eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

¿Qué pasa ahora que Renzi ha perdido el referéndum?

Se espera que tras la renuncia de Renzi el presidente de Italia encargue un nuevo gobierno, pero el Movimiento Cinco Estrellas quiere elecciones generales cuanto antes

El partido de Renzi promovió una reforma electoral que daba automáticamente mayoría en el Parlamento al partido más votado

- PUBLICIDAD -
El presidente de Italia, Sergio Mattarella, pide "serenidad y respeto"

Matteo Renzi y el presidente de Italia, Sergio Mattarella. EFE

Matteo Renzi ha sido derrotado con un margen extraordinario en el referéndum del domingo sobre la reforma constitucional. El Movimiento Cinco Estrellas, liderado por Beppe Grillo, y la Liga Norte, de extrema derecha y antiinmigración, presumen de una gran victoria pero, ¿ahora qué?

El primer ministro afirmó después de la votación, en una rueda de prensa muy emotiva, que renunciaría como había prometido. Puede ser que el presidente le acepte la renuncia o que pida a Renzi que se quede, pero  la abrumadora derrota del primer ministro con casi el 60% de los italianos en contra de los cambios propuestos hacen más que probable que se marche del Palazzo Chigi. Por ahora.

Cuando se haya marchado Renzi, el presidente Mattarella tendrá que formar un nuevo Gobierno. Llamará a los principales partidos para ver si pueden llegar a un acuerdo. Los principales protagonistas serán el propio Renzi, que por ahora sigue siendo líder del partido Democrático; Silvio Berlusconi, en representación de Forza Italia; Beppe Grillo o uno de sus emisarios –los jóvenes Luigi Di Maio o Alessandro Di Battista–; y Matteo Salvini de la Liga Norte.

¿Se celebrarán elecciones anticipadas?

Eso es precisamente lo que quiere el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte. Presionarán a Mattarella para que disuelva el Parlamento y fije una fecha temprana para las elecciones generales.

Si parece que tienen prisa es porque la tienen, y con razón. Una de las principales reformas que aprobó el Gobierno de Renzi antes de la derrota del domingo fue un complejo cambio en las leyes electorales del país. El cambio establece que el ganador de las próximas elecciones, que todos pensaban que serían en 2018, automáticamente gana la mayoría de los escaños en el Parlamento. En el momento de la aprobación de la llamada ley 'Italicum', el Movimiento Cinco Estrellas se opuso fervientemente y la comparó con una apropiación de poder de tipo fascista, pero ahora ha cambiado de opinión.

Se suponía que los cambios en las leyes electorales iban a aplicarse en paralelo a las reformas constitucionales que ahora han sido rechazados por los italianos. El Partido Democrático ha dejado claro que ahora quiere, y debe, modificar la ley electoral y volver a un sistema proporcional.

No es sorprendente que el  Movimiento Cinco Estrellas vea ahora la gran oportunidad de que su partido gane las elecciones si se celebran rápidamente, bajo la nueva ley electoral y antes de que vuelvan a un sistema proporcional. Esta es la gran disputa pendiente. Mattarella tiene la última palabra.

La mayoría de los analistas no cree que la celebración de elecciones sea una posibilidad real, pero hay muchas variables en este momento. Si los partidos tradicionales de centro, el Partido Democrático y Forza Italia, se mantienen en la misma línea, ya que a los dos les interesa modificar la ley electoral y que todo quede como antes, probablemente puedan evitar convocar elecciones.

¿Quién será primer ministro?

Algunos nombres están dando vueltas desde hace semanas, ya que los sondeos daban a Renzi perdedor desde hace tiempo y la derrota del domingo no ha cogido a nadie por sorpresa. Por el momento, el principal aspirante parece ser Pier Carlo Padoan, el actual ministro de Finanzas.

Sería una elección que mitigaría las preocupaciones de los inversores, ya que a Padoan se le ve como la figura principal en la lucha contra la crisis económica y los continuos problemas del sistema bancario italiano. También se baraja el nombre de Dario Franceschini, ministro de Cultura, y el del ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, famoso por haber discutido con Boris Johnson sobre el vino prosecco.

Federico Santi, un especialista en Italia del Grupo Eurasia de Londres, asegura que lo más probable es que el reemplazo de Renzi salga del Partido Democrático y que sea alguien aceptado por las facciones más críticas del partido, así como por los socios de la coalición de centro, como Angelo Alfano, el ministro del Interior de centro-derecha. Pero Renzi también querrá elegir a alguien que no tenga demasiadas ambiciones políticas y que no se convierta en su rival en caso de que él decida intentar un regreso al Palazzo Chigi en el futuro.

Probablemente Berlusconi tenga un importante papel como socio de un Gobierno de coalición liderado por el partido de Renzi. Aunque formó parte de la oposición contra la reforma constitucional votada el domingo, es parte de la coalición que quiere evitar elecciones anticipadas (que probablemente le relegarían a una posición totalmente marginal) y cambiar la ley electoral.

Fechas para el nuevo Gobierno

Los analistas predicen que el Gobierno provisional podría estar nombrado en las próximas semanas y que Renzi podría permanecer al mando del Ejecutivo hasta que el nuevo Gobierno obtuviese el apoyo del Parlamento y se apruebe el presupuesto para 2017.

Ésta es la primera vez que el presidente Mattarella, elegido en 2015, está en el epicentro de un momento tan importante para el país. Hasta ahora no ha dicho mucho y se supone que actuará de forma independiente, basando sus decisiones en los intereses de todo el país.

¿Qué supone para el sistema bancario italiano?

Los endeudados bancos italianos, incluido Banca Monte dei Paschi de Siena, representan la mayor amenaza a la lenta recuperación económica. Además, la derrota de Renzi hace altamente improbable que el Gobierno aborde las grandes reformas mediante las que sacaría de las cuentas de los bancos algunos de los créditos que no son rentables o que están sin pagar. Ahora, uno de los mayores riesgos, según el analista Wolfang Piccoli, de Teneo Intelligence, es que el persistente bajo crecimiento y las preocupaciones por el sector bancario aumenten todavía más el sentimiento euroescéptico.

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha