eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

24M: el efecto Ada Colau

La candidatura de Ada Colau parece haber agrietado ligeramente las fronteras identitarias

- PUBLICIDAD -

La alcaldía de Barcelona está en el aire. Si bien algunas encuestas como las de GESOP (El Periódico) y MyWord (Cadena SER) otorgan la victoria a CiU, otras como Metroscopia (El País) o el CIS auguran el triunfo de la plataforma liderada por Ada Colau. ¿Cómo es posible que Colau tenga opciones reales de ganar el ayuntamiento si las encuestas ofrecen a PODEMOS un resultado muy modesto en unas eventuales elecciones autonómicas en Cataluña?

El éxito de la candidatura de Ada Colau está en su capacidad de agrietar la férrea lógica identitaria que vive Cataluña y conseguir ser atractiva entre muchos votantes de la orbita catalanista. En efecto, BCN en Comú se convertiría en el principal refugio de las fugas de los simpatizantes de ERC y CUP. En el caso de ERC, alrededor del 12% de los que declaran que votarán a Esquerra en las elecciones al Parlament, aseguran que optarán por la papeleta de Ada Colau en el ayuntamiento de Barcelona. Pero más sorprendente es el caso de la CUP, pues las encuestas hasta ahora mostraban que apenas había vasos comunicantes relevantes entre esta formación y Podemos. En el caso de la elecciones en Barcelona, Ada Colau parece haber cambiado esta tendencia: casi uno de cada tres votantes de la CUP en unas eventuales elecciones autonómicas se pasarían a BCN en Comú en los comicios del próximo domingo.

La permeabilidad entre CUP y BCN en Comú que muestra la encuesta de GESOP es muy importante para las perspectivas electorales de Ada Colau. Como contamos el verano pasado en  este artículo, Guanyem BCN tenía opciones de ganar la alcaldía, pero su principal escollo podía ser precisamente no contar con los votos de la CUP. Las encuestas habían mostrado que CUP y Podemos no compartían el mismo electorado. La relevancia de la cuestión identitaria provocaba que entre estos dos partidos no se detectaran trasvases significativos de votos. Cada partido parecía especializado en una comunidad nacional: Podemos (entre la española) y CUP (entre la catalana).

La capacidad de Colau de atraer votantes de catalanoparlantes en las elecciones locales queda bien reflejado en el gráfico 1: si bien en unas elecciones autonómicas el voto a partidos soberanistas entre los catalanoparlantes sería del 84%, para las locales este porcentaje descendería unos 12 puntos. El principal beneficiado sería Barcelona en Comú que multiplicaría casi por tres la intención de voto de ICV+Podemos en unas elecciones autonómicas. En definitiva, si bien Podemos no está siendo capaz de romper la lógica nacionalista a nivel autonómico (lo explicaba aquí) y sería marginal entre los votantes con identidad catalana, en las elecciones locales de Barcelona no parece ser así.

Es cierto que no debemos exagerar el efecto que ha tenido Colau en las lógicas electorales de la ciudad condal. El conflicto identitario cobrara, sin duda, un papel importante en 24M en Barcelona (y en el resto de Cataluña). Para corroborarlo sólo debemos observar el voto a partidos soberansitas en cada comunidad lingüsitica que muestra el gráfico: si bien asciende el 70% entre los catalanoparlantes, apenas alcanzaría el 20% entre los de lengua castellana. A pesar de atraer votantes de CUP y ERC, la implantación de BCN en Comú entre los castellanoparlantes es el doble que entre los catalanoparlantes. Dicho de otro modo, la implantación de Colau es particularmente fuerte entre los que hablan castellano. Aún así, el voto en el ayuntamiento de Barcelona tendrá un corte algo menos identitario que el de unas eventuales elecciones autonómicas. Se trata de un elemento clave para entender por qué Colau tiene opciones de disputarle la alcaldía a Trias.

 

dime que lengua hablas y te diré qué partido votas

En definitiva, a pesar de que la identidad nacional será un elemento crucial el próximo 24M en Cataluña, la candidatura de Ada Colau parece haber agrietado ligeramente las fronteras identitarias. La plataforma BCN en Comú cuenta con la lealtad de la práctica totalidad de los simpatizantes de Podemos y ICV-Verds. Pero, su atractivo no se ha limitado en ese espacio natural sino que ha conseguido penetrar entre el electorado catalanista y atraer a votantes de la orbita de ERC y CUP. ¿Serán éstos suficientes para conseguir finalmente ser la primera fuerza política y hacerse con la alcaldía de Barcelona? El domingo lo sabremos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha