Teresa Rodríguez pide rehacer las listas electorales de Unidas Podemos en Andalucía bajo la marca Adelante

Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía.

Podemos Andalucía quiere que la marca de su confluencia con IU -Adelante Andalucía- sea la marca de Unidas Podemos en esta comunidad en las elecciones del 10 de noviembre, y eso pasa, irremisiblemente, por modificar las listas de candidatos andaluces que se presentaron en los comicios del 28 de abril -designados desde Madrid- y presentar nuevos nombres, consensuados en Andalucía. Así consta en el comunicado que acaba de hacer público la dirección de Teresa Rodríguez, horas antes de reunirse con los líderes de IU para discutir cómo concurren a las urnas el 10-N.

"Los y las candidatas de Adelante Andalucía deben elegirse en las provincias, de abajo a arriba, sin imposiciones y garantizando pluralidad para así fomentar la unidad y la cooperación frente a las dinámicas competitivas", reza el punto tres del comunicado. Esta propuesta reabre una línea de confrontación con la dirección estatal de Pablo Iglesias. Los nueve diputados andaluces que entraron en el Congreso tras el 28A -siete de Podemos y dos de IU (incluido Alberto Garzón, por Málaga)- son pablistas, críticos con Rodríguez y con su proyecto de ganar más autonomía política y orgánica en Andalucía.

También se opusieron a la creación de la confluencia Adelante y pelearon en primarias para frenarla, aunque perdieron y finalmente respaldaron e hicieron campaña con Rodríguez en las andaluzas. La confección de las listas de las últimas generales se hizo por primarias en un proceso exprés impulsado por Madrid que coincidió con la campaña de las elecciones andaluzas, de ahí que nadie del entorno de Teresa Rodríguez se postulara en ese proceso interno. Ahora, la gaditana quiere tener más voz para las listas del 10-N, además de concurrir con la marca Adelante Andalucía y tener autonomía dentro del grupo parlamentario en la Cámara Baja, como tienen otras confluencias de Unidas Podemos. "Queremos que Andalucía tenga un grupo parlamentario propio (algo que no ocurre desde 1979) y de unidad en el Congreso. Por ello proponemos que Adelante Andalucía se configure como una confluencia en Madrid dentro de un grupo confederal al igual que ya hacen otros territorios del Estado", reza el comunicado.

La formación de un grupo parlamentario propio en el Congreso no está al alcance de una marca confluyente dentro de Unidas Podemos, como ya aclararon los letrados de la Cámara en 2016. Sí lo está, en cambio, en el terreno orgánico, si la dirección federal acepta integrar a Adelante como un sujeto político propio dentro de un grupo confederal. El problema es que este debate tiene un tope, no sólo en Madrid, sino en la propia Andalucía, ya que el otro cofundador de la marca, IU, se ha opuesto abiertamente a forzar la creación de un grupo que confronte con Unidas Podemos. El coordinador regional de IU, Toni Valero, ha verbalizado este martes una solución intermedia, que pasaría por reclamar una papeleta común en la que aparezca Unidas Podemos-Adelante Andalucía, pero sin derecho a un grupo propio.

Esta discrepancia debe resolverse esta tarde en la reunión prevista entre ambas direcciones -más los dos grupos andalucistas que integran la confluencia (Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista- en un encuentro convocado con mucho secretísimo en la sede de la coalición de izquierdas, en Sevilla.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2019 - 15:17 h

Descubre nuestras apps

stats