Focos

Fernández Díaz, sobre su condecoración al comisario Villarejo: "Si lo he hecho, no me he enterado"

"¡Yo no le he condecorado jamás!", afirma en una entrevista en Vanity Fair, antes de ser corregido por su director de Comunicación

eldiario.es desveló en marzo de 2015 que Interior condecoró al policía por investigar a políticos catalanes

El ministro se muestra incómodo ante las preguntas sobre el comisario: "Una cosa es preguntar y otra es un interrogatorio judicial, así que cuidadito"

75 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Fernández Díaz dice que Mas alimenta la confrontación, la división y la fractura de Cataluña

EFE

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, afirma que condecoró al polémico comisario José Manuel Villarejo, recién jubilado, sin ser consciente de ello. "¡Yo no le he condecorado jamás!", responde en una entrevista que publica este viernes la revista 'Vanity Fair', antes de que su director de Comunicación le saque de su error y le confirme que efectivamente le condecoró en 2014.

"En todo caso si lo he hecho no me he enterado, así de claro. ¿He condecorado al comisario Villarejo? [pregunta a su director de Comunicación, presente en la entrevista, que se lo confirma] Yo he condecorado a multitud de policías. Me pasa la propuesta la Dirección General de la Policía y yo firmo la resolución. No tengo la necesidad ni el deber de conocer a los 67.000 policías que existen", se justifica, según la transcripción publicada por 'Vanity Fair'.

Lo cierto es que, tal y como desveló eldiario.es, el comisario Villarejo fue condecorado por Interior con la Medalla al Mérito Policial con Distintivo Rojo en un acto reducido y extraordinario, celebrado en la sede de la Dirección General de la Policía en marzo de 2014. Aunque el departamento dirigido por Ignacio Cosidó no detalla los motivos por los que se condecora a los agentes, distintas fuentes policiales consultadas por esta redacción señalaron, cuando eldiario.es contó la noticia en 2015, que la distinción se había producido por su participación en las maniobras policiales contra políticos catalanes.

Las preguntas que giran en torno a Villarejo, investigado en el juzgado de instrucción 2 de Plaza de Castilla por su presunta relación con una grabación a policías y agentes del CNI en una derivada del caso del 'Pequeño Nicolás', marcan los momentos más tensos de la entrevista al ministro en 'Vanity Fair'.

"Yo no tengo interés en hablar de él, así de claro. Oye perdonadme, es que si no, se termina esto, ¿eh?", espeta el ministro a las periodistas que le entrevistan cuando le preguntan directamente qué trabajo realizaba y a quién reportaba Villarejo, veterano agente con una hoja de servicios tan amplia como polémica y que se ha definido a sí mismo como "agente encubierto".

En otro momento de la entrevista, las periodistas de 'Vanity Fair' le preguntan al ministro por unas declaraciones de Villarejo ante el juez en las que admite haber trabajado intensamente para frenar el proceso independentista en Catalunya.

"Bueno, pues se lo preguntan a él - dice Fernández Díaz sobre el papel de Villarejo en Cataluña-. No tengo ni idea ni me interesa ni es mi problema. ¿Está claro? Vale ya, vale ya. Una cosa es preguntar y otra es hacer un interrogatorio judicial, así que cuidadito", contesta abruptamente el ministro antes de poner fin a la serie de preguntas en torno al comisario, a quien dice haber visto "dos veces" y hablado con él "dos minutos".

La declaración de Villarejo de la que Fernández Díaz no quiere hablar se produjo ante el juez que investiga unas grabaciones a varios agentes de asuntos internos y del CNI durante la investigación al Pequeño Nicolás y supuso la confirmación por parte de uno de sus protagonistas de otra información desvelada por eldiario.es en mayo de 2014: la existencia de una unidad secreta de la Policía encargada de rastrear información comprometedora de políticos independentistas.

Una información, que, recopilada en informes sin firma pero apariencia oficial, acababa siendo publicada en diferentes medios de comunicación. La estrategia de guerra sucia policial, que ha sido posteriormente reeditada contra Podemos, voló por los aires en vísperas del 26J con la difusión de unas conversaciones de Fernández Díaz con el entonces director de la Oficina Antifraude de Catalunya, Daniel de Alfonso.

"El fiscal Pedro Horrach puede cantar misa"

La entrevista con 'Vanity Fair' ha permitido al ministro contestar al fiscal Pedro Horrach, que en otra entrevista con la misma revista opinó que Fernández Díaz debería haber sido cesado y encausado por el contenido de la conversación con el director de Antifraude, en la que hablaban de buscar eventuales casos de corrupción que afectasen a ERC y CDC.

Después de subrayar que la Fiscalía ha dicho que no hay indicio de que el ministro haya cometido ningún delito, Fernández Díaz contesta a Horrach: "Yo voy a tener hacia él el respeto que él no ha tenido hacia mí. Y me callo la opinión que me pueden merecer algunas de sus actuaciones. ¡Y punto! A partir de ahí el fiscal Horrach puede cantar misa".

El momento más duro: Ceuta

El ministro revela que el momento más duro que ha vivido como titular de Interior fue cuando tuvo conocimiento de la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos en el perímetro del Tarajal en Ceuta cuando intentaban entrar a nado desde la zona marroquí a la española y que fueron repelidos por la Guardia Civil. A pesar de ello, Fernández Díaz  no dudó en ofrecer versiones falsas de lo ocurrido en sus diferentes apariciones públicas.

"Este Ministerio puede darte muchas satisfacciones y muchas insatisfacciones. Felipe González habló en una ocasión de que el Estado se defiende también desde las cloacas del Estado. Estoy convencido de que lo dijo, no porque las cloacas estuvieran al margen de la legalidad, sino porque estaban de manera discreta. Se tiene que actuar siempre desde la legalidad, pero la transparencia en ocasiones está reñida con la eficacia. No es fácil no caer en la transgresión del límite de la legalidad, que siempre tiene que preservarse", continúa.

Si pudiera cambiar algo de su gestión al frente de Interior, indica que se arrepiente de haber confiado "en algunas personas en las que quizás" no tenía que haber confiado. Y reconoce haber cometido "un error muy claro" que rechaza "airear", pero que no supone nada "ilegal", precisa.

Fernández Díaz afirma en la entrevista que la corrupción ha pasado factura al PP. Sin embargo, interpreta que los españoles, tal y como han reflejado en las elecciones del 20 de diciembre primero y después en las del 26 de junio, también "han visto" que el Gobierno de Mariano Rajoy ha "combatido" la corrupción, "gestionado una crisis tremenda" y ha "hecho frente al desafío de Cataluña".

En un plano más personal, explica que fue a partir de una experiencia personal que vivió en Las Vegas (EEUU), en un momento vital en que vivía como si Dios no existiera, cuando inició un proceso de conversión hacia su actual fe que él define como "agustiniano", en el sentido de que San Agustín cuenta en sus 'Confesiones' cómo vivía "cuando era un golfo", lo que Fernández Díaz encuentra "muy esperanzador", pues dice sentirse muy identificado con San Agustín.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha