Dos tercios de la militancia del PP de Cartaya se plantan contra su candidato a la alcaldía

Fotografía de Manuel Barroso junto a Juan Manuel Moreno Bonilla

Los militantes del Partido Popular de Cartaya, localidad onubense que roza los 20.000 habitantes, se han rebelado contra la designación por parte de su partido del candidato a la alcaldía en las elecciones del próximo 15 de mayo. Y lo han hecho por escrito. En una carta que firman 180 de los 240 militantes cartayeros, en torno a dos tercios de la agrupación local, estos se muestran en contra del fondo y la forma en que el actual concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Cartaya y presidente de dicha formación en la localidad, Manuel Barroso, ha sido designado, y piden que no se presente a las elecciones representándoles. Así de claros y concisos.

Barroso fue elegido por su partido hace menos de un mes para encabezar la candidatura a la Alcaldía del municipio costero en las elecciones municipales de mayo de 2015, pero sus compañeros de partido en mayoría han presentado este martes ante la Dirección Provincial del Partido Popular el escrito en el que solicitan la impugnación del acuerdo de la junta ejecutiva local celebrada el pasado 29 de septiembre.

En esa reunión, Barroso fue elegido con 14 votos a favor frente a tres en contra y tres abstenciones. Pero los militantes no tuvieron voz en la votación, y aseguran en el escrito que están en desacuerdo “no solo con la designación del candidato, sino también por la forma en que se ha llevado a cabo, porque ha hurtando la decisión de la mayoría de los militantes”.

Pero además, en el mismo escrito, aluden a “defectos de forma” en la votación, como “haberse permitido votar a miembros del comité ejecutivo local colocados directamente” y de forma personal por el ‘autoproclamado’ candidato. Esto es que habría habido un inflado del censo para que ganase la votación. “Algunos era la primera vez que pisaban la sede del partido”.

“Hay un descontento generalizado con la forma de dirigir el partido que se ha implantado en Cartaya, y el partido está profundamente fracturado tras la dimisión de varios de sus miembros -en referencia a su dirección-, ya que el vicepresidente se ha dado de baja del partido, y hay otros que abiertamente manifiestan su malestar y disconformidad”.

“Ha impuesto su autoproclamación”

Las quejas van directamente al mismo Manuel Barroso, del que dicen que los militantes “no se merecen el comportamiento mostrado por el actual presidente local, Manuel Barroso, que impone su ‘autoproclamación’, sin contar con el respaldo y la aquiescencia del resto de militantes”.

El propio Barroso parece tomarse con filosofía el asunto. A pesar de que es un activo usuario de facebook, ha preferido no referirse a ello, al menos directamente, aunque no parece haberle gustado el tratamiento que se ha dado en algunos medios a este tema, concretamente en el grupo Publicaciones del Sur: “Buenos días, por favor, Jordi Landero -periodista de este grupo- cuando quieras machacarme en prensa pideme una foto, hijo, que las tengo mejores. Menos mal que me he puesto a régimen .Gracias”.

Más en serio se lo ha tomado la dirección provincial de su partido, que ha admitido haber recibido dicha petición, lo cual “ha generado a su vez una petición de información y documentación a la dirección local del partido”, aunque han asegurado que “a priori”, la petición de impugnación “no tiene visos de prosperar”, por lo que “se mantiene firme” la decisión del comité ejecutivo local de designar a Barroso candidato a la Alcaldía de Cartaya por dicha formación.

“Trabajador y con carisma”

El Partido Popular ha tenido en cuenta muchas variables a la hora de mantenerse firme, de momento, en su designación. Barroso es un hombre joven y con cierto carisma entre sus vecinos. Los que lo conocen de cerca lo definen como “un trabajador nato”, y ha sabido mantenerse al margen de las polémicas suscitadas en torno al pacto de gobierno en su ayuntamiento, donde gobiernan los independientes del alcalde, Juan Polo, en coalición con el PP y el PA, aunque este último partido dejó el pacto hace un mes.

Con estos condicionantes, se considera que puede ser clave su cara en el cartel para que el PP pueda gobernar el Ayuntamiento cartayero, y pelear en igualdad con Alexis Landero, el candidato del PSOE. Este último, a pesar de estar en la oposición, barrió en las elecciones europeas en su pueblo, y el PP no quiere arriesgar poniendo en el cartel a alguien que, al menos, no pelee con él en igualdad de condiciones.

Con todo ello, el escrito de los militantes del PP cartayero se puede quedar en papel mojado, aunque los que lo firman no parece que se vayan a conformar con quedarse en la gestión provincial si su petición es rechazada. El problema puede caer en las manos de Juan Manuel Moreno Bonilla, y ahí la gestión podría ser distinta.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2014 - 23:30 h

Descubre nuestras apps

stats