eldiario.es

Menú

El empoderamiento de la mujer como camino hacia la igualdad

La dependencia económica sitúa a las mujeres en una condición de vulnerabilidad frente a situaciones de violencia de género.

La asociación ‘EmakumeEkin’ trabaja por la visibilidad femenina en el sector económico y empresarial.

- PUBLICIDAD -

La palabra empoderamiento se ha convertido en una de los vocablos clave para los movimientos que trabajan por la igualdad de género, porque una de las circunstancias que condiciona a las mujeres como sujetos vulnerables en situaciones de violencia de género o de falta de libertad es la dependencia económica. Cada vez más desde las instituciones y desde diferentes asociaciones se trabaja porque las mujeres ocupen el espacio que les corresponde en el sector económico y empresarial.

Este es el objetivo principal por el que nació ‘EmakumeEkin’, un proyecto formado por mujeres emprendedoras que promueve el cambio. “Promover la visibilidad de la mujer en el mundo empresarial es esencial porque creando empresas la aportación de las mujeres a la sociedad será más completa”, explica Susana Zaballa, presidenta de la asociación.

Otro de los caminos es romper con los roles tradicionalmente establecidos, como el de la mujer como responsable del cuidado y sostenimiento de la familia que restringe el crecimiento personal y profesional.  Los datos en este sentido son representativos: un estudio revela que todavía en Euskadi solo dos de cada 100 mujeres ocupadas desarrolla labores directivas, tres veces menos que los hombres.  Además los empleos ocupados por mujeres tienen una mayor proporción de tareas administrativas y elementales, mientras que en el caso masculino crece el número de hombres dedicados a tareas directivas y cualificadas. “Está claro que la formación no es el problema, porque las mujeres estamos tanto o más formadas académicamente que los hombres” apunta Zaballa, “pero damos un paso atrás cuando llegan los grandes retos, un puesto importante, un viaje al extranjero, porque consideramos que tenemos otras obligaciones que ejercer”, añade.

Por eso en ‘EmakumeEkin’ trabajan con mujeres que quieran emprender aportando su experiencia y su apoyo para así crear redes profesionales y establecer sinergias que permitan fomentar el cambio social y económico que beneficiará  a toda la sociedad.

Trabajo con mujeres inmigrantes

Uno de los proyectos de la asociación se fija en otro de los sectores de la sociedad más vulnerables: las mujeres inmigrantes. A través del programa ‘Tutoras inmigrantes’ la asociación ayuda en la integración profesional de estas mujeres, porque “varios informes demuestran que muchas están sobrecualificadas para el trabajo que están desempeñando y además cuentan con trabajos precarios. “Realmente lo que hacemos es darles cariño”, explica Zaballa, “muchas veces tienen un desconocimiento de la cultura empresarial, les acompañamos a entrevistas, les ayudamos a elaborar un currículum, o les asesoramos cuando deciden emprender”.  Una labor que resulta fundamental para un colectivo que se encuentra con dificultades extra en este camino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha