La portada de mañana
Acceder
Las 14 universidades privadas que incumplen los requisitos para seguir siéndolo
Borrell: "Los populistas de derechas europeos pierden una referencia con Trump"
Opinión - Iglesias se marca un triple, por Esther Palomera

Los periodistas de Canal Sur, en la diana de Vox

Algunos de los presentadores de informativos de Canal Sur Televisión.

No hay un solo mitin de Santiago Abascal en el que haya olvidado incluir a los periodistas y a los medios de comunicación en la lista de "enemigos de Vox", junto a "progres, comunistas y filoetarras". El partido de extrema derecha siempre se ha quejado de la prensa, antes porque "ignoraba a Vox", ahora por la "sobreexposición" crítica a la que se cree sometido por parte de algunos medios.

Una de las principales quejas que esgrime el partido de extrema derecha en Andalucía es que los periodistas califiquen a Vox como formación de extrema derecha, aunque muchos de sus postulados y planteamientos son homologables a los que defienden otros partidos en otros países, donde también son ubicados a la derecha de las fuerzas conservadoras tradicionales. En esta crítica generalizada a los medios, Vox dedica un capítulo específico a la Radio Televisión pública de Andalucía (RTVA), un medio que está blindado por el Estatuto de Autonomía, pero que el partido de Abascal aspira a eliminar (también el Estado de las Autonomías).

En los últimos días, Vox ha pasado de apuntar hacia Canal Sur para hacerlo directamente hacia sus periodistas, tanto los de la casa como los que colaboran periódicamente como tertulianos. Ya dejó claro que iría por ahí hace justo un par de meses, cuando su vicesecretario de organización en Sevilla, Javier Cortés, era entrevistado en el programa de televisión 'Buenos días, Andalucía' por su presentadora Silvia Sanz, a la que nada más darle la palabra aprovechó para atacarla aludiendo a que en la cadena pública llaman a su partido "extrema derecha", "homófobo", "machista"...

"No tenemos que soportar los insultos de personajes como éste. La plantilla de la RTVA lleva más de 30 años demostrando su profesionalidad, independencia y compromiso con el derecho a la información. Ni compartimos ni vamos a soportar injerencias que desvirtúen nuestro trabajo o cuestionen nuestra profesionalidad; vengan de la ultraderecha, de la dirección de turno o de cualquier otro poder económico o partidista", apuntan desde la sección sindical de CCOO, que esperaba "una respuesta clara y contundente" por parte de los responsables de Canal Sur y del Parlamento de Andalucía que no llegó.

Este martes ha sido el portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, Alejandro Hernández, el entrevistado en el mismo programa y por la misma periodista, previo paso por 'La mañana de Andalucía', dirigido en Canal Sur Radio por Jesús Vigorra, quien ya enfadó a los de Santiago Abascal hace unos meses cuando les dio una lección de historia que se hizo viral. El pasado noviembre, en su programa radiofónico, otro dirigente de la quinta -y última- fuerza del Parlamento de Andalucía volvía a ser protagonista en los matinales de la cadena pública a la que precisamente acusa de falta de pluralismo.

En plena rueda de prensa

Durante las entrevistas de este martes en 'Buenos días, Andalucía', Alejandro Hernández no ha sacado el tema, y ha estado más ocupado en lidiar con las preguntas sobre sus contradicciones en la propuesta de la posibilidad de veto de los padres a los contenidos en la escuela, pero el día anterior no dudó en arremeter contra los comunicadores de Canal Sur durante la rueda de prensa que ofrecía en el Parlamento de Andalucía sobre este mismo tema.

En concreto criticó que en la RTVA se hablara de lo que su partido denomina "pin parental" como exigencia de la ultraderecha. "Hasta aquí hemos llegado. No estamos dispuestos a consentir este tratamiento y descalificaciones que no dejan de suponer ofensa a los más de 800.000 andaluces que nos han votado", empezó el parlamentario, a lo que Lourdes Lucio, periodista de El País, le preguntó que eso qué significaba. Alejandro Hernández le replicó que "si la Junta de Andalucía quiere afrontar actuaciones en relación con Canal Sur, la primera tiene que ser evitar este tipo de actuaciones sectarias y tendenciosas por parte de los redactores de los informativos".

"Medidas concretas" sin especificar

"En un medio de comunicación público la objetividad y el pluralismo tienen que ser objetivo indubitado", insistió a preguntas del periodista de TVE Roberto Lakidain, quien se sintió "aludido" como trabajador de una cadena pública, y también le preguntó si estaba pensando en "medidas concretas" cuando lanzaba esos mensajes, a lo que el diputado contestó: "Ya lo irán viendo".

Como, una vez más, insistía en el descontento de su formación con el calificativo de "ultra derecha" y "extrema derecha" con el que se presenta a Vox, la informadora de elConfidencial.com Isabel Morillo le inquirió si realmente lo que les molesta es que "se les ubique ideológicamente en la extrema derecha, cuando ustedes mismos han dicho que están a la derecha del PP". El político aprovechó para expresar que ese calificativo les "resta legitimidad democrática" y los "saca" del marco constitucional y por eso no es gratuito. "Tómese la molestia de ver Canal Sur a ver cuántas veces escucha extrema izquierda cuando hablan de Adelante Andalucía", la invitó.

El Consejo de Redacción de Canal Sur aún no se ha pronunciado, pero sí hay periodistas que han expresado su malestar por la "presión diaria" que reciben del partido que sostiene al Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos. "Nos sentimos amedrentados. Estar permanentemente en la diana condiciona a la hora de trabajar: hay compañeros que tienen blindado su puesto de trabajo y pueden ejercer con más libertad, sin tanto miedo, pero hay otros cuyos puestos son más coyunturales, y es normal que sientan cierto temor al tratar asuntos de Vox, porque es un partido que amedrenta constantemente en las redes sociales", explica un redactor de la radio pública.

En los últimos días ha reforzado su frente crítico con los periodistas de Canal Sur -igual que ya lo ha hecho con los de otros medios de comunicación a los que incluso ha vetado en sus actos- a raíz de que su secretario de prensa y comunicación, Rubén Pulido, publicara un hilo en Twitter, exigiendo "pluralidad" y que se deje de "poner etiquetas" a la formación.

"Perrillos" que sirven de altavoz

Rápidamente Alejandro Hernández y otros cargos de Vox, así como sus simpatizantes se han hecho eco de esta reflexión y han multiplicado sus ataques a la prensa. "Estamos cansados de sufrir continuas descalificaciones desde Canal Sur por parte de los mismos periodistas que sin embargo acuden como perrillos para servir de altavoz de quien fuera dueño del pesebre", sostiene el diputado.

"Las continuadas descalificaciones tienen un límite y la reacción crítica a las mismas es completamente legítima. Es intolerable que se siga etiquetando a una formación política con ánimo injurioso desde una televisión pública. Una cosa es el periodismo y otra el activismo informativo", insiste Rubén Pulido.

Son sobre todo los tertulianos, por cuanto que acuden a programas de debate a expresar opiniones, los que cuestiona Vox, que da a entender que se mantiene la misma nómina de colaboradores en los programas de Canal Sur que antes del nuevo Gobierno, cuando desde que cambió el Gobierno de Andalucía y la estructura de la RTVA, con Juan de Dios Mellado como director general, se han renovado en gran medida los comentaristas de Canal Sur. De hecho, el elenco de tertulianos se ha ampliado considerablemente, dando entrada a periodistas de más medios y con una rotación mayor que la que existía antes.

¿Se ha invertido la falta de pluralismo?

En este contexto, el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) -órgano de control externo que tampoco quiere Vox- ha admitido a trámite precisamente una queja ciudadana por "parcialidad y falta de pluralismo" en el programa 'Hoy en día' de la misma televisión. Pero no porque no tenga presencia la derecha, sino por todo lo contrario: la ausencia del resto.

Durante una entrega el pasado mes de diciembre, con motivo de la polémica por la supuesta "intervención" de las cuentas de la Junta de Andalucía por parte de la Administración General del Estado que denunció la derecha, la denuncia asegura que se abordó este tema sin dar voz a ninguna otra formación y sin ningún tertuliano que no defendiera esta tesis. "Esta institución ya ha iniciado los trámites y estudios que están previstos en los procedimientos", ha contestado el CCA al interesado en un escrito consultado por eldiario.es/andalucia, tras votarlo en su último pleno, por lo que habrá que esperar a sus conclusiones.

También ha sido admitida a trámite la queja que interpuso el PSOE por "la manipulación" que, en su opinión, protagonizó la RTVA en el tratamiento de la información sobre el nombramiento de la hermana del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, como directora del Conservatorio Superior de Danza 'Ángel Pericet' de Málaga. El diputado del PSOE Francisco Conejo habla de "silencio informativo" en la cadena pública sobre un asunto que entiende que ha tenido "relevancia" y se ha reflejado "en otros medios de comunicación".

La realidad es que Vox quiere cerrar Canal Sur pero sí tiene es voz en su programación, y voz y voto en el consejo de administración de la RTVA, a través de un miembro propuesto por su grupo parlamentario, Carlos Morillas, y que por cierto es de los pocos que es periodista, porque la mayoría de las formaciones propusieron políticos en lugar de profesionales del sector.

Las críticas por "falta de pluralidad e independencia" contra el ente público andaluz vienen de largo. Cuando gobernaba el PSOE la Junta andaluza, era principalmente el PP quien fiscalizaba los programas y a los periodistas de Canal Sur. Esas críticas a la cadena pública fueron matizadas con el tiempo, cuando el ex líder popular, Javier Arenas, empezó a distinguir entre "los periodistas de Canal Sur y quienes dirigen la RTVA". Salvaba así a la plantilla de trabajadores que cubría diariamente en la calle las noticias.

Ahora las críticas se han invertido, es el PSOE quien cuestiona la independencia de Canal Sur y, en ocasiones, no hace distinción entre periodistas y directivos. El pasado 9 de enero, el ex diputado socialista Antonio Pradas, actual miembro del Consejo de Administración de la RTVA y persona próxima a Susana Díaz, escribió un tuit atacando al periodista Vigorra: "Bochornoso escuchar cada mañana el panfleto anti socialista y anti @sanchezcastejon del Sr. @jesusvigorra en un programa de @CanalSurRadio pagado por todos los andaluces. Hoy un ejemplo más". Pradas fue propuesto por el PSOE andaluz para entrar en el Consejo de la RTVA, después de que la dirección federal del partido lo sacara de las listas electorales al Congreso y al Senado. Su designación fue muy discutida porque carece de experiencia en medios de comunicación y de gestión audiovisual.

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2020 - 21:56 h

Descubre nuestras apps

stats