eldiario.es

9

15.000 personas exigen a Fomento que acabe con el aislamiento ferroviario de Granada

Plantean al Ministerio que solucione la reconexión utilizando la llamada vía de Moreda que actualmente ya presta servicio y permitiría reconectar Granada con Madrid, Barcelona y Valencia

También, al igual que pasara en la primera manifestación en septiembre, protestan contra las obras del tramo de Loja del AVE y porque este no llegue soterrado a la capital

El alcalde de la ciudad que apoya la movilización, Francisco Cuenca (PSOE), gran ausente en la marcha para evitar que lo "utilicen para restar fuerza a una lucha necesaria"

Manifestación contra el aislamiento ferroviario de Granada

Manifestación contra el aislamiento ferroviario de Granada

Dicen los que se manifiestan que "Granada ya no se calla" y quizá razón no les falte después de la sexta movilización masiva en apenas medio año que ha protagonizado la ciudad por mejorar sus infraestructuras. Esta vez ha sido por la reconexión inmediata de Granada por tren con el resto de España. Unas vías, las del ferrocarril, que llevan casi dos años en punto muerto y con un panorama desalentador a tenor de lo que el propio Ministerio de Fomento anunció hace apenas dos semanas. Entonces, en una visita del ministro De la Serna a la capital granadina, informó que al menos habría que esperar otro año más para que algún tren llegase a la estación de Andaluces en el corazón de la ciudad.

Por esa razón, por los continuos retrasos y por diferentes soluciones que 'Granada en Marcha' y 'Marea Amarilla' defienden, Granada ha sacado a la calle a más de 15.000 personas, según fuentes policiales, para defender ante Fomento que la provincia necesita acabar con el aislamiento ferroviario que padece desde hace más de 600 días. Lo ha hecho en una manifestación que ha partido desde la propia estación de trenes a las 12 del mediodía y ha terminado en los aledaños de Puerta Real con la lectura de un manifiesto en favor de la reconexión por tren de Granada.

En el transcurso de la marcha han estado presentes todas las formaciones políticas a excepción del PP y del alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca (PSOE) que sí participó sin embargo en la primera sobre el mismo asunto que tuvo lugar en septiembre. En esta ocasión el primer edil se ha excusado vía redes sociales asegurando que su presencia habría sido contraproducente porque "no voy a permitir que usen al alcalde para restar fuerza a una lucha necesaria".

Moreda como vía de escape

Una vez que el ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, confirmó que el AVE que debe llegar a la capital granadina y por el que está parado el tránsito de cualquier otro convoy se retrasará otro año más y no estará hasta enero o febrero de 2018 en el mejor de los casos, las plataformas en defensa del ferrocarril piden una solución urgente. Para ellos la misma pasa por la vía de Moreda que actualmente presta servicio a la propia ciudad con un viaje diario a Almería y que es la misma que la provincia almeriense utiliza para su salida hacia Madrid.

Creen que mientras se finalizan las obras para la puesta en marcha del AVE, la solución de Moreda es la mejor para acabar con el aislamiento ferroviario que padece Granada desde el 7 de abril de 2015. Algo que sin embargo no recibe el visto bueno de Fomento ya que el propio ministro en su visita a Granada descartó esta posibilidad porque "exigiría un desembolso millonario y mientras se pone en marcha ya estaría funcionando el AVE". Unas declaraciones que contrastan en primer lugar con las del alcalde de la ciudad que ya entonces defendió la vía de Moreda como posibilidad y exigió "un papel para que nos aseguren que no se puede utilizar". En segundo lugar tampoco parecen corresponder con la realidad pues esta vía ya se utiliza actualmente tanto desde Granada como desde Almería.

Las plataformas ferroviarias asumen que si Moreda es viable, la provincia podría volver a tener salida hacia Madrid, Barcelona y Valencia mientras se terminan las obras para la llegada de la Alta Velocidad. Es más las propias asociaciones recuerdan que desde Granada hasta Valencia y Barcelona ya se utilizaba el camino de Moreda mediante un tren-hotel nocturno que unió estas capitales hasta hace dos años. Por ello no entienden que no se restablezca este servicio y a su vez permita dar salida hacia Madrid pues el aislamiento no suponen solo pérdidas a nivel turístico sino también a nivel económico porque no discurren trenes de mercancías ni la provincia puede albergar determinados eventos que requieren de un medio de transporte tan directo como el tren que llega al corazón de la ciudad.

"AVE sí pero no así"

El otro estandarte que ha enarbolado la manifestación ha sido el de la llegada del AVE a Granada. Pues si la exigencia de la reconexión ferroviaria es la principal en estos momentos después de las fechas dadas desde Fomento, la puesta en marcha del servicio de Alta Velocidad también provoca recelos entre los manifestantes. 'Marea Amarilla' y 'Granada en Marcha' llevan meses denunciando que las obras del tramo de Loja no son obras que permitan que un AVE circule por ellas. Al no ser una doble vía, invalida a su vez el paso de trenes de mercancías y obliga a la disminución de la velocidad de los convoyes a su paso por determinadas zonas de este trazado.

Estas dificultades no han sido solventadas desde Fomento que continúa con las obras para que estén listas este otoño pero que preocupan mucho a las plataformas. Las mismas sostienen que la infraestructura que se está levantando puede suponer un perjuicio a la provincia y a Andalucía oriental que dure "cien años porque el tramo de Loja no está bien planteado".

No obstante si Loja es un escollo para Fomento, también lo es el soterramiento del AVE a su entrada en la capital granadina. Aunque hay cierta división de opiniones entre las propias plataformas, la mayoría defiende que el AVE debe llegar a Granada bajo tierra para mejorar la seguridad y el acceso del propio tren a la ciudad. Un hecho que no descarta Fomento pero que de momento aplaza, tal y como reconoció De la Serna hace dos semanas. "Lo importante es que el AVE llegue y después ya podremos hablar de nuevas soluciones" explicó el ministro entonces. Algo que a juicio de los manifestantes resulta una "chapuza" porque dudan que una vez acabadas las obras se retomen esfuerzos para un posible soterramiento.

Así la movilización ha resultado ser coral en reclamaciones aunque clara en la prioritaria: que acabe el aislamiento ferroviario que padece Granada. La fuerza del movimiento en comparación con la primera manifestación de septiembre se ha duplicado cuando salieron entonces 7.000 personas a pedir lo mismo pero ahora la ciudad parece respirar otro aire. Las movilizaciones ya son parte habitual de la ciudad y hasta el propio Jesús Candel 'Spiriman', líder de las protestas por los "dos hospitales completos", ha anunciado que pretende "informarse sobre el asunto" y apoyar "si hace falta" a quienes se movilizan por la llegada del tren a la ciudad de la Alhambra.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha