Andalucía Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La Audiencia investiga al Banco de Chile por blanqueo de capitales de los Pinochet
Mapa - Nueve provincias superan el 10% de hospitalizados por COVID-19
Opinión - La ausencia de Pere Aragonès, por Javier Pérez Royo

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Quien viola derechos humanos, recoge tempestades

Jóvenes marroquíes llegados a nado a Ceuta, escoltados por soldados españoles.

9

Sin caer en la insensatez del líder del PP, Pablo Casado, que a toro pasado, anuncia que ya sabía él que Marruecos iba a abrir la frontera con Ceuta y animar a más de 9.000 migrantes a pasar en un desafío sin precedentes a España y la UE, sí es cierto que las imágenes de niños, jóvenes, mujeres con bebés a la espalda, familias nadando o trepando las escolleras del Tarajal… solo sorprenden a quien quiere sorprenderse. Porque esto se veía venir, periodistas y analistas llevamos años alertando. Todavía más, ¡aviso al personal!: cosas más llamativas se repetirán si España y Europa no cambian sus ilegales, inhumanas y contraproducentes políticas migratorias.

Hay una buena noticia: este horror se puede evitar. No es ninguna catástrofe natural, ninguna maldición bíblica, ningún fruto del azar sino, justo, la consecuencia de decisiones de relaciones internacionales, de estrategias diplomáticas, inmorales (eso lo sabíamos hace tiempo), ilegales (pues violan la Declaración Universal de Derechos Humanos que no es un rollo de papel higiénico, sino la Constitución global) y, además, como lo de Ceuta prueba, ineficaces. ¿Me ha dado el siroco populista de escribir que el desafío migratorio se arregla en dos patadas? Para nada. Su solución es compleja porque exige la refundación, nada menos, que del sistema económico-productivo-fiscal global. Pero es obvio que hay que frenar y dar la vuelta porque vamos a contramano de la solución, vamos a estrellarnos.

Un paralelismo revelador es el del colapso medioambiental. Evitarlo es también un reto enorme al que sabemos que ya vamos tarde, pero la ciudadanía, los expertos científicos han forzado que la llamada “comunidad internacional”, las autoridades y también cada vez más empresas incluyan el ecologismo como tema clave en la agenda. Evitar emisiones de CO2, controlar/reciclar residuos, tratar vertidos implica gasto, inversiones, pero como la alternativa es morirnos, lo hacemos. Con lo migratorio debe ser igual, porque quienes vienen llegan impulsados por un "efecto salida" –que no "llamada"–: allí, en sus países de origen, faltan pan y libertad. Ya agonizan.

Europa, manos manchadas de opresión

Resulta que España, la UE y Occidente tienen responsabilidad en esa carestía. No hablo de los 400 años de esclavismo, ni de la colonización del siglo XIX, ni de la deuda externa que se impuso a cambio de "concederles" sus independencias en los años 60, hablo del neocolonialismo que ejercemos hoy. Nuestros gobiernos, y también nosotros que miramos a otro lado cuando se firman acuerdos pesqueros, de explotación de gas o petróleo, para que nuestras flotas faenen, para calentar nuestros pisos, pero expoliando recursos de marroquíes, argelinos, senegaleses, angoleños… A sabiendas de que esos reyes, presidentes y castas despóticas africanas, que nosotros apuntalamos, acaparan el dinero, en vez de invertirlo en progreso social.

Casado, que está sembrado, culpa de lo de Ceuta a Unidas-Podemos por apoyar el derecho a la autodeterminación del Sáhara Occidental. Hay que saber más… o manipular menos. Eso mismo lo defiende la ONU hace décadas y el Sáhara Occidental es ¡desde 1982! uno de los 55 países miembros de la Unión Africana. Ceder al chantaje es algo que siempre se desaconseja pues los chantajistas nunca se contentan y una vez cobrado, el dinero, o el Sáhara en este caso, ¿qué hace pensar que no irían por Ceuta o Melilla?

Pablo Casado acusa a Unidas Podemos por apoyar, como la ONU, la autodeterminación del Sáhara Occidental. Pero, ¿qué garantiza que ceder al chantaje de Marruecos no llevará luego al chantajista a reclamar Ceuta o Melilla?

La solución pasa por resucitar el espíritu de la Conferencia Euromediterránea de Barcelona (1995) para democratizar la orilla sur. Sin palabrería, yendo a lo concreto:

¿España y la UE quieren esclarecer a qué destina Marruecos los 13.000 millones de euros que desde 2007 le ha dado a cambio de frenar la migración? ¿Va a controlar el destino de los 22.500 millones de euros del presupuesto 2021-2027 para países vecinos como Marruecos?

Porque ahora mismo, en Senegal, la embajadora de la UE en Dakar, Irène Mingasson, acaba de justificar el encarcelamiento de un activista español por preguntar al gobierno de Macky Sall, en qué ha gastado 180 millones de fondos europeos en teoría destinados a evitar la migración clandestina. Se trata del hispano-senegalés, Boubacar Séye, presidente de la ONG Horizonte sin frontera que denunció a eldiario.es el abandono diplomático español y sobre quien Irène Mingasson, declara en l’Observateur que «Boubacar Séye ya sabía a qué riesgos se exponía al decir lo que dijo.»

Construir la esperanza nombre a nombre

Claro que sí, ¿acaso no merecen peor estándar democrático los africanos? Pues, oh contrariedad, ellos discrepan. Exigen democracia, justicia y bienestar. Por eso se manifestaron cientos de marroquíes rifeños en 2017 y siguen encarcelados tantos de ese Hirak, como Nasser Zafzafi. También por ejercer la crítica, en este caso en la prensa, se mantiene en prisión a los periodistas marroquíes Omar Radi y Suleimán Raisuni cuyo diario, el único independiente, Ajbar al Yaum, han obligado al cierre definitivo este marzo.

¿Habéis visto en Ceuta como bracean a la esperanza aquellos cuyas vidas damos por amortizadas? ¿Os queda alguna duda de que buscarán futuro hasta lograrlo o morir?

Tenemos dos alternativas: o seguimos con la galería de los horrores donde aquel Aylan ahogado en 2015 pareció impactarnos, pero ahora vemos deshumanizados la muerte de la bebé Eléne Habiba (a la que se llamó Nabody), a los 3 supervivientes entre 24 cadáveres 22 días perdidos en una patera hasta su rescate, el fin del gambiano Atos y la marroquí Essadia quemados vivos esta semana en el infrahumano asentamiento de Lucena del Puerto (Huelva) en circunstancias que jamás se aclaran…

O reclamamos el cambio urgente de políticas que es los ciudadanos podemos hacer para unimos a la voluntaria de Cruz Roja, Luna Reyes, conocida por su abrazo al migrante recién llegado, al guardia civil Juan Francisco Valle que sacó del agua a un bebé casi muerto, al legionario Juan Gabriel Gallegos que cruzó a caballito a un niño marroquí encaramado a la valla… Exigiendo saber ya, como puntos inaplazables, cómo se llama y qué ha sido del menor abrazado a Luna y que parece que ha sido devuelto ilegalmente, del bebé rescatado por Juanfran y la madre del crío, del niño al que ayudó Gallegos y que no se puede meter ahora en una nave como se está haciendo con los ochocientos menores a quienes vemos hacinados como animales en un establo.

Todo esto cuando el Plan España 2050, presentado el jueves por el gobierno, deja claro que, por el envejecimiento demográfico, nos faltan migrantes. Les necesitamos.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
21 de mayo de 2021 - 21:58 h

Descubre nuestras apps