eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Griñán y Zapatero llaman al PSOE a propiciar "nuevos liderazgos"

Zapatero, citando a Kennedy, afirma: "El cambio es ley de vida, y quien sólo vive el pasado y el presente, se perderá el futuro"

Griñan se pone de ejemplo de cómo "hacer la transición"

Los expresidentes del Gobierno, todos los aspirantes a primarias excepto Patxi López, y casi todos los barones acuden al Congreso andaluz que elegirá a Susana Díaz

- PUBLICIDAD -
El PSOE lamenta la "mala suerte" del país con una "derecha reaccionaria y mentirosa"

El PSOE celebra un congreso extraordinario del que Susana Díaz saldrá como líder del partido en Andalucía

El Congreso extraordinario del PSOE de Andalucía dejó un mensaje inequívoco para la actual dirección del PSOE: con Susana Díaz empieza una nueva era en las filas socialistas y la renovación se pide a gritos.

La nueva secretaria general del PSOE-A ha marcado un punto de inflexión cuyos resultados se verán en breve, pero el letrero que ha colocado el Congreso es que debe darse cuanto antes un cambio generacional en el partido, como se ha dado en Andalucía.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero fue quien dio el primer toque de atención, que todo el mundo entendió. Para ello, parafraseó a Kennedy: "El cambio es ley de vida, y quien vive en el pasado y en el presente, se perderá el futuro".

La frase no pasó inadvertida, y muchos delegados la vieron como un claro mensaje a Alfredo Pérez Rubalcaba. El expresidente se limitó a opinar que era una gran frase.

Pero aún más explícito estuvo el expresidente andaluz José Antonio Griñán cuando presentó su informe de gestión ante el plenario del Congreso.

Griñán, abiertamente, se puso de ejemplo de cómo hacer un relevo y saber medir los tiempos para irse de la primera línea política. "No he sido un líder de tránsito, he sido un líder para hacer una transición", afirmó.
Pero aportó más. Abogó porque el PSOE debe "propiciar nuevos liderazgos", y dijo que el partido necesita abrirse ya a "las nuevas generaciones".

Indicó que la generación de finales de los años cuarenta -Rubalcaba es de principios de los cincuenta- tenía que dejar ya de ser un tapón y dar paso a otros nuevos dirigentes, y puso como referencia clara a Susana Díaz.

Susana Díaz marca sus prioridades

Todo ello fue escuchado por prácticamente el partido en su conjunto, que acudió a rendir pleitesía a la nueva lideresa del PSOE que este sábado consiguió todo el poder orgánico e institucional en Andalucía.

Así, Carme Chacón dejó de nuevo Florida para acudir al Congreso andaluz. Estuvo discreta en sus declaraciones, pero su sola presencia significaba todo un mensaje de intenciones. Y también acudió otro posible candidato a las primarias del PSOE, Eduardo Madina, que no suele prodigarse en estos actos. Quien faltó, al parecer por problemas personales, fue Patxi López, pero su ausencia también tuvo otras lecturas políticas.

Y es que el plenario del Palacio de Congresos de Granada estaba a reventar con los máximos dirigentes del partido. Los dos expresidentes socialistas de la democracia, la exvicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, y prácticamente todos los barones del PSOE a excepción de Emiliano García-Page, que también dijo que no pudo asistir por motivos personales. Por la Ejecutiva estuvo Elena Valenciano, pero tras su intervención, abandonó el cónclave andaluz.

Por la tarde del sábado, Susana Díaz, única candidata y con el 29,7% de avales -las normas no permiten recoger más del 30%- hizo su primer discurso para pedir ser elegida secretaria general, lo que tenía más que garantizado.

Y empezó a fijar las líneas de su discurso político, más marcado a la izquierda que su antecesor. De hecho, afirmó, que su principal obligación como secretaria general con su partido, "era que la izquierda no se haga conservadora, porque entonces pierde", afirmó.

Se reafirmó también en su mensaje de la unidad de España, que tan buena acogida ha tenido en Madrid, prometió que bajo su mandato será "implacable con la corrupción" y pidió unidad interna entre los diferentes territorios andaluces. "Estoy haciendo gestos, pero tenemos que estar juntos", dijo.

Este domingo se conocerá la nueva Ejecutiva del PSOE-A, que será como quiera y desee la nueva "lideresa", que ha prescindido de la figura de la vicesecretaría general, por lo que no habrá un número dos claro.

Y este domingo, también acudirá Rubalcaba a clausurar este Congreso, que muchos lo entienden como el punto de inflexión de los cambios de personas que se avecinan en el partido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha