Consumo considera "absolutamente insuficiente" la distancia establecida por Andalucía para alejar las casas de apuestas de colegios e institutos

Fachada de un local de casa de apuestas.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha acusado este jueves a la Junta de Andalucía de ser "mucho más laxa" que otras comunidades autónomas a la hora de regular el establecimiento de nuevas casas de apuestas en las ciudades. Antes de reunirse en Sevilla con la Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fajer), el responsable en materia de juego a nivel estatal ha considerado "absolutamente insuficiente" que la administración andaluza haya establecido en 150 metros la distancia mínima a colegios e institutos para la implantación de nuevos salones de juego en Andalucía, ta y como aprobó la Junta hace un mes en un decreto que acaba de entrar en vigor.

Ayuntamientos andaluces, también del PP, quieren limitar las casas de apuestas en sus municipios pese a las trabas de la Junta

Ayuntamientos andaluces, también del PP, quieren limitar las casas de apuestas en sus municipios pese a las trabas de la Junta

Para Garzón, que ha comentado que en el Gobierno de España están "muy preocupados" por la "problemática" de las casas de apuestas preseniales en relación con "la ludopatía y los trastornos del juego" derivados de su establecimiento "en barrios humildes". "Es un fenómeno que cada vez se extiende más y un tipo de ocio que atrae a muchos jóvenes", incluso con "riesgo para menores de edad". En ese sentido, la Junta es la única administración competente en materia de juego presencial en la comunidad autónoma, como ha recordado el ministro, pero ha indicado a ese respecto que "Andalucía está siendo mucho más laxa" que otras regiones, solicitando en general "que se tomen en serio la lucha contra las consecuencias del juego".

"Otras comunidades autónomas están poniendo una distancia mucho mayor porque entienden que, de hecho, al referirse esto a siguientes instalaciones, es una forma de frenar" la proliferación de nuevos locales de juego", ha dicho el ministro. Por ello han visto oportuno contactar directamente con Fajer, que "conoce bien la situación" en ese sentido en Andalucía. Garzón también ha lamentado las medidas de bonificación fiscal que ha aprobado este último año la Junta, "al contrario que otras comunidades autónomas", y ha remarcado las "discrepancias" surgidas entre algunas corporaciones locales y la Junta que, a su juicio, "debería ser más rigurosa" al haber limitado con "unas distancias muy diferentes a otras comunidades". Cabe recordar que la distancia de 150 metros establecida por la Junta, que se viene a sumar a los 100 metros de distancia mínima que deben mediar entre dos salones de juego y que ya existía con anterioridad, es también insuficiente para algunos ayuntamientos, incluso del PP que, de un tiempo a esta parte, están tratando de limitar su implantación modificando sus planes de ordenación urbanística (PGOU) para alejarlos hasta 500 metros.

"150 metros no se parece ni de lejos a los 500 metros que plantean otras comunidades y otros ayuntamientos", ha insistido el ministro, que ha resaltado que "los jóvenes empiezan a normalizar ese tipo de consumo" al "salir del instituto" y se trata de "unas patologías muy peligrosas dentro de una normalización del juego como la que hemos vivido en los últimos años". El ministro ha incidido en que esto afecta a "personas vulnerables, de 18 a 25 años" de edad, que "es el sector que más ha crecido en los últimos años", y ha insistido en que "eso es enormemente peligroso".

Garzón ha indicado que la "disputa jurídica" de la Junta de Andalucía con algunos ayuntamientos "no es jurídica sino política", instando a la administración a decidir si prima los beneficios de las empresas o la salud pública de cierta ciudadanía. Algunas corporaciones locales, al menos en los casos de Cádiz, Alcalá de Guadaíra (Sevilla) o Chipiona (Cádiz), han querdo impedir en los últimos meses la implantación de establecimientos de apuestas y salas de juego a menos de 500 metros de los equipamientos educativos, deportivos y socioculturales, una distancia considerablemente superior a la marcada ahora por la Junta de Andalucía. La Consejería de Hacienda, a quien el TSJA dio recientemente la razón al suspender cautelarmente la limitación de casas de apuestas y juego en Cádiz, aseguró en su momento haber hecho saber también a los municipios de Córdoba (también 500 metros), Tomares y Mairena del Alcor (350 metros, en su caso) que no podían modificar sus planeamientos urbanísticos.

Sin publicidad en eventos deportivos a partir de septiembre

Por otra parte, el ministro ha aludido al Real Decreto de publicidad de casas de apuestas y juegos 'on line' que "entrará definitivamente, ya en su última fase, en vigor el 31 de agosto", fecha a partir de la cual, por tanto, "definitivamente no habrá ningún tipo de publicidad de casas de apuestas en eventos deportivos, en la televisión, en la radio, mientras estamos viendo un partido de fútbol" o "cualquier competición deportiva", según ha puesto de relieve.

Además, "los jugadores no podrán llevar en su camiseta la marca de las casas de apuestas respectivas", ha añadido el ministro, que ha lamentado que esta reforma "ha sido recurrida por algunos actores que se sienten afectados, como es la Liga de Fútbol, como son algunos medios de comunicación o incluso las propias casas de apuestas".

"Pero nosotros entendemos que lo que estamos haciendo es preservar la salud pública, los intereses de las familias más vulnerables, que son particularmente aquellas a las que están más dirigidas este tipo de publicidad", ha argumentado el ministro.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2021 - 13:08 h

Descubre nuestras apps

stats