La portada de mañana
Acceder
España encabeza el resurgimiento del coronavirus en Europa
El golpe del virus del Nilo en Sevilla
Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra: "No puedo compartir que la máxima representación institucional tenga carácter hereditario"

La nueva normalidad deja a Granada sin AVE a Barcelona un año después de su estreno

Pedro Sánchez durante el viaje inaugural del primer AVE a Granada en junio de 2019

Un año ha transcurrido desde aquel 26 de junio de 2019 en el que Granada se felicitaba porque, por fin, después de más de cuatro años de aislamiento ferroviario, provocado por las obras para la llegada del AVE, la Alta Velocidad por fin llegaba. El estreno del primer tren de este tipo que conectaba la ciudad de la Alhambra con Madrid supuso una buena noticia en materia de ferrocarriles en Granada, que se completó con el primer AVE directo hasta Barcelona. Sin embargo, en el aniversario de ese hito y con la llegada de la nueva normalidad, los granadinos ya no pueden viajar a la Ciudad Condal en AVE porque no hay.

A bordo del primer 'casiAVE' entre Granada y Madrid: "Es una pena que en un tramo vaya más lento que un coche"

A bordo del primer 'casiAVE' entre Granada y Madrid: "Es una pena que en un tramo vaya más lento que un coche"

El tren de alta velocidad entre Granada y Barcelona duerme el sueño de los justos desde el pasado mes de marzo cuando se interrumpieron los viajes ferroviarios por el estallido de la pandemia del Covid-19 que obligó a poner en marcha el estado de alarma. Desde entonces, Renfe solo ha mantenido un viaje de ida y vuelta con Madrid, dos con Sevilla y Almería y uno, solo de ida, con Algeciras, pero ni rastro de AVE porque la conexión con la capital de España se ha realizado con trenes de la serie 114. Por lo tanto, desde que empezó el confinamiento, la Alta Velocidad con Barcelona también se ha confinado.

Hoy por hoy, si cualquier persona quiere adquirir un billete de tren entre Granada y Barcelona no puede hacerlo. No existe fecha de regreso de esta conexión, que ya hace más de un lustro dejó de hacerse por tren convencional cuando utilizaba las líneas ferroviarias del Levante en un ferrocarril-hotel que viajaba por la noche. Renfe justifica esta supresión calificándola de "temporal" y en base a que se recuperará el servicio según se vaya apreciando mayor demanda, pero hay voces que discrepan con ese discurso.

Menos conexiones

Lo que ocurre con la ausencia del AVE entre Granada y Barcelona es la consecuencia de los recortes que Renfe está haciendo en la nueva normalidad para tratar de equilibrar sus cuentas golpeadas por la pandemia sanitaria. Como en todo el país, la compañía pública de ferrocarriles, dependiente del Ministerio de Movilidad, ha disminuido el número de viajes disponibles. En Granada, se ha pasado de tener tres conexiones en AVE hacia Madrid a tener solo una a primera hora de la mañana, mientras que los viajes a Sevilla y Almería se han visto reducidos a la mitad que había antes del estado de alarma.

Además, la supresión del AVE a Barcelona es fruto de otro efecto cascada. Granada utilizaba uno de los trayectos diarios de Málaga con la Ciudad Condal para unir su tren en Antequera (Málaga). Sin embargo, como Renfe ha eliminado esa conexión, Granada se ha visto afectada con la pérdida de la única con la que contaba para unir con Barcelona. Un hecho que no solo deja a los granadinos y a los turistas sin poder viajar entre ambas ciudades, sino que elimina las rutas intermedias que había con ciudades como Zaragoza o Tarragona.

"Es sangrante"

Carlos Peña, representante de la plataforma provincial Granada por el Tren, califica de "sangrante" que Renfe haya optado por eliminar el AVE con Barcelona sin fecha de regreso. Y para avalar su sensación, aporta un dato: "La web de Renfe no te da la posibilidad de viaje combinado a Barcelona (Granada-Madrid y Madrid-Barcelona) a un precio razonable, sino que el viajero tiene que mirar si le cuadran los horarios y comprar dos billetes sin posibilidad de considerarlo como un único trayecto". Una cuestión que para Carlos Peña invalida el argumento de la demanda a la que alude Renfe porque "se trata de captar y retener no de expulsar".

El portavoz de Granada por el Tren cree que lo que Renfe trata es de "maximizar sus beneficios a costa de las conexiones". Peña cree que lo que ocurre es que "antes, cuando se contaba con trenes convencionales, si hacía falta añadir más vagones a un tren se podía hacer, pero eso con un AVE no es posible". Por eso, "con el AVE lo que puedes hacer es poner un tren o dos, pero Renfe ha pensado que eliminando frecuencias le salen los costes". En ese sentido, Carlos Peña señala que "tampoco se han mantenido tarifas baratas y ahora solo se pueden adquirir billetes muy caros, lo que impide que haya más viajeros". Además, "¿cómo se va a medir la demanda si ni siquiera hay un tren disponible para viajar?", se pregunta.

De manera similar se expresa Miguel Torres, secretario general de la sección sindical ADIF Renfe de CCOO Granada. El sindicalista recuerda que "no puede haber demanda puesto que no hay ningún tren a la venta y los clientes optan por el autobús antes de hacer un trasbordo y enlazar con un tren de Málaga". Al mismo tiempo, alerta de que los recortes en Renfe están afectado al servicio en su conjunto porque están en ERTEs casi todo el personal del servicio a bordo, de limpieza y de tierra. No obstante, para Miguel Torres no tiene explicación que Renfe justifique que se recuperará el AVE a Barcelona según la demanda cuando "el nivel de ocupación del Barcelona estaba por encima de los 300 viajeros de un total de 360 plazas".

Por si fuera poco, el secretario general de la sección sindical ADIF Renfe de CCOO Granada recuerda que ya antes del estado de alarma se perdió una de las cuatro conexiones en AVE que había con Madrid. "Hubo un cambio de hora para introducir el cuarto AVE a Madrid a mediodía pero no llegó a ponerse en funcionamiento", explica Torres, que tiene claro que los motivos que se esconden tras estas pérdidas de servicio tienen que ver con "una cuenta de resultados desastrosa de Renfe durante el estado de alarma". "Sin embargo, si queremos relanzar la economía, tenemos que facilitar este tipo de movilidad", concluye.

Por su parte, fuentes oficiales de Renfe explican a eldiario.es Andalucia que "hay que ser cautos y esperar hasta ver cómo evoluciona la demanda. Para ello, hemos ampliado la venta de servicios comerciales hasta diciembre. Pero no es la única vía de monitorización. Renfe, al igual que el Ministerio, a través de herramientas de Big Data y telecomunicaciones, sabe cómo se va incrementando la movilidad y conforme a ello irá acompasando los servicios a la demanda real". Por lo que el futuro del AVE con Barcelona seguirá en el aire hasta que se adopte otra decisión y lo estará sin fecha de regreso ni horizonte claro.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2020 - 21:09 h

Descubre nuestras apps

stats