eldiario.es

Menú

El 40% de los vascos cree que existe "mucha denuncia falsa" por violencia machista, pese a que son el 0,01%

El 96% de la población en Euskadi considera intolerable la violencia de género, pero aumenta casi un 15% la percepción de que se registran muchas denuncias por casos falsos

El mismo estudio, realizado por el Gobierno vasco, revela que otros falsos mitos han calado, como que el abuso del alcohol y las drogas están detrás de los actos de violencia

El informe destaca que el 77% de la ciudadanía cree que mientras persista la desigualdad entre hombres y mujeres habrá violencia de género

- PUBLICIDAD -

La población de Euskadi es en su inmensa mayoría sensible a la violencia de género y en un 96% considera inaceptable las agresiones machistas,  por encima de la media de la Unión Europea y solo superada por España y Grecia. Pero casi cuatro de cada diez vascos considera que "hay muchas denuncias falsas", una percepción que se ha incrementado en casi un 15% respecto a 2012. Sin embargo, los datos oficiales revelan que las denuncias falsas son absolutamente minoritarias. Según la memoría de la Fiscalía General del Estado en 2014 solo afecta al 0,010% de las denuncias por malos tratos.

El estudio de opinión ha sido realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco, se titula 'Violencia contra las mujeres en Euskadi: percepción y opiniones de la población', y se basa en las respuestas telefónicas aportadas por 2.000 personas, ha informado el Ejecutivo.

Según refleja el estudio, el 75% de la población vasca da mucha importancia al tema de la igualdad entre hombres y mujeres. La percepción sobre el grado de igualdad entre hombres y mujeres que existe en Euskadi, en una escala de 0 a 10, donde 0 sería la desigualdad total y 10 igualdad total, es de 6,4 puntos, una percepción que ha mejorado respecto al año 2012, cuando recibió 5,6 puntos.

No obstante, en opinión de un 77% de la ciudadanía mientras persista la situación de desigualdad entre hombres y mujeres continuará habiendo violencia contra las mujeres. El 80% de las mujeres están de acuerdo, frente a un 73% de los hombres.

Asimismo, hay un mayor acuerdo entre quienes se definen de izquierdas respecto al resto de definiciones ideológicas y el acuerdo aumenta en la medida en que disminuye la consideración sobre el grado de igualdad en Euskadi y, a medida que aumenta el nivel de estudios.

Respecto a la razón de que haya más noticias sobre agresiones, malos tratos y asesinatos a mujeres por parte de sus parejas o exparejas, en opinión de un 61% de la población es debido a que salen a la luz más casos que antes, mientras que un 18% creen que ha aumentado la violencia y un 15% que se debe a ambas razones.

Preguntada sobre la aceptabilidad de la violencia ejercida por un hombre hacia su pareja o expareja, un 90% de la población cree que es inaceptable y siempre debe ser castigada por ley, un 6% que es inaceptable pero no siempre debe ser castigada por la ley, mientras no llegan al 1% quienes lo consideran aceptable.

Con estas cifras, Euskadi se sitúa por encima de la media de la UE27 en la no aceptación de la violencia de género, solo superada por España y Grecia.

Al menos un 75% de la ciudadanía consideran muy grave golpear, pegar (96%), obligar a mantener relaciones sexuales contra su voluntad (88%), difundir imágenes, fotos, información sin su consentimiento (80%) y las amenazas (75%).

Asimismo, más de la mitad de la población también consideran muy grave controlar a través del móvil y las redes sociales (69%), limitar las relaciones familiares y de amistad (63%), controlar la forma de vestir (62%) y no dejar decidir las cosas (60%).

Por último, quejarse continuamente de cómo hace las cosas (47%), el insulto (38%) y no prestar atención, ignorar (25%) son consideradas muy graves por menos de la mitad de la población.

De este modo, la valoración de la gravedad de las formas de maltrato presentadas en la encuesta asciende notablemente respecto a 1997, en menor medida pegar que ya era valorada como muy grave por un 93% de la población.

Las mujeres consideran algo más graves que los hombres algunas de las formas de maltrato psicológico. Las y los menores de 65 años son más severos que los del grupo de mayor edad, excepto respecto a pegar y no prestar atención, ignorar, en los que no hay diferencia. A medida que aumenta el nivel de estudios, aumenta el la gravedad de la calificación, excepto respecto a los comportamientos del tercer bloque.

Quienes se declaran agnósticos y ateos son más severos que los católicos (salvo respecto a no prestar atención, ignorar) y quienes se declaran de izquierda que las y los del resto de definiciones ideológicas.

Creencias y mitos

El acuerdo con algunas opiniones y mitos sobre la violencia contra las mujeres es amplio. Así, el abuso del alcohol y las drogas están detrás de la mayoría de los actos de violencia machista contra las mujeres (62% muy o bastante de acuerdo) y la mayoría de las agresiones se dan en momentos de altos niveles de estrés o pérdidas de control momentáneas (61%). Les siguen creencias como que hay mucha falsa denuncia en los casos de violencia de género (39%), una persona violenta en el hogar también lo será en el trabajo o con las amistades (38%) y la mayoría de las mujeres víctimas de la violencia de género son inmigrantes (27%).

El acuerdo se sitúa muy por debajo respecto a las siguientes: hay casos de violencia contra las mujeres que son provocados por la actitud y el comportamiento de ellas mismas (14%), la violencia machista contra las mujeres es un fenómeno que solo ocurre en las clases más desfavorecidas (12%), la violencia en casa es un asunto privado y debe quedarse en ese ámbito (5%) y la violencia de género no afecta la gente joven (5%).

Destaca que desde 2012 ha aumentado considerablemente el apoyo a las tres opiniones principales: el abuso del alcohol y las drogas están detrás de la mayoría de los actos de violencia machista contra las mujeres (de un 50% a un 62%), la mayoría de las agresiones se dan en momentos de altos niveles de estrés o pérdidas de control momentáneas (de un 42% a un 61%) y hay mucha falsa denuncia en los casos de violencia de género (de un 25% a un 39%).

Por otro lado, un 27% de la población dicen conocer algún caso de mujer maltratada dentro de una relación de pareja en su entorno familiar, de amistades, vecindario o compañeros y un 28% algún hombre que ha maltratado a una mujer. Desde 2004 se ha incrementado el porcentaje de quienes conocen mujeres que han sido maltratadas (entonces eran un 18%).

En caso de presenciar alguna situación de agresión o malos tratos a una mujer, la mitad de la ciudadanía llamaría a la policía (52%), un 21% se enfrentaría al agresor, un 17% llamaría la atención de otras personas que pudieran ayudar y un 1% no haría nada.

Por último, el 46% de la población conoce o ha oído hablar de la Ley Integral Contra la Violencia de Género, mientras un 52% no. El porcentaje de conocimiento es mayor en el Estado Español (60%).

Las diversas medidas que toman las administraciones públicas en apoyo a las víctimas de la violencia de género son muy o bastante útiles según más del 80% de la ciudadanía: apoyo psicológico (93%), teléfono de atención a las mujeres víctimas (91%), alojamientos protegidos y campañas para animar las mujeres víctimas a pedir ayuda (90%), apoyo en la búsqueda de empleo, apoyo jurídico y ayudas en materia de vivienda (87%) y, por último, ayudas económicas (84%).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha