta las carencias formativas en coeducación sobre todo entre los monitores de deporte escolar.

- PUBLICIDAD -
 Ainhoa Azurmendi, profesional de la amplia trayectoria de investigación en el ámbito de la educación física y el deporte./ Foto: Emakunde

Ainhoa Azurmendi, profesional de la amplia trayectoria de investigación en el ámbito de la educación física y el deporte./ Foto: Emakunde

Ainhoa Azurmendi, autora de la guía para incorporar la perspectiva de género en las federaciones deportivas vascas, admite avances en ciertos ámbitos para erradicar la discriminación hacia las mujeres y favorecer su participación deportiva, pero reconoce que se dan de forma discontinúa, descoordinada y sin el respaldo de una línea de trabajo específica desarrollada por parte de las instituciones. Esta es la principal conclusión del análisis realizado por la experta sobre la evolución de las medidas aplicadas para mejorar la situación de las mujeres vascas en el deporte.

Azurmendi ha trasladado su diagnóstico ante los miembros de la Comisión de Cultura, Euskera, Juventud y Deporte del Parlamento vasco. Euskadi cuenta actualmente con herramientas para favorecer la situación de las mujeres en el deporte en general, y en el deporte de alto nivel en particular. La Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la igualdad de mujeres y hombres, prohíbe otorgar subvenciones a entidades deportivas que discriminen a las mujeres. De forma paralela,  la normativa desarrollada a partir de la mencionada ley emplaza a las federaciones deportivas a desarrollar planes de igualdad en sus estructuras y a llevar a cabo actuaciones orientadas a impulsar la participación de las mujeres en el ámbito deportivo. El problema, según resalta Azurmendi, es que la aplicación de estas normativas queda en manos de la voluntad de los agentes sociales implicados. "El principal problema actual es la falta de compromiso y sensibilización para aplicar la legislación existente y garantizar su cumplimiento. Falta una planificación general o integral, con un calendario en que se indique qué hacemos dónde vamos y establecer plazos y dar avances en el cumplimiento de la ley".

El impacto de género de las subvenciones

Ainhoa Azurmendi habla también de la obligación moral y social. "A los diferentes entidades y asociaciones no se les exime del cumplimiento de la legislación porque reciben subvenciones públicas y en consonancia deben responder a la ciudadanía con un comportamiento ejemplar", resalta. "Es necesario que se conozca el impacto de género de esas subvenciones. Se ha hecho menos de lo que debería haberse hecho y a todas las entidades nos corresponde trabajar en ese sentido".

Esta psicóloga y consultora deportiva, con una amplia trayectoria de investigación y dedicación en el ámbito de la educación física y el deporte, no pasa por alto en su análisis las diferencias en el reconocimiento social de los logros deportivos protagonizados por mujeres. "Las mujeres no tienen modelos y referentes de mujeres deportistas inundando todos los medios de comunicación. Las mujeres deportistas deberían pasar por las aulas de los colegios para explicar su práctica deportiva y servir figura de referencia", sugiere Azurmendi. "Aún existe una tendencia a explicar el abandono deportivo de las mujeres como un fenómeno natural que tiene lugar debido a otras prioridades que establecen las mujeres en sus vidas, sin embargo, la menor calidad de la oferta deportiva dirigida a las mujeres, y la distribución desigual de recursos económicos, humanos y materiales son factores que influyen en la falta de motivación para la continuidad de la práctica deportiva de la mujer".

Azurmendi resalta las carencias formativas en coeducación sobre todo entre los monitores de deporte escolar, referentes para el alumnado. "Ni siquiera en el diseño curricular de los estudios de IVEF -Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte- está bien contemplada la coeducación. Otro problema es el deporte escolar, fundamentalmente sustentado en el voluntariado. Es difícil exigirles formación y que conozcan cómo se desarrolla una sesión coeducativa. En este ámbito queda un largo camino por recorrer".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha