eldiario.es

9

ARAGÓN

La burbuja del alquiler comienza a desinflarse: los propietarios bajan los precios

Más del 6 % de los dueños de pisos reducen las rentas mensuales hasta un 18 % ante la imposibilidad de colocarlos

Los arriendos se moderan en Zaragoza y Teruel mientras la expectativa del envío de soldados al cuartel Sancho Ramírez tira al alza en Huesca

La burbuja del alquiler comienza a moderarse en Aragón tras varios años de hinchado.

La burbuja del alquiler comienza a moderarse en Aragón tras varios años de hinchado. José María Mateos - Flickr

El alquiler de viviendas está subiendo tanto como dicen en Aragón? ¿O se trata de una nueva burbuja en la que los precios de hinchan gracias a la rumorología? Comienza a haber indicios de que la tendencia inflacionista se va desinflando y los propietarios comienzan a bajar las rentas ante la imposibilidad de arrendas las casas que ofrecen.

En la web de Idealista, el principal portal inmobiliario del país, se puede comprobar cómo más del 6 % de los propietarios (53 de 843) han aplicado a sus ofertas rebajas de entre el 5 % y el 18 %.

En la actualidad, se ofrecen pisos de alquiler por más de 500 euros mensuales; especialmente en Zaragoza y tanto en el centro como en la práctica totalidad de los barrios, con casos llamativos como 1.200 euros mensuales por una vivienda de 60 metros cuadrados con vistas al Ebro en Jesús o 700 por una de 73 metros cuadrado en La Magdalena.

Moderación en Zaragoza, desplome en Teruel y subida en Huesca

La reducción de precios, tras varios años de subida constante como consecuencia de las dificultades de acceso al crédito hipotecario, también comienza a darse en Teruel y en Huesca. Los datos que maneja la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Aragón apuntan en esa misma dirección.

La media de las fianzas registradas en Zaragoza ciudad, que con un 61,3 % aglutina casi dos tercios del mercado del alquiler de la comunidad, comienza a retraerse con una subida de solo el 1,07 % en las primeras semanas del año, después de dos ejercicios con aumentos del 3,99 % y el 5,2 %.

Los precios caen más de un 8 % en Teruel capital, donde la renta media declarada ha descendido a 356 euros tras acercarse a los 400, mientras en Huesca la expectativa de negocio generada por el anuncio de traslado de 700 militares a la ciudad ha conllevado una inflación del 8,4 % con la que el promedio se ha disparado hasta los 433; inferior, en cualquier caso, a los 458 de Zaragoza.

Las provincias siguen el patrón de las capitales

Cada una de las tres provincias muestra tendencias similares a las de sus capitales, con moderaciones de los precios en el conjunto del resto de los municipios tanto en Zaragoza como en Teruel, con los arriendos medio en 371 y 283, respectivamente, mientras en Huesca la subida en la zona rural y las áreas vacacionales del Pirineo superan el 5,5 % para llegar a 390 euros.

La tendencia alcista de las rentas de alquiler y el encarecimiento de los precios de venta y las hipotecas se está convirtiendo en una traba para el acceso a la vivienda en una comunidad como Aragón, que se encuentra en la cola en cuando a parque público con apenas 400 pisos de propiedad de la comunidad. Otras de tamaño similar como Asturias, rondan los 14.000, lo que actúa como un evidente freno para la inflación.

El empecinamiento del Gobierno central en recurrir las medidas que impulsa el Gobierno de Aragón para enfrentar las situaciones de emergencia habitacional, que ha llevado dos veces al Constitucional, ha impedido a la comunidad incluir en la bolsa de vivienda social los más de 4.000 pisos vacíos que la banca posee sin vender ni alquilar.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha