La pandemia fulmina el gran compromiso electoral de PP y Cs en Andalucía: "No es el momento de bajar impuestos"

El vicepresidente de la Junta y líder de Cs, Juan Marín, enseña la copia del Presupuesto de 2019, junto a Juan Bravo y Elías Bendodo.

No habrá bajada masiva de impuestos, ese famoso BMI que popularizó durante la campaña electoral el candidato del PP y hoy presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno. Difícilmente habrá nuevas rebajas fiscales en los próximos Presupuestos autonómicos que deben negociar PP y Ciudadanos, y luego pactar con su aliado de legislatura: Vox. La pandemia de coronavirus ha fulminado el gran compromiso electoral de los hoy socios del Gobierno andaluz, ante el previsible desplome del PIB regional, el estancamiento del turismo y el derrumbe de la economía.

El vicepresidente de la Junta y líder regional de Cs, Juan Marín, pide esperar a ver "cómo se comporta la recaudación" de ingresos este año, pero ya aventura que tendrán que "recomponer" los objetivos de legislatura, revisar el acuerdo de gobierno con 90 puntos que firmaron al inicio del mandato, y descartar de antemano la prometida rebaja fiscal. En el calendario legislativo de la Junta estaba prevista una disminución progresiva de los tramos autonómicos del IRPF, entre otras figuras impositivas. La Consejería de Hacienda aún no lo ha descartado oficialmente, pero el relato de la pandemia apunta a que los objetivos y las prioridades son otras. "No es momento para hablar de una bajada de impuestos en Andalucía", ha confirmado Marín en una entrevista con Europa Press.

La renuncia a la prometida rebaja fiscal del Ejecutivo de PP y Ciudadanos en Andalucía contrasta con el discurso que abandera el presidenta nacional de los populares, Pablo Casado, que sigue exigiendo al Gobierno de Pedro Sánchez una bajada de impuestos generalizada para reactivar la economía tras el colapso de la pandemia. Casado, de hecho, no se ha sumado al acuerdo de reconstrucción en materia económica consensuado con otras fuerzas del Congreso, y mantiene que es "necesaria" la rebaja fiscal para ayudar a las empresas a crear empleo.

El vicepresidente andaluz ha explicado que si bien la Junta ha acometido bastantes rebajas fiscales desde que están al frente el PP-A y Cs, a partir de este momento, "es una situación que no debemos de plantear". "Este no es momento para hablar de una bajada de impuestos en Andalucía, se podrán hacer algunos ajustes, pero no es el momento", ha insistido Marín antes de apuntar que "habrá que ver cómo cae la recaudación este año" y ver cómo confeccionan el Presupuesto andaluz para el 2021 porque "todavía no conocemos el objetivo de déficit ni el techo de gasto".

El dirigente naranja ha criticado que el Gobierno central y el vasco hayan negociado un déficit del 2,6 por ciento para Euskadi y ha vuelto a reclamar esa cifra para las cuentas andaluzas: "Yo no creo que seamos diferentes, Pedro Sánchez sí lo cree". Además, señala que con ese déficit "en esta legislatura estaría asegurada la cobertura que van a necesitar tantísimos andaluces".

Marín ha concretado que de los compromisos que plasmaron el PP-A y Cs en un documento con hasta 90 medidas ya están el marcha "un porcentaje muy elevado, más del 80 por ciento ya se han ejecutado o se está ejecutando y eso tienen su recorrido". No obstante, ha incidido en que "a día de hoy es cierto que tenemos una situación distinta" a la que había en diciembre del 2018, cuando sendas fuerzas alcanzaron un acuerdo de Gobierno para coger las riendas del Ejecutivo autonómico tras más de 37 años de gobiernos socialistas en Andalucía.

Ha manifestado que aún no han cerrado aplazar ninguna medida, toda vez que van a intentar impulsar los proyectos pendientes a través de la colaboración público-privada, "y creemos que van a salir porque Andalucía es en este momento un destino seguro también para los inversores, no solamente para los turistas". Entre otros, se ha referido a las ciudades de la Justicia de Sevilla o de Jaén, "proyectos que hacia delante y que vamos a intentar que en esta legislatura se inicien las obras o, si es posible, la culminación de alguno de ellos".

"Pero más allá de eso, confieso que lo que más me preocupa es la situación social", ha agregado el vicepresidente andaluz, que llama a hacer un esfuerzo entre todos porque la tasa de desempleo "va a provocar que muchísima gente tenga que reconvertirse, por lo que habrá que llevar a cabo un refuerzo de las políticas de formación y de las ayudas, y también tendremos que ser capaces de atender a las personas desde el ámbito sociosanitario".

Por eso, dada la urgencia del Covid, Juan Marín cree que tendrán que "recomponer" una parte importante de los objetivos de la legislatura, "porque la emergencia es de tal envergadura que así lo exige y los andaluces entenderán que si en vez 90 medidas como habíamos planteado, cumplimos 85, porque lo importante era salvar vidas, que es lo que estamos haciendo todavía y lo que estaremos ocupados bastante tiempo".

Aventurando que en 2021 y 2022 "habrá muchos coletazos del Covid, no solamente en materia sanitaria sino por cierres de empresas, concursos de acreedores o despidos, la Junta tendrá que hacer en esos años un esfuerzo que hará que tengamos que dejar de lado algún proyecto, es razonable".

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2020 - 21:32 h

Descubre nuestras apps

stats