eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Guerra abierta entre el Obispado de Santander y la Consejería de Educación de Cantabria

El Gobierno considera "desproporcionada" la reacción de la institución eclesiástica, que ha hecho un llamamiento a la sociedad civil cántabra para que se rebele ante la decisión del Ejecutivo de sustituir una hora de Religión por una de tutoría.

La Consejería defiende su independencia para gestionar educación "de la misma forma que nosotros no nos inmiscuimos acerca de la duración de las misas o el nombramiento de los prelados".

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El nuevo obispo de Santander confirma en sus cargos a su Consejo de Vicarios y colaboradores diocesanos

El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, ha hecho un llamamiento para que la sociedad se rebele ante la reducción de horas en la asignatura de Religión.

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria no se ha achantado ante el llamamiento hecho por el Obispado de Santander "a la sociedad civil cántabra" para que se rebele ante la decisión del nuevo Ejecutivo de reducir una hora semanal en la asignatura de Religión  en Bachillerato por una de tutoría. Al contrario. El  departamento dirigido por el socialista Ramón Ruiz ha emitido un comunicado de réplica claro y contundente, en el que exige a la institución eclesiástica que no se inmiscuya en la materia educativa.

"Permítanos defender nuestro derecho a gestionar la Educación, de la misma forma que nosotros no nos inmiscuimos acerca de la duración de las misas o el nombramiento de los prelados", argumenta la Consejería, que responde así a la nota de prensa enviada anteriormente por el Obispado, al que además recuerda que España es un Estado no confesional. En este sentido, la Consejería rechaza que se esté "mermando cualquier derecho constitucional", como había afirmado el  episcopado.

El nuevo Gobierno, presidido por el regionalista Miguel Ángel Revilla, también recuerda a la diócesis que la religión en la Educación es un "complemento", ya que la responsabilidad principal de las actuaciones confesionales "debe recaer en otros ámbitos: la familia y la parroquia". No obstante, subraya que no se ha eliminado la asignatura, sino que se trata de un "retoque horario" mediante el cual la Administración, en el ámbito de sus competencias, estima "imprescindible" garantizar una hora de tutoría al menos en el primer curso de Bachillerato.  

La Consejería explica que en esta etapa no había una hora lectiva dedicada a "aspectos de orientación académica y profesional como las habilidades sociales, el desarrollo de la solidaridad o el respeto, valores tan importantes para el crecimiento personal y para el futuro profesional de los alumnos".

"El señor Obispo llama a la movilización de los padres, pero debe quedar claro que dicha reducción no supone una merma en la educación integral del alumnado", enfatiza el departamento de Ruiz.  

Por todo ello, el Gobierno considera que la reacción del Obispado ha sido "desproporcionada" y, por ello, reclama  a monseñor Manuel Sánchez Monge "prudencia", al tiempo que le anima a contribuir a mantener un "clima de paz escolar".

El secretario de Política Institucional y Coordinación del PSC-PSOE, Ramón Ruiz.

Ramón Ruiz, consejero de Educación del Gobierno de Cantabria.

"Afirma usted que la religión promueve una convivencia abierta y serena; la misma actitud abierta y serena que esperamos del máximo responsable de la diócesis en el trato con esta Consejería. Más aún, le deseamos un fructífero desempeño de su labor pastoral y confiamos en que el señor Obispo contribuya al clima de paz escolar que caracteriza a Cantabria y que se incrementó con los gobiernos en los cuales el PSOE tuvo responsabilidad", finaliza el comunicado del Gobierno.

Además de reemplazar una hora de Religión en Bachillerato por una de tutoría, la Consejería ha rescatado, como optativa, la asignatura de Educación para la Ciudadanía en la ESO,  unos cambios con los que quiere "minimizar el carácter dañino" de la LOMCE.

Becas BIP

Otra de las primeras medidas acordadas por los nuevos responsables de la Administración regional ha sido derogar las polémicas Becas de Iniciación al Profesorado (BIP). El Boletín Oficial de Cantabria publica este martes una orden que revoca de forma definitiva la convocatoria de 300 becas del citado programa previstas para el próximo curso académico 2015-2016, cumpliendo así el anuncio realizado por el consejero del ramo.

Estas becas, conocidas como 'MIR Docente', fueron puestas en marcha por el anterior Gobierno del PP y suscitaron fuertes críticas entre los sindicatos, que denunciaron la precarización del empleo docente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha