eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exclusiva: Entrevistamos a “La Mayoría Silenciosa”

Nos encontramos con “La Mayoría (o Masa) Silenciosa” en un local cualquiera de una calle cualquiera de una ciudad cualquiera de un universo paralelo cualquiera.

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Exclusiva: Sinsentido Común entrevista a La Mayoría Silenciosa

La Masa Silenciosa vista por Miguel Brieva (imagen extraída de su libro Bienvenido al Mundo, Ed. Mondadori)

La “Masa Silenciosa” parece llevar rato sentada cuando el equipo de Sinsentido Común entra en el local desértico donde hemos quedado. Nos espera tomando un vaso de agua y tomando apuntes invisibles en unas cuartillas completamente en blanco.

Sinsentido Común: Perdona, llegamos tarde. Es que llevamos una semanita...

La “Masa Silenciosa” sonríe, o eso parece.

Sinsentido Común: ¿Qué tal?
Masa Silenciosa: Bueno... No sé.
Sinsentido Común: ¿Qué te pasa?
Masa Silenciosa: Nada, no. Soy así. Tengo un poco de frío, si acaso.

La “Masa Silenciosa” sonríe seriamente.

Sinsentido Común: El Presidente del gobierno ha hablado de ti en su viaje a Nueva York. Ha alabado tus virtudes.
Masa Silenciosa: ¿Si? No sé. No estaba escuchando. Me disperso a veces.
Sinsentido Común: ¿Qué estabas haciendo?
Masa Silenciosa: Nada.

Lo dice con orgullo, mirando al infinito. Miramos hacia allá. Efectivamente, no hay nada.

Sinsentido Común: ¿Qué opinas de lo que está pasando?
Masa Silenciosa: ¿Dónde?

Sinsentido Común: En España
Masa Silenciosa: No sé, ¿pasa algo?
Sinsentido Común: Bueno, precisamente el presidente ha valorado muy positivamente tu no-labor, tu savoir no-hacer, tu impecable no-presencia... En la mísimisima sede de la ONU.
Masa Silenciosa: (deletrea para sí, musitando) O-N-U.
Sinsentido Común: Dice que tú eres la única en estar a la altura de la gravedad.
Masa Silenciosa: ¿Qué altura? ¿Qué gravedad? Yo no sé nada.

Nos quedamos mirando. Por un momento tenemos la sensación de que la “Masa Silenciosa” se disuelve en el aire.

Sinsentido Común: Oye, ¿tú votas?
Masa Silenciosa: Depende. A veces sí... Si puedo. Otras no.
Sinsentido Común: ¿Qué te motiva?
Masa Silenciosa: ¿Qué significa “motivar”?
Sinsentido: ¿Hay algo que te guste en especial?
Masa Silenciosa: El silencio.  

Y el Silencio vuelve a instalarse en la sala.

Sinsentido Común: ¿Qué esperas de la vida?
Masa Silenciosa: Lo que me dé.
Sinsentido Común: ¿Tienes miedo alguna vez?
Masa Silenciosa: Me molesta el ruido
Sinsentido Común: ¿Cómo te hace sentir?
Masa Silenciosa: No sé. Mal. Me agobia un poco.
Sinsentido Común: ¿Que harías al respecto?
Masa Silenciosa: Nada. No es para tanto.
Sinsentido Común: Bueno. Pues muchas gracias.
Masa Silenciosa: ¿Por qué?
Sinsentido Común: Por tu tiempo, por la entrevista
Masa Silenciosa: Ah, sí... Se me había olvidado. A veces olvido las cosas.

Nos vamos hacia la puerta con sensación de desconcierto. De pronto, nos damos la vuelta y le preguntamos...

Sinsentido Común: ¿Estás triste?

Se encoge de hombros

Sinsentido Común: ¿Te alegra que el presidente hable de ti?

La Masa Silenciosa mira hacia nosotros, hay un gesto extraño en su cara. ¿Es rabia? ¿Es alegría?

Masa Silenciosa: Hasta ahora no parecía que yo le importara mucho, ¿no?

Le sonreímos. Creemos que nos sonríe. Salimos a la calle.


[Disclaimer: Esta entrevista es FALSA, la Masa Silenciosa también y Rajoy es, según recientes investigaciones del MIT, lo más cercano a la anti-materia que se despacha en persona. Todo es relativo. Para unos más que para otras. Y en los tiempos de la redes casi todas las personas pueden conversar en pie de igualdad menos esos entes llamados "los políticos", quienes prefieren interlocutar con el silencio. El silencio, por cierto, tampoco existe.]



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha