Queipo de Llano será exhumado después de Semana Santa y trasladado a la sacristía de La Macarena

La tumba de Gonzalo Queipo de Llano, militar fascista, en el interior de la basílica de la Macarena.

La hermandad de la Macarena prepara la exhumación de la tumba de Gonzalo Queipo de Llano para después de Semana Santa [entre el 5 y el 12 de abril]. La propietaria del templo sevillano donde está enterrado el general fascista y su esposa, Genoveva Martí, ha negociado con la familia del militar el traslado de sus restos a un columbario que se construirá en el interior de la sacristía, no expuesto al público, y que será inaugurado después de la Pascua, confirman a este periódico fuentes próximas a la negociación y de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

¿Quién era Queipo de Llano?

¿Quién era Queipo de Llano?

Técnicamente los restos de Queipo seguirán dentro de la Macarena, pero la ubicación del columbario -bajo el camarín de la Virgen de la Esperanza- podría sortear el artículo 32.4 de la Ley andaluza de Memoria Histórica, que hasta ahora incumplía la localización de la tumba. El nicho de Queipo y su esposa reposaría junto al de otros hermanos de la corporación en un espacio no expuesto al público, pero en el interior del templo. El citado artículo de la ley dice así: "Cuando los elementos contrarios a la Memoria Democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos". La fecha concreta para el traslado de los restos no está cerrada, pero será una vez concluyan las obras del columbario, en abril, y haya pasado la Semana Santa.

La consejera de Cultura del Gobierno andaluz y responsable en materia de Memoria Histórica, Patricia del Pozo, ha jugado un papel "decisivo" de mediación con la hermandad de la Macarena para alcanzar "una solución que cumpliera con la legalidad vigente y fuera satisfactoria para la corporación y los descendientes de Queipo". La consejera es hermana de la Macarena, su familia está muy vinculada a la cofradía y al barrio -su padre pertenece a la histórica peña flamenca Torres Macarena, próxima a la basílica- y ese vínculo le ha servido para mediar personalmente con el hermano mayor de la hermandad, José Antonio Fernández Cabrero. Del Pozo no ha llegado a tratar directamente con los familiares del militar, confirman fuentes de su departamento.

Reivindicación memorialista

La exhumación de Queipo de Llano de la Macarena ha sido una reivindicación constante del movimiento memorialista de Sevilla desde que se aprobó la Ley andaluza de Memoria Histórica, en 2017. El anterior Gobierno socialista de Susana Díaz evitó ordenar la exhumación durante los dos primeros años con la ley en vigor, escudándose en que la norma carecía de desarrollo reglamentario. La ex presidenta de la Junta, consciente del enorme poder social de la hermandad de la Macarena en Sevilla, buscó una vía paralela, que pasaba por la negociación entre los propietarios del templo y los herederos de Queipo. Con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno de España y la exhumación de Franco del Valle de los Caídos -en octubre de 2019- se agudizó la presión sobre la hermandad, que por entonces ya trabajaba en la construcción del columbario como la salida más idónea al conflicto.

Si la hoja de ruta se mantiene según lo previsto, la exhumación de la tumba de Queipo de Llano tendrá lugar bajo el mandato del primer Ejecutivo andaluz de centro derechas, después de casi 37 años de gobiernos socialistas. La Junta de PP y Ciudadanos está sustentada por el partido de extrema derecha Vox, con el que se han comprometido por escrito a derogar la Ley andaluza de Memoria para sustituirla por una nueva Ley de Concordia que suscite mayor consenso en el Parlamento. Este punto forma parte del acuerdo firmado por PP y Vox para asegurar la investidura del presidente Juan Manuel Moreno, pero está condicionado a que la nueva norma recabe más apoyos que la ley en vigor (aprobada por la Cámara autonómica sin ningún voto en contra: PP y Cs se abstuvieron).

Gonzalo Queipo de Llano (Tordesillas, 5 de febrero de 1875 – Sevilla, 9 de marzo de 1951) comandó las tropas golpistas del general Francisco Franco en Andalucía en 1936 y fue responsable de la victoria sublevada en el suroeste peninsular, donde apenas encontró resistencia. También fue responsable de la matanza de miles de civiles, en torno a 14.000 personas sólo en Sevilla. Tanto el Ejecutivo andaluz de Susana Díaz como el Ayuntamiento de Sevilla, liderado por el socialista Juan Espadas, suscribieron en su día sendas declaraciones calificando a Queipo de “criminal de guerra”.

Los archivos radiofónicos de Unión Radio Sevilla -hoy la Cadena Ser- conservan algunos discursos del militar poco después del golpe de Estado, en el 36, animando a sus tropas a destruir “a los rojos” y, “de paso”, a violar a sus mujeres: “Se les perseguirá como a fieras, hasta hacerlos desaparecer a todos. Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y de paso también a sus mujeres. Esto está totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”, recogen las grabaciones de entonces.

La hermandad de la Macarena, una de las corporaciones que procesionan en la Madrugada de la Semana Santa sevillana, ha venido dando pasos para alejarse de la controversia en torno a la tumba del general fascista. En 2009 eliminó todas las referencias militares y políticas a Queipo -la Virgen solía vestir su fajín militar- y la permanencia de su tumba se explicaba en calidad de "hermano mayor honorario" que contribuyó decisivamente a la construcción del templo. La Macarena tiene más de 13.600 hermanos, es una de los poderes fácticos de Sevilla, pero la tumba del militar fascista en su templo también era motivo de controversia dentro de la propia hermandad. Muchos de los hermanos provienen de familias represaliadas por Franco, y tienen parientes a los que Queipo ordenó fusilar.

El mes pasado, el Ayuntamiento de Sevilla recogió la propuesta de la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas 'Andalucía Republicana' para elaborar un catálogo de elementos contrarios a la memoria histórica existentes en la capital hispalense, en virtud del artículo 15 de la Ley de Memoria estatal, entre los que se incluye la tumba del general franquista Gonzalo Queipo de Llano en la basílica de La Macarena de Sevilla.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2020 - 21:27 h

Descubre nuestras apps

stats