eldiario.es

Menú

Crece el número de licenciados en ciencias y tecnología, pero escasean las mujeres

La ciencia no termina de atraer a los jóvenes: solo 38 hombres y 18 mujeres de cada mil menores de 29 años se ha titulado en una FP superior o en una carrera científica o técnica.

- PUBLICIDAD -
Un investigador analiza datos. / Foto: Irekia

Un investigador analiza datos. / Foto: Irekia

Las facultades de Ciencias no tienen el suficiente gancho entre los jóvenes, especialmente entre las mujeres. Se trata de un mal endémico en Euskadi, en el resto de España e incluso en muchos de países de la Unión Europea. ¿Qué sucede para que a los jóvenes les repela la ciencia y, sobre todo, qué consecuencias deparará ese desapego en el futuro? El Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (IVEI) ha analizado el periodo 2000-2012 para comprobar cómo ha sido la evolución de la titulación en ciencias, matemáticas y tecnología. Potenciar el incremento de matrículas en este tipo de estudios y que los titulados se dediquen en mayor medida a la investigación es fundamental para “el desarrollo económico”, advierte el IVEI.

En el periodo 2000-2012 se observa una evolución constante y regularmente positiva, pasando de un 20,2‰ de tasa de titulados en el año 2000 a un 28,2‰ en 2012. Se trata de la tasa más alta de todos los países de la Unión Europea, debido, probablemente, a “la importancia que se le ha venido dando en el País Vasco a la Formación Profesional en general y a la Tecnológica, en particular”, se apunta en el estudio.

En el año 2012, la media de la tasa de titulados superiores en ciencias, matemáticas y tecnología de los 27 países que conforman la Unión Europea era de 17,1‰. Sin embargo, la variabilidad entre los diferentes países es muy amplia, ya que va desde las tasas más bajas del 2,8‰ de Luxemburgo o 9,0‰ de Chipre a las más altas como el 23,0‰ de Lituania o el 22,5‰ de Irlanda.

Al analizar los datos de titulación por sexo, se comprueba que hay más del doble de hombres que de mujeres. Así, en el año 2012, la tasa de titulación en las mujeres era de 17,5‰, mientras que la de los hombres se sitúa en el 38,5‰. “Habría que focalizar la atención sobre este fenómeno”, apunta el IVE, “con el fin de implementar medidas que potencien la titulación de las mujeres, sobre todo, en el nivel de la Formación Profesional y también en los estudios de Grado”.

Los continuos llamamientos y demandas de la industria de técnicos cualificados en Grados Superiores de Formación Profesional no terminan de cuajar entre los jóvenes. No hay solución a corto plazo, aseguran los expertos. Desde las instituciones abundan en que resulta urgente un cambio de enfoque, pero eso es responsabilidad de todos, desde los políticos hasta las empresas pasando por la universidad.

Relación empresa-universidad

Precisamente, Mondragon Unibertsitatea tiene muy claro que es el camino. Su rector Bixente Atxa asegura que “las titulaciones que ofrecemos están orientadas a dar respuesta a las necesidades actuales y futuras de nuestras empresas, sin olvidarnos de las titulaciones más orientadas a la sociedad en general”. En una entrevista con la revista Tu Lankide, de la Corporación Mondragon, Atxa insiste en la idea de que el objetivo de su universidad es “formar a los profesionales que van a liderar el futuro del país”.

Para ello, “desarrollamos el conocimiento necesario para transferirlo a nuestras empresas y eso lo hacemos principalmente con la participación en proyectos de investigación y transferencia que integran a profesionales de las mismas, a profesores de la universidad y a jóvenes estudiantes que posteriormente se incorporan a estas empresas”.

La realización de proyectos de investigación representa, en términos generales, cifras cercanas al 50% del presupuesto de la universidad. “Desarrollamos un modelo de colaboración con empresas que les apoya tanto desde el punto de vista de necesidades de gestión y tecnología, como de su capital humano. Un dato que corrobora que el modelo funciona es que más de la mitad de nuestra actividad investigadora está financiada por las empresas. La colaboración universidad-empresa es algo que llevamos en nuestro ADN, no entendemos la universidad sin esta relación”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha