Una reunión de Susana Díaz con C's evita que la oposición saque la Ley de Atención Temprana

La atención temprana, ¿un derecho?

El grupo de C's se ha desmarcado finalmente de la unanimidad que en los últimos meses la oposición había mostrado para respaldar la proposición de ley de atención temprana presentada por Podemos, toda vez que este miércoles -horas antes de que fuera debatida en el pleno del Parlamento de Andalucía- su diputada Marta Bosquet ha estado varias horas reunida con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y la ha convencido con varias promesas. Con ello, la también secretaria general del PSOE-A ha evitado que todos los grupos de la oposición impusieran la toma en consideración de una proposición de ley a la que la Junta de Andalucía se opone porque está tramitando un decreto, y que viene de Podemos.

La oposición impone a la Junta de Andalucía la retirada del marco para la atención temprana

De haber salido adelante, hubiera supuesto la primera proposición impuesta por la oposición a un Gobierno en minoría. Y romper la dinámica mostrada hasta el momento, en la que el PSOE-A ha conseguido -con la ayuda de C's y a veces del PP-A- frenar todas las proposiciones de ley de Podemos en Andalucía, pese a que el mismo partido las haya respaldado en otras comunidades autónomas en las que las relaciones entre las dos formaciones no son tan malas. Sin embargo, la toma en consideración de la norma para su tramitación parlamentaria ha sido rechazada por los votos en contra del PSOE-A y C's.

Para Marta Bosquet ha sido complicado defender en el pleno la tarde de este miercoles que C's no fuera a respaldar la proposición de ley, después de que las últimas semanas hubieran jugado con hacerlo y, de hecho, la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía, cuyos miembros seguían el debate en la tribuna de invitados, estaba convencida de que había unanimidad en los cuatro grupos de la oposición. Como la que ya habían demostrado en la aprobación hace unos meses de una proposición no de ley (PNL) en la materia en comisión parlamentaria y en contra del PSOE-A.

Pese a ello, Marta Bosquet se ha dirigido a los miembros de la plataforma -cuyos aspavientos han obligado al presidente de la cámara Juan Pablo Durán a llamar al orden- para pedirles que confiaran en ella y ha cargado de teatralización su discurso para no desvelar hasta el último momento que no estaban por votar a favor. "Es la misma ley que hace unos meses fue rechazada en Murcia, registrada también por Podemos (...) y tal y como está redactada es dar un paso atrás porque tiene muchos defectos. (...) Pero no descartamos que en el futuro se pueda presentar una ley con el consenso de todos los grupos", ha precisado. Tras ello, les ha explicado que se había reunido con la presidenta de Andalucía, "las dos solas únicamente", en el Palacio de San Telmo y ha celebrado que, como resultado de eso, C's ha "conseguido darle la vuelta como a un calcetín al decreto" que prepara la Junta de Andalucía.

"Tras casi tres horas de reunión, hoy podemos anunciar que la dotación para atención temprana será más del triple de lo previsto en estos presupuestos autonómicos", ha comentado, si bien no ha dejado claro en qué periodo, porque primero ha hablado de los 11 millones de euros consignados en 2016 y luego ha dicho que serán "más de 33 esta legislatura". Junto a ello, ha hablado de otras mejoras, como recortar los tiempos de espera o establecer nuevos baremos para una prestación dirigida a menores de 6 años con trastornos en el desarrollo.

Duras críticas por la maniobra

En defensa de la proposición de ley, la portavoz adjunta de Podemos, Esperanza Gómez, ha puntualizado que el texto no era de su grupo, sino de la plataforma, a la que han dado voz para que se debata en el pleno su situación. "Persigue una atención temprana universal, gratuita y de calidad, independientemente del territorio donde vivan", ha expuesto sobre la misma, porque entiende que "va más allá del decreto en el que trabaja la Junta de Andalucía". De hecho, ha insistido en que "la atención temprana debe tener rango de ley" y la ha comparado con el tema de la dependencia, "pese a que no sea una cuestión que consiga titulares grandilocuentes". Finalmente, ha confesado con "sonrojo", cuando no existía Podemos, haber simpatizado e incluso haber votado a los socialistas "después de esto".

Por parte de IU, la diputada Inmaculada Nieto ha censurado que se haya trabajado "con poco talento, porque si no, no habría encima de la mesa una proposición de ley un borrador de decreto", por lo que ha lamentado "la falta de consenso" en la materia. En su opinión, los problemas de la atención temprana más importantes obedecen "a una escasa financiación, a una mala organización del servicio si se comparan las provincias, a la heterogeneidad de los profesionales que lo prestan...". Por ello, ha mostrado el respaldo de su grupo a la propuesta, "pese a que hay que darle un buen meneo".

Mientras, el PP-A, por boca de Ana García, ha censurado que "tres horas de reunión sirvan más que cumplir los acuerdos que se adoptan en el Parlamento de Andalucía". Tras manifestar que su grupo iba a respaldar la propuesta, ha rechazado que el "bipartito" (PSOE-A y C's) la vetara con esta maniobra a última hora de Susana Díaz y con la "excusa" del decreto, en lugar de abogar por la toma en consideración de esta proposición de ley para "mejorarla entre todos los grupos en su trámite parlamentario". Ha terminado ironizando con el hecho de que Marta Bosquet se ha convertido "en la consejera de Salud", en lugar de Aquilino Alonso, de quien depende este servicio.

Decepción y bronca

Decepción en las filas de Podemos, porque hasta últimas horas creyeron que había "un compromiso de Juan Marín", portavoz de C's en Andalucía con esta proposición de ley. Y sobre todo, en la plataforma de padres de niños con estos problemas. Su portavoz, Antonio Guerrero, ha comentado cuando ha terminado la votación que está dispuesto a ir "casa por casa" para trasladar a la fiscalía casos de niños que necesitan este servicio "y no están bien atendidos". En su opinión, "C's le ha hecho un flaco favor a la democracia" por rechazar la propuesta a última hora. "Tenía la promesa de los cuatro grupos", ha insistido.

Y bronca entre los políticos porque uno de los diputados del PP-A, José Antonio Miranda, ha lanzado desde la bancada de la oposición un comentario del tipo "muy mal", que no ha sentado nada bien a la presidenta. De hecho, ha intercambiado con él unas palabras cuando ha acabado el debate, saliendo a relucir incluso familiares que tienen los diputados con esta necesidad de atención temprana.

Desde el PP-A, además, han ironizado también sobre la posición en la que ha quedado C's, no sólo por cambiar de opinión en el último momento por las presiones del PSOE-A, sino porque fuentes de este partido aseguran que los de Juan Marín -por cierto, ausente en el pleno de este miércoles porque estaba en Madrid donde su partido escenficaba el pacto para intentar la investidura del líder del PSOE Pedro Sánchez- estuvieron intentando convencerlos para que se abstuvieran de manera que ellos no tuvieran que votar que no "y quedar en evidencia". En definitiva, en un contexto nacional como el que se vive en estos momentos, el debate en torno a las necesidades de estos niños ha estado muy lejos de concitar el consenso.

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2016 - 18:58 h

Descubre nuestras apps